• ¡Bienvenidos a los Foros de Uruguay Militaria!
  • Por favor registrese para comentar y participar.
  • .
¡Hola, Invitado! Iniciar sesión Regístrate


Calificación:
  • 2 voto(s) - 4 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Venezuela
#31





Big Grin Big Grin Big Grin
 
"Mas vale ser aguila un minuto que sapo la vida entera".
 
Reply
#32
Rumbo a la guerra civil.....

Una turba de chavistas asalta el Parlamento y hiere al menos a doce personas
Con tubos y cohetes de pirotecnia causaron heridas a cinco diputados y siete trabajadores

[Imagen: diputado-sangre-U201294503364I3--620x349@abc.jpg]
Los diputados Luis Stefanelli (i) y José Regnault (d), en un pasillo de la Asamblea Nacional tras el asalto de los colectivos chavistas, este miércoles en Caracas -

EFE
Ludmila Vinogradoff - ludmilavino Corresponsal En Caracas05/07/2017 18:08h - Actualizado: 05/07/2017

Varias decenas de matones afines al chavismo irrumpieron este miércoles en la Asamblea Nacional venezolana, de mayoría opositora, y hirieron al menos a doce personas, entre diputados y empleados del Parlamento. Los asaltantes llevaban armas de fuego y objetos contundentes como tubos, palos y porras, según testimonios de los parlamentarios. Lanzaron varios disparos al aire y un ataque salvaje en el que hicieron uso de objetos contundentes y cohetes de pirotecnia. Por fortuna no hubo víctimas mortales.
Poco antes se había presentado en la Asamblea de forma inesperada el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, quien dijo que su intención era conmemorar el Día de la Independencia que se celebró este miércoles en el país. Durante este acto, el Parlamento fue guardado por fuerzas militares. Pero el caos llegó poco después, cuando Ejército y las autoridades se retiraron. Entonces irrumpieron en el hemiciclo varias decenas de integrantes de los llamados colectivos (fuerzas próximas al chavismo), que se abrieron paso con petardos, cohetes, barras, patadas y puñetazos. Vestidos de rojo y varios de ellos enmascarados, la mayoría de los atacantes formaban parte del piquete de chavistas que casi todos los días hacen guardia frente al Parlamento para increpar a los diputados de la oposición.

Mientras se desarrollaba el ataque, en otra zona de Caracas, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, presidía sonriente el desfile cívico militar para conmemorar el 206 aniversario de la independencia del país. La del miércolesr fue la primera vez en dos siglos que la celebración del día de la patria terminó teñida de sangre tras el brutal ataque de unos matones afines al Gobierno lanzado contra la Asamblea Nacional, donde reside la soberanía popular.
Los diputados se habían visto antes sorprendidos por la llegada de El Aissami y sus acompañantes, entre ellos el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y un grupo de simpatizantes vestidos de rojo que rindieron homenaje al cofre donde reposa el acta de la independencia. Hasta ahí no hubo problemas. Parlamentarios opositores como José Manuel Olivares y Stalyn González manifestaron estar sorprendidos por la aparición inesperada del Ejecutivo, que el año pasado no quiso participar en la celebración del día de la patria en la Asamblea.

[Imagen: asamblea-ataque-U201294503364I3--510x286@abc.jpg]
Ataque con pirotecnia y gases lacrimógenos a la sede del Legislativo- AFP

Sin embargo, nada más marcharse el vicepresidente y sus acompañantes comenzaron las refriegas en el hemiciclo. Los «colectivos» irrumpieron con violencia y empezaron a lanzar gases lacrimógenos, petardos y cohetes de pirotecnia. A continuación dispararon a mansalva, amenazaron con cortar la luz y el teléfono, y no permitieron la salida de nadie. El diputado opositor José Manuel Olivares informó en las redes sociales de la entrada de «grupos paramilitares» en el Parlamento, en un mensaje que publicó junto a dos fotos en las que podía verse al diputado Armando Armas con sangre en la cabeza y la camisa. La Asamblea denunció en Twitter el «secuestro» de los diputados y de los empleados de la sede del Legislativo y acusó a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de permanecer impasible ante la situación. Finalmente, los asaltantes fueron expulsados del hemiciclo por la seguridad del Legislativo.

