• ¡Bienvenidos a los Foros de Uruguay Militaria!
  • Por favor registrese para comentar y participar.
  • .
¡Hola, Invitado! Iniciar sesión Regístrate


Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Aviacion Naval // algunas fotos historicas.
#1
Buenas noches.

Estas fotos me las presto un C/N® y las había subido al foro anterior. 

Aquí les dejo nuevamente estas fotos, que por si mismas, cuentan algo de la historia de la Aviación Naval Uruguaya.

http://s1276.photobucket.com/user/midshi...icas/story

Saludos

Midshipman_Uy
----------------------------------------------------------------------------------
Midshipman_UY

[Imagen: TNCA_zpsyyzqr7gx.jpg]
 
Reply
#2
Hoy es el 92 aniversario de la Aviacion Naval, en recuerdo de sus fundadores y de los tripulantes de todos los tiempos, portadores del pabellon artiguista sobre nuestras aguas les dejo esta imagen.

[Imagen: anu1.jpg]
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
#3
Esas alas de piloto no tienen nada que ver con las verdaderas alas de Aviador Naval.

LLegué a volar cinco de las aeronaves mostradas en ese poster
 
Reply
#4
Libertad, la isla olvidada


[Imagen: p-17.jpg]
No servía como cárcel ni como retén de cuarentena… porque era posible cubrir nadando los 800 metros que la separan de la orilla. Moroy nos propone una alternativa para rescatarla.

Porque es testimonio de una historia formidable, repleta de heroicidades y curiosidades, de las que ofrece un vistazo la rampa y el hangar de cuando fue importante hidropuerto para la ciudad. No merecía el nombre de Isla de Ratas, el peor entre los tantos que tuvo, porque sucesivamente se la denominó Isla de los patos, de las gaviotas, de los conejos, de las guerrillas, de los franceses, de las palomas, de las ratas y finalmente, de la libertad.
 
Por Alberto Moroy  
Para los uruguayos actuales, la Isla Libertad es un islote insignificante ubicado en la bahía de Montevideo. Para las autoridades es un Monumento Histórico Nacional a partir de 1997, visitado por pocos, abandonado a su suerte y a saber, en estado ruinoso. Hoy después de  mencionar brevemente su historia, la visitaremos con el relato y fotos de 1923, donde un par de uruguayos justifican el viaje, antes de que sea convertida en una península, ¡según un proyecto de época!
La isla de La Libertad, está ubicada en la bahía de Montevideo, al Este. de  la Fortaleza del Cerro, y a 850 mts, de distancia de la costa Oeste. Tiene una superficie de casi  3 ha y una historia importante, habida cuenta que fue artillada por los españoles y atacada por los ingleses durante las Invasiones en febrero de 1807. El 5 de julio de 1811 fue ocupada por los patriotas y en abril de 1843 por el almirante Guillermo Brown al servicio de Juan M. Rosas (Arg.) En agosto de 1843 se le cambia el nombre por Isla libertad Desde entonces tuvo varios usos.

Invasiones inglesas
En las afueras de Monte Video. Feb.8, 1807
“El Capitán Donnelly, del buque de su Majestad Ardent llegó esta mañana con un parte del Contralmirante Stirling En una conversación con el General  el día anterior se había dispuesto que los buques menores y los botes armados fueran los más convenientes para conseguir el propósito deseado y dado que el Fuerte de San Felipe estaba en poder de las tropas británicas, el Teniente William Milne, con sus lanchas armadas tomó posesión de la Isla Rattones  que montaba diez cañones y cuya  guarnición de  siete utilizada para la defensa pudo haber ofrecido considerable resistencia”.
 
[Imagen: f1a1.jpg]
Plano invasiones inglesas / Defensa naval realista
 
Sitio a Montevideo 15 de julio de 1811
Tras atracar, los incursores redujeron a la guardia, eliminaron al comandante de la plaza y rindieron a la guarnición. Tras cargar veinte quintales de pólvora (cerca de una tonelada), armamentos y correajes, se clavaron (*)  los diez cañones y partieron de regreso. A las cinco de la mañana arribaron a la costa, siendo recibidos en triunfo por el general Rondeau.

