• ¡Bienvenidos a los Foros de Uruguay Militaria!
  • Por favor registrese para comentar y participar.
  • .
¡Hola, Invitado! Iniciar sesión Regístrate


Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Desaparicion de la bandera de los 33 por el OPR-33
#11
Gracias Danny y eso que lo tengo un poco olvidado.

Big Grin Big Grin Big Grin
 
"Mas vale ser aguila un minuto que sapo la vida entera".
 
Reply
#12
(09-21-2019, 10:24 PM)Terminus escribió: Gracias Danny y eso que lo tengo un poco olvidado.

De nada, Terminus. Y sí: con los años uno primero debe recurrir a las primas y luego a parientes más lejanos...
Smile  Exclamation
Los últimos éxitos fueron aquellas jugadoras de Hockey fotoshopeadas...  Rolleyes
Hablando en serio ahora, el tema del Pabellón de los Treinta y Tres, exige que algún perro ladre la verdad...
Los pueblos que olvidan su historia, están condenados a repetirla. - Marco Tulio Cicerón
 
Reply
#13
(09-22-2019, 03:49 PM)danny escribió:
(09-21-2019, 10:24 PM)Terminus escribió: Gracias Danny y eso que lo tengo un poco olvidado.

De nada, Terminus. Y sí: con los años uno primero debe recurrir a las primas y luego a parientes más lejanos...
Smile  Exclamation
Los últimos éxitos fueron aquellas jugadoras de Hockey fotoshopeadas...  Rolleyes
Hablando en serio ahora, el tema del Pabellón de los Treinta y Tres, exige que algún perro ladre la verdad...

Ese perro no va a ladrar, ya tiene cucha nueva en Pta Gorda y tanta ración como nunca soñó en su vida...

Big Grin Big Grin Big Grin
 
"Mas vale ser aguila un minuto que sapo la vida entera".
 
Reply
#14
Tal cual. Esperemos que se indigeste...  Rolleyes
Los pueblos que olvidan su historia, están condenados a repetirla. - Marco Tulio Cicerón
 
Reply
#15
(09-25-2019, 04:45 PM)danny escribió: Tal cual. Esperemos que se indigeste...  Rolleyes

Yo espero que imite a su hermano

Big Grin Big Grin Big Grin
 
"Mas vale ser aguila un minuto que sapo la vida entera".
 
Reply
#16
La Bandera perdida
 
Se apoya el portugués
En la baranda oscura,
Entre las costas hostiles
Del intranquilo Uruguay,
Cuyas ondas la fragata
Destrozarían, gustosas.
La linterna el aire hiere
Sobre las aguas sombrías.
Las nubes hunden la Luna
Entre turbias marejadas
El portugués se estremece,
Muerto de frío y de miedo:
"¡Son las diez; todo sereno!"
Y se aleja la fragata,
Con sus cañones dormidos
Y un viento cómplice aleja
La embarcación enemiga,
Empujándola muy adentro
Donde el río es más oscuro.
 
Dos lanchones invisibles
Se deslizan sin sonido,
Van los patriotas, airados,
A la Banda ultrajada
Por el hierro brasileño.
Hincan las aguas los remos
El Uruguay los recibe,
E impulsa la libertad
De los patriotas severos.
La proa embica la playa,
La arena de la Agraciada
Saltan al agua las botas
Y resuenan las espadas.
Se mojan los uniformes
De colores deslucidos
De cien batallas conocen
Cien batallas, mil bravuras.
Se agrupan en torno al Jefe,
Miran su rostro resuelto:
Juan Antonio Lavalleja,
Lavalleja les convoca.
Como un brazo de orientales
Se ha alzado el rudo mástil,
Con un tronar de cañones
Se despliega la Bandera,
Bandera de Libertad,
De Libertad o de Muerte
Y un rayo mañanero
La ilumina desafiante:
Como un rayo Azul- punzó
Y el Blanco de la pureza.
Se desenvainan los sables,
La hoja curva centellea
Y, clareando. apunta al cielo
Y lo pone de testigo:
"¿Juráis liberar nuestra Patria
"O morir en la demanda?"
Suena el clamor de "¡Juramos!"
Reverberando en la tierra
Como un trueno desatado
Hace vibrar la fragata,
Y el portugués en cubierta
Adivina la tormenta.
 