Al menos cinco diputados y siete trabajadores resultaron heridos. Julio Borges, presidente del Parlamento, mencionó en Twitter a los diputados heridos: Armando Armas, Américo De Grazia, Nora Bracho, Luis Carlos Padilla y Leonardo Regnault. También recibieron golpes varios periodistas que cubrían la interrumpida sesión parlamentaria.
Al finalizar el desfile militar, Maduro se apresuró a condenar lo que denominó «hechos, extraños». «Condeno estos hechos y he ordenado su investigación y que se haga justicia», declaró el sucesor de Hugo Chávez.

Sitio del Parlamento
Precisamente este miércoles, el Parlamento aprobó la convocatoria del plebiscito del próximo on la intención de mantener su intimidación 16 de julio para consultar a los ciudadanos sobre su rechazo o apoyo a la Constituyente que impulsa Maduro. El opositor Freddy Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, informó a los periodistas de que «con el quórum reglamentario» se aprobó el acuerdo que convoca «al pueblo para que decida el destino de este país». Tras el ataque, varias decenas de chavistas siguieron sitiando el Parlamento, ccontra un Legislativo controlado por la oposición.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
#33
Compran en Brasil 77.860 Bombas lacrimógenas a la empresa CONDOR (23 Toneladas) a través de VEXIMCA (24/04/2017) Gral. Yoffreda


[Imagen: vzalma10.jpg]
Foto: M. Quintero.


[Imagen: veximc10.jpg]


[Imagen: veximc11.jpg]

 https://twitter.com/nelsonbocaranda/status/875427848927838209

Avianca Brasil se negó a enviar un cargamento de bombas lacrimógenas a Venezuela
El jueves se difundió la compra realizada por el gobierno de Nicolás Maduro a la empresa brasileña Cóndor y la aerolínea fue consultada sobre si iba participar en esta maniobra. La respuesta fue contundente

16/07/2017

A través de su cuenta de Twitter, y debido al cuestionamiento de un usuario, Avianca Brasil informó que el embarque de un cargamento de bombas lacrimógenas "no fue y no será realizado por la aerolínea".

[Imagen: image-12.jpg]

Se trata del  envío de las 77.860 bombas lacrimógenas compradas por el Gobierno de Nicolás Maduro a la empresa brasileña Cóndor, una operación que fue conocida el jueves gracias a un documento difundido por la Asamblea Nacional.

El diputado Jorge Millán fue quien denunció que el gobierno está importando un cargamento de gases lacrimógenos desde Brasil.

"Vzla pasando hambre, niños y ancianos padeciendo por falta de medicinas, y el Gob gastando en más represión. — Jorge Millán @jorgemillant  June 15, 2017"

El parlamentario publicó una foto del documento en sus redes sociales, en este se especifica que los productos adquiridos serán usados solo por la Fuerza Armada Nacional. Según el texto el gobierno estaría importando 40.000 bombas lacrimógenas simples y 37.870 gases de una carga triple.

Los productos son adquiridos a través de una compañía brasilera llamada Cóndor S/A Industria Química- Brasil.

www.infobae.com/america/venezuela/2017/06/16/avianca-brasil-se-nego-a-enviar-un-cargamento-de-bombas-lacrimogenas-a-venezuela/

Big Grin Big Grin Big Grin
 
"Mas vale ser aguila un minuto que sapo la vida entera".
 
Reply
#34
El futuro se ve muy Feo en Venezuela.
Y no se ve una solución temprana pase lo que pase.
 
Reply
#35
¿Por qué los militares venezolanos no le dan la espalda a la dictadura?
Por Gonzalo Himiob Santomé
 7 de julio de 2017

https://www.nytimes.com/es/2017/07/07/po...b-share-es

[Imagen: 07himiob-ES-master1050.jpg]
 
El presidente venezolano Nicolás Maduro a su arribo a un desfile militar, flanqueado por su esposa, Cilia Flores, y por el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, el 24 de junio de 2017 Credit Reuters

CARACAS – En los 95 días de protestas en Venezuela, que han dejado 75 muertos, destacan el ensañamiento y la violenta alevosía de la policía y de la Guardia Nacional Bolivariana contra los manifestantes. Lo prueban no solo el elevadísimo número de arrestos por protestas y actos represivos entre abril y julio de 2017, sino también de heridos –un promedio de 300 cada día– y los asesinados por balas, bombas lacrimógenas o de perdigones disparados a quemarropa, que ya supera las 65 personas.