(*) Los cañones de la época tenían una pequeña abertura (“oído”) en la parte superior trasera donde se colocaba una pequeña carga de pólvora de grano fino. Acercando una mecha encendida se daba fuego a la carga principal y disparaba el cañón. Para inutilizarlos rápidamente se les metía un clavo en el oído (de ahí “clavar” los cañones), dado que era muy difícil después retirarlos.
 
[Imagen: f1b-33.jpg]
Quiénes participaron / Partícipes necesarios  Rivera/ Oribe / Rosas / Brown

Guerra Grande  1839 1851
4 de enero de 1843. La flota de Brown aparece ante la sitiada Montevideo con la intención de bombardearla. El hecho es evitado por la prohibición interpuesta por la flota franco- inglesa.
1º de abril de 1843 Rosas ordena a su Almirante que formalice el bloqueo, dejando al comercio (excepto artículos de guerra y provisiones) en la libertad que habían tenido hasta entonces.

7 de abril de 1843. Las fuerzas de Brown se apoderan de la pólvora almacenada por varios importadores en la Isla de Ratas (el Comodoro Purvis obliga a su devolución atendiendo la queja de los comerciantes damnificados).
30 de abril de 1843. Algunas embarcaciones de la flota de Brown asaltan la Isla de Ratas, donde se ha ubicado una guarnición- luego del suceso del 7 del mismo mes- Garibaldi acude en apoyo con algunos lanchones y soldados de la Legión Italiana, entablándose la lucha, la que al comprometer la integridad de los mercantes fondeados en las inmediaciones, provoca la intervención de Purvis, que obliga al alejamiento de Brown.

18 de agosto de 1843. Ceremonia en que se cambia el nombre de isla de Ratas por el de Isla Libertad. (Motivado en el episodio de defensa del punto que hicieron las tropas garibaldinas el 29 de abril, para impedir que la isla fuera tomada por la fuerza de Brown).
Más info.
http://www.armada.mil.uy/Pagina/instituc...rande.html
 
[Imagen: f1-141.jpg]
Isla de las Palomas José García Martínez de Cáceres (Ing. Virreinato)

Origen del hangar
En 1931 se construyen en la isla un hangar y una rampa de hidroaviones y pasa a depender de la Armada Uruguaya como base aeronaval, inaugurándose como tal el 21 de febrero de 1933. En 1938 se tienden entre tierra firme y la isla los cables de electricidad y teléfono. La Armada utilizará la base hasta el año de 1950, cuando deja las instalaciones que se convertirán en depósito portuario, para mudarse a la nueva base aeronaval de Laguna del Sauce.
[Imagen: f2-131.jpg]
Vista satelital
[Imagen: f3-141.jpg]
Hangar de frente / Interior (1.200 m/cubiertos)
[Imagen: f4-131.jpg]
Vista de la isla 1923 / Francisco Rosellón, marinero Antonio Pérez

Un paseo por la isla 1923
Habiendo sabido que muy pronto dicha isla pierda el carácter de tal a consecuencia de un proyecto que quiere convertirla en península en servicio del puerto comercial,  no dudamos embarcarnos en una lancha automóvil  para conocer y dar a conocer esa pequeña joya en la bahía , ignorada por la mayoría de los habitantes de Montevideo. Desembarcamos por un magnifico muelle, allí con todos los honores del caso nos recibió “el gobernador” Francisco Rosellón viejo sargento de la marina que hace como veinte años pilotea ese barco inmóvil, ayudado por el marinero Antonio Pérez única dotación permanente.

El gobernador que se encontraba en traje de “home” algo “deshabille” para su trabajo, corrió a ponerse el uniforme de botones relucientes y solapa impecable con elegancia única. En cuanto al ayudante se quedó como estaba. Después guiados por ambos cicerones, comenzamos nuestra recorrida. Hoy en dia olvidada de sus grandezas pasadas esta convertida en un depósito de materiales inflamables que ocupa una tercera parte de la isla (3ha) Frente a este galpón se encuentran las celdas de la vieja cárcel que existía  y de la cual cuando la revolución de Aparico Saravia se escaparon a nado varios presos. Hoy en ella hay material bélico.