El brazo de Lavalleja
Enarbola la Bandera:
Treinta y Tres hombres la miran,
Treinta y Tres hombres la besan
¡Son Treinta y Tres Orientales
Que regresan a su tierra!
El curvo sable de Oribe
Refulge en esa mañana
Y tercerolas, sombreros
Y una cruz se alzan al cielo,
Junto a la mano desnuda
Y modesta de un moreno
Que irá hasta el fin del mundo
A acompañar esta gesta.
El Diecinueve de Abril
De ese año veinticinco
Se ilumina con grandeza
Y la Patria se despierta
Sobre la arena dorada
De aquella playa desierta.
Treinta y Tres hombres sonríen
Treinta y Tres hombres proclaman
Su grito de libertad
Que resuena en la cañada.
Y tremola junto al río
La bandera desplegada:
Tremolará en Sarandí
Y en Rincón cuando lo bravos
Han de cubrirse de gloria
Liberando nuestra Patria.
Desde el cabo al coronel,
Del militar al baqueano
Del hombre libre al liberto
Traerán el grito de Artigas
De "Libertad, Orientales";
Grito que aún escuchamos
Y resuena en la Agraciada.
 
Un siglo y medio guardó
La Patria nuestra Bandera;
Revenciando su gloria
Como hizo aquella mañana.
Un siglo y medio pasó
Y unos traidores sin Patria,
Que no merecen siquiera
La ignominia de nombrarlos,
Mancillaron con sus manos
El honor de las Tres Franjas.
Deshonor de delincuentes
Que pretendieron amordazar
A nuestra Patria.
Y no a lanza y espada,
Como luchó el brasilero
En los campos de batalla:
Embozados van los rostros
Y alevosas son las armas.
La mano de Lavalleja
De su tumba se levanta
Empuñando aún su sable
Por defender la Bandera,
Aquella tela sagrada.
Mas en vano atacan sombras
Mil sombras de caballadas,
Mil sombras avergonzadas
Por los malos orientales
Que el Pabellón pronto arrancan,
Aunque jamás merecieron
La divisa de la Patria.
Arrogantes, pisotean
La libertad y la gloria,
El honor de las espadas
Y se pierden en las sombras.
Deshonor y menosprecio,
Solo un rictus de desprecio
Nos despiertan sus andanzas.
Malas sombras sin memoria,
Enterradas en el agua,
Por el hierro de la saña.
La Bandera fue su ocaso,
Fue su muerte la Bandera,
De los malos orientales
Que insultaron a la Patria.
 
¿Donde se fue mi Bandera?
¿Quién usurpa sus tres franjas,
Los tremolantes colores
Vibrantes, de la Agraciada,
Que el invasor lusitano
Y el brasileño después
Aprendieron a temer
En montoneras de lanzas?
¿Dónde estará escondido
Ese hijo malvado de la Patria
Si es que aún la secuestra
Entre sus manos manchadas?
¿La mancilla el extranjero?
¿La quemó la lucha vana?
¿Fue sudario inmerecido
De un traidor, que se inmoló entre las llamas?
¿Se habrá deshecho en jirones
Por no ser avergonzada?
¿Yace oculta, acaso aguarda
Que Lavalleja regrese y la enarbole
Como aquel día de junio
En la playa de Agraciada?
Los pueblos que olvidan su historia, están condenados a repetirla. - Marco Tulio Cicerón
 
Reply
  


Salto de foro:


Browsing: 2 invitado(s)