Pero lo que más llama la atención ha sido el silencio militar ante lo que está ocurriendo. El ejemplo más reciente es el feroz ataque perpetrado por una gavilla de paramilitares contra la Asamblea Nacional ante la mirada indiferente pero cómplice de la GNB. Esto es algo muy grave, pero, sobre todo, sorprendente, porque en 2002 por mucho menos que eso, el Alto Mando Militar le exigió al presidente Hugo Chávez la renuncia a su cargo. Hace poco, Vladimir Padrino, mayor general del Ejército y ministro de la Defensa, reconoció las graves violaciones a los derechos humanos por parte de la GNB y exhortó al cese de las “atrocidades”, pero estas han continuado ocurriendo como si nada.


La explicación más común sobre la apatía castrense es que los militares venezolanos están “comprados”. Sus miembros, en efecto, no padecen las penurias comunes a los ciudadanos porque el gobierno chavista se ha ocupado de mimarlos con toda clase de prebendas —bienes, recursos, carros, viviendas y dinero— que en la cada vez más deprimida economía venezolana solo están al alcance de una casta de privilegiados. El Ministerio de la Defensa venezolano goza de un presupuesto nueve veces mayor que el Ministerio de Alimentación y está también muy por encima del Ministerio de Salud.

Los militares de mayor jerarquía (recordemos que Venezuela cuenta con más de 2000 generales, casi todos ellos ascendidos durante la “revolución”), por más que se esfuercen, no pueden ocultar riquezas, viajes y lujos que no podrían ser pagados con sus ingresos regulares. Pero la realidad es distinta para la oficialidad media y la tropa, no tan cercana a los núcleos del poder en los que el enriquecimiento ilícito es fácil y las coimas y comisiones están a la orden del día.

¿Pueden esos generales más que sus miles de subordinados? Aunque el gobierno trate de evitarlo, los oficiales subalternos y la tropa, y especialmente sus allegados y familiares, están en general sometidos a las mismas carencias que el resto de la población. Esto debería ser suficiente para llevarles a asumir una postura crítica mucho más cercana a la de quienes se oponen al presidente Nicolás Maduro que a la de quienes lo apoyan, pero hasta ahora, salvo algunas reveladoras insurrecciones y desobediencias recientes que son inmediata y severamente castigadas –se estiman 123 militares detenidos–, los militares han cerrado filas en torno al gobierno.

La oposición venezolana debe buscar la manera de convencer a los oficiales medios y a la tropa en contra de la propaganda gubernamental que afirma que si la oposición llega al poder los privará de los beneficios con los que han sido favorecidos a lo largo de ya casi dos décadas.

¿Qué pasa entonces? El silencio militar es una de las consecuencias de un proceso complejo cuyo alcance está por verse. La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) tiene ya casi 20 años sistemáticamente sometida a un intenso proceso de adoctrinamiento ideológico y de aislamiento de la realidad más allá de los cuarteles, obstaculizando la posibilidad de identificación con los anhelos y zozobras de los civiles.

Fuerte Tiuna, la principal instalación militar de Caracas, es un buen ejemplo de este lavado de cerebro. Es una especie de claustro al margen del resto del mundo, una burbuja en la que la necesidad, la inseguridad y la escasez, al menos como se padecen afuera, no tienen cabida. Allí, las pintas con los “ojos de Chávez” están en todas partes. Los oficios y órdenes militares se encabezan siempre con un “Saludo revolucionario, bolivariano, antiimperialista y patriota” y cierran con “Patria socialista o muerte, venceremos”. Basta entrar a cualquier oficina militar para conocer la verdadera “cadena de mando”. En las fotos, por encima del presidente, que se supone es el comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional, está un difunto, Hugo Chávez Frías, a quien todos veneran como el “comandante supremo”, lo cual no puede dejar más que asombro en quienes no pertenecemos al mundo militar.