[Imagen: f5-151.jpg]
Personal de la isla y visitantes
[Imagen: f6-132.jpg]
Antigua cárcel
En el patio, entre ambas construcciones, se alza una monumental cisterna construida por los españoles para que no le faltara agua a las tropas destacadas en ese punto. Nos llamaron la atención a un costado del muelle varios cañones viejos abandonados. Nos informaron que al dragar el puerto fueron depositados acá.

[Imagen: f-73.jpg]
 
Cañones / Antigua cisterna del virreinato

Los nombres
A lo largo de su historia ha tenido varios nombres según Orestes Araujo (1853-1915) Isla de los patos , isla de las gaviotas, de los conejos, de las guerrillas, de los franceses, de las palomas, de las ratas, de la libertad. Durante la época de la Colonia española, la revolución emancipadora y los ataques del Imperio portugués, funcionó, junto a la Fortaleza del Cerro, como un enclave para la defensa de la bahía: allí los realistas construyeron una batería, un depósito de pólvora y un centro de detención.

En 1527 Sebastián Gaboto, Isla de los Patos
En 1708 El primer nombre posiblemente se lo debamos Luis Feullie (Fraile, matemático, astrónomo, botánico y viajero  de paso por esta) en  “Que habiendo tocado por la mañana una islita encontraron una gran cantidad de nidos ocultos entre la yerba”.
En 1723 Cuando llega Zabala a Montevideo  “El día 1.º de diciembre del año de 1723 me dio noticia el capitán Pedro Gronardo, práctico de este Río de la Plata, que, habiendo llegado a la ensenada de Montevideo con motivo de conducir un navío del asiento de negros que volvía a Inglaterra, había hallado en ella uno de guerra de 50 cañones, portugués, con otros tres más chicos, mandados por don Manuel de Noroña; y en tierra, en 18 toldos, hasta 300 hombres que se fortificaban, y que le habían dicho venían a apoderarse y establecerse en aquel puerto, y le mandaron saliese de él”.

En 1724 En enero el  Ingeniero Militar Domingo Petrarca trabajó  en la dirección de las obras de ocupación del lugar, preliminares de la fundación de la ciudad… y la construcción de las primeras fortificaciones de su recinto y ciudadela.
En 1736 Diego Cardozo del Espino , ocupo su lugar  proyectó y dirigió la construcción de la Ciudadela , obra en la cual aplicó los conocimientos adquiridos en la Plaza de Ceuta , donde se había desempeñado como Director de Fortificaciones, seguramente el autor del plano de abajo donde ya podemos ver la isla con alguna construcción.
En 1763 Antoine de Bougainville quien visitó Montevideo 28 de diciembre, deja asentado “El lado de la llanura está defendido por una ciudadela: varias baterías protegen el lado del mar y el fondeadero; hasta hay una en el fondo de la bahía, en una isla muy pequeña, llamada isla de los Franceses.

En 1785 Isla de Ratas José Antonio del Pozo y Marquy (según planos)
De los Conejos, de las gaviotas, de las guerrillas, desconozco en que fechas, aunque así fueron llamadas
En 1789 ya se llamaba De las Palomas José García Martínez de Cáceres (Ing. Virreinato)
En 1843  llamada isla Libertad

Del Autor
Después de leer este pequeño relato, seguramente la valorarán en su justa medida. Las cosas cambiaron, la bahía de Montevideo es una mugre, Ancap contribuye, sumándose los arroyos Pantanoso y Miguelete que nada bueno traen en sus aguas. Como si fuese poco, “la modernidad” esta achicando con construcciones la bahía. El refulado que  vuelca el del Rio Paraná, en mucho menor aporte el Uruguay y de los arroyos antes mencionados, elevaron su fondo, en las cercanías de la isla (lado que mira al puerto) al menos un metro desde 1780. En este contexto sumado al estado de lo existente, resulta difícil imaginarse un proyecto turístico exitoso. No obstante, en el mientras tanto y a la espera de que a alguien se le caiga una idea aquí va mi aporte.

