Foros de Uruguay Militaria

Versión completa: Incidencia del Partido Comunista en la "Historia reciente"
Actualmente estas viendo una versión simplificada de nuestro contenido. Ver la versión completa con el formato correcto.
Páginas: 1 2 3
LOS QUE ESCONDÍAN EL ARSENAL DEL APARATO ARMADO DEL PCU, SEGÚN ESTEBAN VALENTI

A veces me pone contento la evolución del excomunista (como yo, como tantos) Esteban Valenti.
 Dice ahora lo mismo que vengo pensando desde hace más de 35 años, cuando rompí, en forma muy cruenta, con el entonces poderoso PCU, aún financiado y amparado por el imperio soviético.
Hoy Valenti parece un socialdemócrata astorista.
Pero de vez en cuando recae en sus viejos amores. Como cuando anuncia con bombos y platillos una nota sobre Cuba y no se atreve a llamar DICTADURA  al régimen de los dos viejecillos asesinos.
Ahora escribe “Los combatientes del silencio” , título sugestivo favorable a los que escondían el arsenal del aparato armado del partido comunista, PCU, en plena democracia.
Nos cuenta que esos militantes comunistas dejaban de participar en actividades partidarias para darle cobertura a su función de custodios de los “fierros” rojos. Y nos anuncia que este primer apunte sobre la “épica comunista” es solo anticipo de otros.

Encubría, entrenamientos, prácticas, vuelos, navegaciones, explosivos, armas, antitanques, inteligencia, cartografía, comunicaciones, sanidad, logística y transporte. Todo en las sombras.” Nos dice. O sea , un ejército completo, paralelo al legal.
Al final de la nota hay lo que parece un reproche al PCU : no haber discutido nunca lo que fue (¿fue?) su aparato armado.
El señor Valenti, que dice que ahora es 100% demócrata relata como algo épico la existencia de una estructura militar, que al igual que el MLN tenía como objetivo una “revolución” como la que trajo la dictadura en Cuba.
Con la diferencia de que los tupas eran foquistas y se lanzaron al combate, y los bolches guardaban sus fierros para la insurrección masiva con la que soñaban, para el día de su “Octubre Rojo”, como en la Rusia de Lenin.
Es decir, reivindica una estructura ilegal, preparada para derramar la sangre de uruguayos en grandes cantidades cuando llegara la hora en que “el partido” lo indicara.

Un verdadero demócrata no puede defender la existencia de un ejército paralelo al constitucional, cuyo propósito era ( o es, porque hoy puede haber otro) derrocar nuestra democracia para implantar una dictadura soviético-castrista.
Un poquito de esa medicina la viví en carne propia cuando en un campamento de refugiados en Suecia, en 1980, luego de haber sido militante clandestino, haber estado preso y exiliado, rompí con el PCU, desilusionado de lo que veía que era el comunismo en la práctica, “criterio de la verdad”.
Miembros del aparato armado me patearon en el piso, los ojos (perdí la visión de uno ya), me fracturaron la cadera (tengo prótesis) . No me mataron porque Dios tenía para mi una misión : denunciar lo que es el comunismo totalitario mientras tenga aliento.

Me patearon delante de mis tres hijos chicos, el mayor Pablo, que hoy ya ha partido de esta vida.  
El relato de lo ocurrido en Suecia está en mi testimonio LOS HOMBRES GRISES, BOLCHE TUPA, COMUNISTAS Y TUPAMAROS EN URUGUAY. Ninguna editorial lo quiso publicar, pero miles lo han leído en este blog :

http://blogs.montevideo.com.uy/blognoticia_87146_1.HTML

Big Grin Big Grin Big Grin
El aparato armado del PCU

1)"Desde 1964, los comunistas venían preparando un aparato armado como un elemento auxiliar para una huelga general contra un eventual golpe. De acuerdo a las circunstancias y las relaciones de fuerza, ésta podría adquirir un carácter insurreccional"(Gerardo Leibner, de la Universidad de Tel Aviv)