Además, el sometimiento de la Fuerza Armada al Poder Ejecutivo y proyecto político chavista es una idea que se refuerza ante los uniformados periódicamente, a través de discursos altisonantes, en los que la nota común es la exigencia de respeto a lo que digan los superiores; autoproclamados como intérpretes de la voluntad de Chávez y a veces hasta de la de Bolívar. Los altos oficiales dejan claro a sus subalternos cuál debe ser el camino a seguir si no quieren pasar a ser tenidos como “traidores”. Los méritos reales pasan a un segundo plano, detrás de la lealtad al “proceso”, y la entrega de condecoraciones y reconocimientos a quienes mejor llevan adelante la línea oficial, a veces por el propio presidente.
Continue reading the main story Foto
[Imagen: 07himiob1-ES-master675.jpg]
 
Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana tratan de evitar una concentración de militantes contra el gobierno de Maduro en la plaza Altamira de Caracas, el 14 de junio de 2017. Credit Federico Parra/Agence France-Presse -- Getty Images
Por ejemplo, hace unos días, después de que el Coronel Vladimir Lugo, de la GNB, agredió al presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Julio Borges, Maduro le concedió en un acto público la “Cruz de la Guardia Presidencial”. Los miembros del destacamento de la misma GNB que permitieron otra reciente agresión de los grupos de civiles armados contra la Asamblea Nacional fueron premiados con la medalla de “Honor al Mérito”. Antes de eso, otro grupo de GNB también había sido condecorado por su labor “intachable” en los actos de represión recientes. Maduro se refirió a ellos –lo que no deja duda de la intención política del evento– como víctimas de la “oposición violenta”.

No es solo esto, por supuesto, lo que explicaría la inercia militar. No es que los militares subalternos y la tropa no padezcan, al menos en cierta medida, las privaciones generales, pero cuentan con mejores y más eficaces herramientas para enfrentar la aguda crisis del país.
En 2013, el gobierno creó el Banco de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que ofrece facilidades de crédito y productos bancarios de cómodo acceso a los miembros y personal administrativo de la FANB. Y otros bancos controlados por el gobierno les brindan oportunidades que no existen para el resto de la población. Son también comunes los planes de vivienda y los operativos de salud dirigidos exclusivamente a los militares y a sus familias. Para los militares, al menos en sus cuarteles, sí son accesibles medicinas y alimentos que son imposibles de obtener fuera del mercado negro y a precios exorbitantes. Desde todo punto de vista, los militares son una casta aparte del venezolano común y sus problemas.

Salvo por la GNB, no se ha visto a ningún otro componente militar participando significativamente en la represión de la ciudadanía. Esto podría indicar que no existe entre los uniformados el apoyo irrestricto a Maduro que él y sus voceros pregonan, y, de hecho, están los 123 militares detenidos y acusados de traición y otros delitos.
La oposición venezolana debe buscar la manera de convencer a los oficiales medios y a la tropa en contra de la propaganda gubernamental que afirma que si la oposición llega al poder los privará de los beneficios con los que han sido favorecidos a lo largo de ya casi dos décadas. También debe luchar contra la percepción generalizada según la cual todo uniformado, sea o no de la GNB, es necesariamente un cómplice de las atrocidades de un régimen que solo los cuida para que pongan sus armas al servicio del grupo que se aferra al poder. Mientras ese trabajo no se haga, las puertas de los cuarteles seguirán cerradas a las aspiraciones mayoritarias de cambio, y la llave que puede abrirlas permanecerá en Miraflores.

Gonzalo Himiob Santoné es abogado, profesor universitario y director de la ONG Foro Penal Venezolano.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
#36
malas noticias, augurio de pronto desenlace, esperemos que sea para bien
https://actualidad.rt.com/actualidad/245...-venezuela
 
Reply
#37
Lamentablemente falta un poco más para que toque fondo Venezuela, después si puede que mejore.

No pinta bien.
 
Reply
#38
La única chance de la oposición venezolana, la resistencia armada, parece tener algún atisbo menor de surgimiento en algunos lugares.

Yo no creo que pase a mayores, pero hay que estar atentos.
 
Reply
#39
Esto recien empieza, tambien sigo con dudas sobre este movimiento sofocado asi como el del piloto de helicoptaro desertor.
No se olviden que detras del gobierno de Maduro esta la inteligencia cubana y esos son maestros en el oficio.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
#40
Esto parece más organizado que lo del helicóptero. Vamos a ver.
 
Reply
  


Salto de foro:


Browsing: 1 invitado(s)