Elevar la cota de la isla mediante gaviones (Ver fotos y explicación abajo) de malla metálica y piedras en el perímetro que da al N.O (Cara que da al cerro) y S.E (Al puerto), habida cuenta que los restantes ya lo están. El perímetro estimado de la isla es de 340 mts. La altura a lograr como mínimo 2.00 mts. La piedra se lleva a granel y se carga en los cubículos de malla metálica “in situ”. Una vez instalados, una pequeña draga como las que se usan en el delta del Tigre en Buenos Aires (ver abajo) permitirá generar donde se quiera una mayor profundidad volcando el refulado sobre la isla El agua se filtra y queda el relleno solido, llegando hasta el nivel de los gaviones Sin dudas este refulado hay que enriquecerlos con nutrientes minerales. Logrado esto ya tendríamos un escenario distinto donde implantar  especies autóctonas en forma ordenada a los efectos de generar espacios para un futuro parque temático, donde el galpón de 1200 mts existente mas las explanadas y muelles se integren a la misma en etapas futuras. No estamos hablando de mucha plata,  seguramente existen organismos y fuerzas vivas dispuestas a colaborar y además su construcción tiene la ventaja de crearse en forma modular acomodándolo a las posibilidades. Seria interesante recibir más aportes vía facebook a ver si despertamos la conciencia publica.

[Imagen: f8-7.jpg]
Pequeña draga delta del Tigre (B.A.) / Ídem más grande Pto. Mar del plata
[Imagen: f9-ok2.jpg]
Gaviones /  Ídem Isla Colon
Gaviones: los gaviones son contenedores de piedras retenidas con malla de alambre. Se colocan a pie de obra desarmados y, una vez en su sitio, se rellenan con piedras Los muros de gaviones están diseñados para mantener una diferencia en los niveles de suelo en sus dos lados constituyendo un grupo importante de elementos de soporte y protección
Colocación de muro tipo gaviones en Isla Colón (Mar Caribe)
In http://www.telemetro.com/nacionales/Inic...18915.html
Ubicacion Isla Colon 9°24’34.95″N 82°16’28.62″W
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
#5
Y NUESTRA PLAYA ARDIÓ EN DOLOR
Enrique Conde Blanco
Vivir La Mondiola.


[Imagen: 205730.jpg]

Muchos de los actuales vecinos de La Mondiola no conocerán siquiera aquel dramático acontecimiento, a fin de cuentas ha pasado casi medio siglo, y puede que ni hubieran nacido cuando sucedió. Otros quizás recuerden haber oído algún relato de la tragedia, que les llegó como el lejano eco de una vieja y triste historia. Pero quienes aquel domingo 14 de noviembre lo presenciaron, paralizados por el terror y la incredulidad o huyendo presas del pánico, no borrarán jamás de su memoria el infernal espectáculo que terminó con la vida de ocho personas e hirió gravemente a otras cuarenta, de las que algunas quedaron inválidas o mutiladas de por vida. Era 1971.

El día amaneció caluroso, la primavera parecía ceder gentilmente el paso al verano, y la Playa de Los Pocitos se abarrotó de ciudadanos que quisieron ver la demostración prevista para el aniversario de la Armada Nacional. Como nuestros lectores saben, la marina militar del Uruguay celebra su creación cada 15 de noviembre, conmemorando la fecha en que José Gervasio Artigas escribió a Juan Murphy, oficial del buque corsario La Fortuna, usando por primera vez el sello de armas oriental con este fin. Fue en 1817, es decir que justamente este miércoles 15 de noviembre se cumple el Bicentenario de nuestra Armada.

Aquel año 1971, aniversario 154°, los gobernantes consideraron que era mejor festejar la efemérides el día 14, por caer en domingo, para facilitar así que los montevideanos acudiesen a presenciar en vivo las maniobras a cargo de los novedosos helicópteros Sikorsky H-34. Eran momentos de exaltación de lo militar, preámbulos del golpe que se perpetraria en junio de 1973 y entregaría el poder a los uniformados. Se estimó en más de 20.000 el número de espectadores.