2)El coronel Hugo Frigerio Herrán declaró ante Tribunal de Honor:
"... que el Aparato Armado se puso en marcha en el año 1964. "Mantuvimos una reunión ilegal en un chalet de la ruta Interbalnearia (podría ser el Pinar) a la que asistimos [Rodney] Arismendi, [el coronel Oscar] Petrides y Aurelio Pérez González (Ángel), jefe del Aparato Armado. En esa reunión se echaron las bases a la formación del aparato militar (...) que fue ideada para superponer a la organización del partido, y lógicamente defendiendo al mismo. Había una red de información sólidamente disciplinada. Jerarquizado, eventualmente capaz de autodefensa contra bandas fascistas armadas que se sabían perfectamente estaban actuando cada vez con mayor agresividad contra comunistas e izquierdistas, sin que la Policía tuviera éxito para detectarlos o encarcelarlos"

3)Declaró ante un Tribunal de Honor el coronel del Ejército Oscar D. Petrides 
"... que en 1963 se relacionó "amistosamente [con Arismendi] (...) me lo presentaron en la Cámara de Representantes en una rueda de diputados.
"Petrides arguyó que coincidía con la apreciación de Arismendi "de la posibilidad inminente de un golpe de Estado, que éste sólo podía ser detenido por una gran movilización popular de los Partidos Tradicionales y del Frente Amplio, apoyados por la fracción de las FFAA que se proclamara antigolpista".

"Arismendi confió que "su partido tenía una pequeña organización paramilitar que podía plegarse a las fuerzas militares antigolpistas, pero necesitaba, para tener alguna efectividad, que cuatro o cinco personas calificadas recibieran nociones de mando y de Estado Mayor, sin las cuales no estarían en condiciones de prestar el servicio.
"La enseñanza que traté de impartir y era compartida por la totalidad de mis alumnos, que solo eran cuatro. Llegué a encontrarme en una situación personal, profundamente contradictoria (...) apoyando con mi trabajo concreto el antigolpismo y convencido, intelectual y moralmente, de que el triunfo del antigolpismo sólo serviría para hundir más a la República"


4)"Durante la reunión de la OLAS (1966) el ingeniero [José Luis ] Massera [1905 - 2002] expuso que el aparato armado del P.C.U. se encontraba rigurosamente subordinado a la dirección política del mismo, existiendo sólo por así decirlo, en reserva para estar en condiciones de actuar y pesar en los acontecimientos cuando se creara una situación revolucionaria completa, que imponga la guerra civil y para actuar como auxiliar y orientador de la violencia armada de las masas populares, apoyándose en ellas (...)
" Por lo demás el Aparato Militar del Partido Comunista, sirvió también en 1971 y 1972 para garantizar los acuerdos políticos entre él y otras fuerzas de la izquierda revolucionaria, específicamente el M.L.N. Tupamaros"

5)Escribió Sergio Israel en el semanario frenteamplista  Brecha:
"La operación de apoyo al Che [cuando ingresó ilegalmente al Uruguay, con un pasaporte falsificado] estuvo a cargo del aparato militar del PCU al mando de Arismendi y Aurelio Pérez González. Polémico aparato militar: durante muchísimos años su existencia permaneció oculta para gran parte de los propios militantes comunistas (algunos incluso la negaban), y de hecho ningún documento interno del PCU menciona una estructura de tal tipo ni el tema fue nunca objeto de discusiones en el partido. No obstante, Rodney Arismendi habló acerca del aparato militar al menos una vez durante una conferencia que dio a exiliados uruguayos y chilenos en Cottbus (ex RDA [República Democrática Alemana; hoy unificada]), a fines de la década de 1970. 