[Imagen: accidente_kibon_1971_20161126_1986136518.jpg]

[Imagen: accidente_kibon_1971_20161126_1387054864.jpg]


No es que las aeronaves pretendiesen llevar a cabo unas espectaculares y brillantes acrobacias, pero sí lucir su capacidad en tareas de salvamento y rescate, transporte y funciones semejantes. Para ello, se previó que un helicóptero levantara un jeep de la playa y lo trasladara sobre las aguas del Río de la Plata. Pero ese vuelo de demostración finalizó instantes después de haber comenzado. El aparato se desestabilizó, su piloto perdió el control y chocó contra otra aeronave que estaba en tierra, prendiéndose fuego junto a la multitud. El resto es horror para el que las palabras se quedan sin valor expresivo.

[Imagen: 303989_20141118132922_16.jpg]

Los familiares de los fallecidos, heridos y mutilados, agrupados en la Asociación de Víctimas de la Masacre de Kibón, siguen aún hoy reclamando responsabilidades por aquella tragedia que destrozó sus vidas. Ante ellos, durante casi medio siglo, se ha alzado un muro de silencio que parece cada vez más difícil de derribar. En nuestro barrio, una placa tiene estampados los nombres de los 8 fallecidos: Audilio Amaral Olmedo, Nune Cerrón Mena, Eduardo Antonio Belisia, Pablo Heber González Dorado, Ruben Walter López, Haydee Níster Machado, Luis Ignacio Belli Faso y Raúl San Martín.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
#6
Supongo que ya habrán leído  en las redes sociales esta historia, pero es bueno que se respalde en más lugares y este nuestro foro es el lugar indicado.
Faltaría agregar fotos, lo cual no pude hacer.
Espero lo disfruten.



EL FERRY DE LOS ¨TACO¨ Por ‎Gaston Bianchi‎ 

Amaneció ese miércoles con un sol radiante iluminando el espejo de nuestra laguna, la plataforma y su vieja rampa de hidros. En febril actividad desde la madrugada la gente de Mantenimiento General ultimó cada uno de los detalles para que el Tracker, el ¨Carlitos¨ y un H-34 estuviesen dispuestos y que las tripulaciones se aprestasen a embarcar temprano a lo que sería un largo día.
A bordo de la aeronave y con la planta conectada reviven los cilindros del motor de babor llevando a nuestro comandante Luis Chiaparro, Yamandú Ciganda, Leonel Berhnardt e Immer Borba en proa directa a la querida Base Aeronaval de Punta Indio.
Los aprestos anteriores en el sitio donde aguardaba el material para su vuelo ferry  tuvo como alma mater a nuestro querido gordo Ariel Conde quien a cargo de un grupo de mecánicos dejaron listas y a la espera de embarque a los cuatro pilotos que días atrás completaron su calificación en esas maquinas. Dos de ellos años atrás calificaron como pilotos en EE.UU y otros dos en la Armada Argentina respectivamente.
Había ese día en nuestra gente mucha expectativa, mientras se esperaba recibir el contingente aéreo que tanto nos hacía falta, luego de años de severas restricciones de apoyo económico y material, llegando a marginar la actividad aérea a un mínimo muy austero.
La amistad muy estrecha entre nuestros Comandantes en Jefe uruguayo, y su par el Jefe del Estado Mayor de la Armada Argentina (CA Hugo Márquez y VA Emilio Massera) hicieron posible esa gran mano entre Aviaciones Navales en un tiempo que la nuestra se encontraba en estado crítico.
Fueron arribando en tres olas de aeronaves esos nueve T-28F cedidos que en formación cerrada colgaban debajo del ala de nuestro S2A. Tiempo después se materializó también el arribo de tres bimotores Beechcraft C 45H conocidos cariñosamente por los pilotos como ¨Carlitos¨, siendo cedidos en forma gratuita a nuestra Aviación Naval.
Con el arribo de la primera ola rugiendo sobre el techo de nuestras instalaciones, las tres maquinas quedaron ¨en tacos¨, inertes en la plataforma de la vieja Escuela de Aviación Naval contra la ruta, despertando toda nuestra atención como noveles alféreces de fragata cursantes en esos días conociendo de ellos solo por datos e imágenes de los viejos NATOPS americanos de nuestra biblioteca.
Para nada esos bichos camuflados cuya panza y parte de su nariz brillaba por la presencia de aceite nos guardaban una proporción con nuestros SNJ y el menos añejo T-34B. Inmediatamente que se silenciaron sus motores y puestos en tierra nuestros pilotos, se embarcaron nuevamente a la otra ribera del charco para conducir un nuevo traslado de aeronaves, retornando a nuestra base, ya  pasada la hora del rancho dejando como en la vez anterior parqueada una nueva ola de aviones, mientras que los tres primeros fueron conducidos a través de la Base por barra y remolque a la planchada principal.
Así mecánicamente se repitió el restante ciclo trayendo los últimos aviones, casi con la calurosa tarde ya finalizada, y el sol cercano al horizonte. Ahora, esta última formación rodaba sobre sus motores, al sitio de reposo, donde se apreciaba una imagen que causaba en los más jóvenes un inolvidable momento, bastante diferente al presenciado a tempranas horas cuando vimos aquel coloso de cemento que era la planchada prácticamente en desnudez.
Impresionaba hasta el alma ser testigo desde lo alto del terraplén cercano a la vieja escalinata que conducía al edificio de Operaciones (actual Grupo de Escuadrones) observar aquellas nueve fieras, con sus motores en marcha junto al Tracker, el viejo TC45J nuestro y el único Sikorsky (CH-34) volando en ese momento con gran esfuerzo de nuestra gente afectados a ese operativo.
Un verdadero espectáculo ver moderando entre volutas de humo blanco y celeste, sintiendo en las fosas nasales el aroma del combustible quemándose con el aceite y el sol cayendo un poco al sur del Cerro de Pan de Azúcar.
Creo sin dudas que todos los tripulantes que vivimos eso, nos fuimos a descansar luego del festejo hecho realidad en el Casino de Oficiales donde algunas de las autoridades navales más importantes de ese momento se trasladaron desde Montevideo para presenciar ese poco singular acontecimiento.
Los más jóvenes jamás pudimos en ese tiempo calibrar cómo cambió a partir de ese hecho, el destino de nuestra querida Arma Aérea. Días más tarde se hizo presente desde la Armada Argentina para colaborar activamente en la calificación de pilotos nuestros el querido TC Carlos Benítez (conocido en ambas riberas como ¨El Chino¨) con quien tuvimos una muy estrecha y leal amistad.
Me parece ver todavía en la parte posterior de su casco junto a sus datos personales, la figura de un triángulo con ojos rasgados y fino bigote graficando ese apodo…
Esas dos semanas siguientes, no fueron menos intensas o complicadas para nuestra gente, a causa de la ¨efervescencia¨ creada con nuestros pares de la fuerza aérea, quienes en vano reclamaban esos medios cedidos en calidad de obsequio a nuestra Arma Aérea de la Armada, pero eso es realmente motivo de otra historia y muchos anécdotas más vividos en ese tiempo.
El año siguiente me encontró sin siquiera sospecharlo en la Base Aeronaval de Punta Indio como alumno becario, donde pude darle forma a uno de los sueños más importantes de mi vida, graduándome al fin de ese año con mis alas navales y teniendo al regreso, posibilidad de calificar en esos inolvidables fierros que tanto me aportaron profesionalmente a lo largo de mi carrera de aire y mar.
Cada piloto al final de sus días como tal, recuerda con mucha nostalgia cada máquina en que un día vivió y voló, guardando en la memoria las cabinas de cada una de ellas. Sin pretender ser desagradecido con esos ¨fierros con alma¨ , de todos ellos indefectiblemente siempre guardamos a uno especial en nuestro corazón.
El mío lleva justamente el recuerdo de los queridos T 28´s, una vez traídos desde el seno de vuestro hogar.
 