"Lo cierto es que pocos discuten hoy que el aparato haya existido, hacen remontar su origen a fines de los años cincuenta, y su reestructuración hacia 1964. Todo indica que el aparato militar fue desmantelado en 1975 por el Ejército tras la caída de Álvaro Coirolo, que era encargado de la logística y colaboró con los militares tras su detención. Coirolo había participado en casi todas las etapas del proyecto Bolivia 
(...)
"El PCU, por su parte, continuó en la línea que había comenzado en 1964 y siguió perfeccionando su aparato militar. Aun después del 8 de octubre de 1967 [fecha de la muerte de Guevara] destinó a esa tarea a decenas de sus mejores militantes, recibió 500 fusiles Colt AR-15 que los vietnamitas habían ganado al ejército estadounidense, e incluso llegó a fabricar armas. 
"La estructura clandestina, organizada en centurias supuestamente compartimentadas, estuvo “acuartelada” en 1971, cuando se habló de la posibilidad de un golpe de Estado y una posible invasión brasileña en caso de triunfo del Frente Amplio en las elecciones de aquel año, y durante la huelga general de 1973, pero dos años más tarde cayó sin haberse “estrenado”


6)Declaró el ex - Presidente Julio M. Sanguinetti al periodista Alfonso:
"... se tenían noticias que había cierto Aparato Armado que funcionaba como elemento preventivo, de seguridad propia.
"¿Qué entidad tenía? Uno nunca lo llegaba a saber. Después tenemos declaraciones posteriores de viejos líderes comunistas, como Jaime Pérez, que han contado que efectivamente existió... [evidentemente] uno lo advertía, bastaba ver un acto comunista o una manifestación para ver claramente que había un grupo de gente que iba más allá de una organización política"

7)"Esa autodefensa fue el núcleo de la estructura armada, justo es decir que nunca matamos ni herimos a nadie. Justo es decir, también, que si no hubiéramos hecho eso el propio MLN-T podía haberse transformado en una organización de miles y miles de jóvenes y haberse generado una auténtica tragedia nacional. El hecho de haber creado ese aparato militar nuestro, le dio escape a una cantidad de jóvenes comunistas para no trasladarse al MLN-T.
"Por el hecho de tener nuestra propia estructura militar y haberla difundido entre la militancia joven, logramos evitar que en ese período decenas de miles de jóvenes se incorporaran al MLN (...) les llegamos no solo con la idea de que en un momento determinado podíamos hacer uso de ella, sino que les llegamos con el convencimiento ideológico de que ese método no servía a la realidad uruguaya. 

"Cuando lo decidimos hacer en el 64, lo del MLN- T todavía estaba empezando. Lo nuestro era una perspectiva, pero siempre afirmando la Constitución de la República. Tan es así que no era secreto para algunos líderes principales de los partidos tradicionales. Estaba todo pensado en que no era algo aislado, de los comunistas, ni siquiera de los comunistas con la clase obrera: era algo nacional, democrático, patriótico, en defensa de la Constitución. En caso de necesidad, se podía contar, incluso, con la participación de militares democráticos. Aunque las cosas no se dieron después así"(DIRIGENTE DEL PCU JAIME  PÉREZ SOBRE EL EJÉRCITO SECRETO COMUNISTA EN SU LIBRO "EL OCASO Y LA ESPERANZA")

8)El ejército secreto del PCU tenía " 98 armas cortas, 99 rifles y carabinas, 56 subfusiles, 31 fusiles y escopetas; 62 fusiles de asalto R15/M16, 5 morteros; 6 lanzacohetes; 700 granadas y 30.000 proyectiles."

http://blogs.montevideo.com.uy/blogsubca...9_1_1.html

Big Grin Big Grin Big Grin
Lorier y el doble rasero

[Imagen: 49945.jpg]

Para el senador Eduardo Lorier, referente sin votos del comunismo vernáculo, en Cuba “no se violan los Derechos Humanos”. Entrevistado hace pocos días por los conductores del programa Suena Tremendo de radio El Espectador, el legislador del Frente Amplio dio vueltas en círculos en procura de justificar lo injustificable, repartiendo culpas a diestra y siniestra (a decir verdad, más a diestra que a siniestra), tratando de descalificar a Leonardo Haberkorn por “haberse preparado para la entrevista” -es decir, por hacer lo que cualquier periodista que se precie de tal debe hacer: ¡preguntar!-, y a Amnistía Internacional, por realizar denuncias sobre el régimen cubano y no sobre la base estadounidense de Guantánamo, donde sí, según él, se violan los Derechos Humanos.
 