Reply
#7
Muy buen relato!!, aqui dejo algunas fotos

[Imagen: 0554+%283%29.JPG]

[Imagen: 0554+%25284%2529.jpg]

DIMENSIONES:
Longitud x envergadura x alto: 10,01 x 12,37 x 3,86 mts.
PESO:
Básico: 2835kg.
Máximo de despegue: 3855kg.
PERFORMANCES:
Velocidad máxima: 566km/h.
 Techo máximo: 3950 mts.
 Radio de acción: 1900km.
PLANTA DE PODER:
Motor radial WRIGHT R-1820-56S de 1300 HP que acciona una hélice tripala de comando hidráulico Hamilton Standard 33D 50-119 de 3,092 mts. de diámetro.
PRINCIPALES SISTEMAS:
AN/ARC 3 TRANSRECEPTOR DE VHF.
AN/ARN 6 RADIO COMPAS
AN/PRC 10 TRANSRECEPTOR HF.
ARMAMENTO:
Seis soportes alares para una carga máxima de 1815 kg.
Dos góndolas con dos ametralladoras Browning M2 de 12,7mm. cada una, que podían reemplazarse con dos porta bombas Alkan 161/263. La fijación de estas cargas solo era posible en los dos puntos internos, mediante el empleo de un herraje especial AU4G.
Todos os soportes tenían la capacidad de transportar una bomba de 125kg. o un lanzacohetes Matra Type 122 o 361 o dos cohetes T10 de 105 mm fijados a un soporte Matra LR/LB Type 38.
Mira SFOM83A.


Big Grin Big Grin Big Grin
 
"Mas vale ser aguila un minuto que sapo la vida entera".
 
Reply
#8
¡Que simpáticas y bonitas aeronaves!
 
Reply
#9
(11-04-2019, 05:16 PM)Terminus escribió: Muy buen relato!!, aqui dejo algunas fotos

[Imagen: 0554+%283%29.JPG]

[Imagen: 0554+%25284%2529.jpg]

DIMENSIONES:
Longitud x envergadura x alto: 10,01 x 12,37 x 3,86 mts.
PESO:
Básico: 2835kg.
Máximo de despegue: 3855kg.
PERFORMANCES:
Velocidad máxima: 566km/h.
 Techo máximo: 3950 mts.
 Radio de acción: 1900km.
PLANTA DE PODER:
Motor radial WRIGHT R-1820-56S de 1300 HP que acciona una hélice tripala de comando hidráulico Hamilton Standard 33D 50-119 de 3,092 mts. de diámetro.
PRINCIPALES SISTEMAS:
AN/ARC 3 TRANSRECEPTOR DE VHF.
AN/ARN 6 RADIO COMPAS
AN/PRC 10 TRANSRECEPTOR HF.
ARMAMENTO:
Seis soportes alares para una carga máxima de 1815 kg.
Dos góndolas con dos ametralladoras Browning M2 de 12,7mm. cada una, que podían reemplazarse con dos porta bombas Alkan 161/263. La fijación de estas cargas solo era posible en los dos puntos internos, mediante el empleo de un herraje especial AU4G.
Todos os soportes tenían la capacidad de transportar una bomba de 125kg. o un lanzacohetes Matra Type 122 o 361 o dos cohetes T10 de 105 mm fijados a un soporte Matra LR/LB Type 38.
Mira SFOM83A.


Big Grin Big Grin Big Grin

Gracias por la información  y las fotos.
Agregar que vinieron con blindaje, que si no me equivoco,  paraban una bala  de una .50. En Uruguay se les cambiaron los motores originales por los que llevaban  los Trakers
 
Reply
#10
Buen dato y buenas fotos, una pena que no se haya conservado ninguno. Bah la Av Nav no ha conservado casi nada de lo que podria tener valor historico como lo 
s Hellcats o los Catalina y Advenger
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
  


Salto de foro:


Browsing: 1 invitado(s)