Según Lorier, hay “dos raseros”. Uno que criminaliza al régimen cubano, achacándole culpas que no tiene e imputándole delitos que no cometió, y otro que disculpa u oculta excesos similares o aún peores llevados a cabo por Estados Unidos y la “Contrarrevolución”. De nada sirvió que el periodista le recordara el apoyo de su partido a la invasión soviética a Checoslovaquia en 1968 o le leyera un fragmento del informe de Amnistía Internacional sobre las violaciones a los Derechos Humanos en el país del norte o le mencionara que fue esa misma institución la que denunció en el pasado las atrocidades cometidas en nuestro país por la dictadura uruguaya.
 
Aún así, el senador Lorier tiene razón en algo: las realidades de uno y otro país se miden con raseros diferentes, pero es justamente él y sus compañeros de ruta quienes aplican esta doble moral desde hace más de medio siglo sin el menor atisbo de vergüenza, en el sentido opuesto al que señala.
 
Cuando se niega a reconocer que en Cuba se violan los Derechos Humanos, está aplicando eso que el escritor inglés Martin Amis llama “la asimetría de la indulgencia”. En “Koba el Temible. La risa y los veinte millones”, Amis desarrolla con franqueza y contundencia este concepto, dejando al desnudo el énfasis con el que los intelectuales europeos condenaron los crímenes cometidos por el fascismo y la imperdonable tolerancia que exhibieron con los crímenes cometidos por el comunismo en nombre del comunismo, entre ellos su padre, Kingsley Amis.
 
En resumen, el esquema es simple de entender: unos son buenos e impolutos porque comparten mi misma cofradía ideológica, y por tanto debo ser condescendiente con ellos, disculparlos y justificarlos en todo lo que sea posible (y en lo que no también), y los otros son malos y repulsivos por formar parte del bando opuesto, y como son el “enemigo”, hay que caerles con todo. Ese maniqueísmo ramplón e interesado, que tanto vale para los comunistas como para los fascistas, es el que subyace a tanto cinismo e hipocresía.
 
En suma, no es que el senador Lorier o los defensores del régimen castrista desconozcan que se violan los Derechos Humanos en la isla sino algo mucho más grave: no están dispuestos a admitirlo. Su lealtad a la superstición marxista y a la "Revolución Cubana” es más fuerte que la que sienten por la verdad y la defensa de la libertad y la dignidad humana

http://blogs.montevideo.com.uy/blognoticia_66750_1.HTML

Big Grin Big Grin Big Grin
 El castrista Gerónimo Cardozo, ¿militar constitucionalista?

La reciente desaparición física del Cap (Av.) Gerónimo Cardozo generó una gramsciana demostración de cómo tergiversar la historia y presentar a alguien que fue sorprendido cometiendo gravísimas faltas en democracia, juzgado en plena vigencia de las instituciones, que la sacó barata (ni un año de prisión y liberado, significativamente, el 9 de febrero de 1973) como un falso “mártir” de la dictadura. Sí….! La que, además, terminó hace más de 31 años…

El ex oficial, fue detenido entre fines de 1971 y principios de 1972 ,siendo Capitán, durante un gobierno legítimo, por haber coordinado -junto a otros oficiales traidores- con la subversión, hacia noviembre de 1971, la entrega de los planos de la Base Aérea de Carrasco para usar en un levantamiento en caso de que el resultado electoral de los comicios de ese año hubiese sido levemente más favorable al Frente Amplio que los votos en realidad escrutados. Terminó procesado en 1972, y liberado un año después, el 9 de febrero de 1973 ( cosa muuuuy extraña, por cierto....).

En 2005 fue agraciado, por nuestro primer gobierno de izquierda, con el grado de Brigadier.... Con sus salarios acumulados desde 1971 y respectivos redondeos!........Pretextó, por supuesto, haber sido ferozmente perseguido durante la dictadura, período en el que, desde el exterior, se dedicó a fundar una asociación de militares pro marxistas en México y a participar de bombardeos aéreos a favor del sandinismo, entre otras "inocentes actividades", las cuales contaban con el total visto bueno del jefe internacional de la inteligencia cubana ,el temible "Comandante Barbarroja".

Además, un "tribunal" integrado por la ex ministra Berrutti y tres asesores, anuló el fallo del Tribunal de Honor de la FAU, de 1972 contra Cardozo por "tendencioso" o algo así...(no fue sorprendido con las manos prácticamente en la masa? No se ufanó de haber transportado a Guevara?)
Más grave aún, Berruti había sido colega de Cardozo en el gabinete municipal liderado por el mismo Tabaré Vazquez en los "90, también como una suerte de "canciller" municipal.

Nótese que Cardozo, de simpatías castristas, residió en Uruguay hasta 1976 –ahí sí dictadura, no?- huyendo despavorido cuando cayeron los archivos del PCU, peregrinando por Cuba y México, donde conformó una internacional de militares de izquierda "peruanistas" de todas las Américas.
A fines de los 90, acaeció un entredicho, cuando Cardozo era gerente del pasquín "La República", con Daniel Figares, entonces al frente de un espacio en una radio del mismo grupo, ordenándole al cronista dejar de cuestionar a Chávez, porque éste "metía plata en el diario"...

Luego vino, en 2004, su discurso caraqueño cuestionando a la democracia representativa e invocando la " participativa" y un posible papel de los militares en la misma, etc. (el mismo perro peruanista 30 años después?)
Después, su periplo frente a la embajada uruguaya en Caracas, el tema de los fusiles iraníes, las casitas prefabricadas, etc.

En 2012 ,Cardozo, tras ser designado en 2010 Director de Relaciones Internacionales del Ministerio de Defensa Nacional, por Luis Rosadilla (cargo del que , se comenta en voz alta, habría sido, luego del relevo de este ministro, apartado por intentar favorecer a la cuestionadísima estatal italiana Selex /Finmeccanica/Leonardo- y luego a otra estatal del Mediterráneo Oriental- sugiriendo adquirir un sistema VTS de vigilancia costera tan inadecuado y sobrevaluado como el que precipitó el sonado escándalo ítalo –panameño hacia el final de la presidencia de Martinelli) indujo al ministro Fernández Huidobro a amenazar enjuiciar mediante escritos con membrete oficial y llamadas desde la embajada en Berlín, a una prestigiosa editorial alemana por un artículo titulado “Las Fuerzas Armadas Uruguayas frente a Gramsci”. Era Europa! No tuvo suerte...
Tales son las credenciales de “militar constitucionalista y democrático” de Cardozo, que nos han querido vender durante todo el fin de semana. El mundo del revés glorificado y consagrado…!

Big Grin Big Grin Big Grin
CUANDO EL PCU APOYÓ EL GOLPE DE ESTADO MILITAR
DOCUMENTO.
[Imagen: 51073.jpg]
Cuando los comunistas apoyaron a la dictadura naciente

Otra de las verdades históricas que se pretende olvidar. El Partido Comunista hoy embanderado con los Derechos Humanos y la “profundización” de la democracia en los momentos más duros de la represión contra las organizaciones y militantes de la izquierda analiza fríamente el apoyo al golpe militar. Sin temblarle la mano, al mismo modo que los stalinistas soviéticos se ven como socios de los que llegan al poder por las armas y se lamen los bigotes imaginando los beneficios del nuevo régimen.
 
El editorial del 11 de febrero de 1973 intenta justificar los beneficios de apoyar el régimen dictatorial que comenzaba, un intento burdo y absolutamente inmoral de unos de los grupos más importantes de la izquierda nacional.
 
Editorial del “El Popular”, domingo 11 de febrero de 1973
 
“El país necesita cambios, el pueblo quiere cambios. Es lo que no quieren entender quienes por los intereses que defienden o por pensar atenidos a viejos esquemas pretenden que todo puede seguir igual, a pesar de la indignación general por las consecuencias de una orientación económica desquiciadora de la economía y profundamente contraria a los intereses nacionales, de una “filosofía” social que golpea cruelmente a los sectores populares y de una política corrupta. Y creen que todo puede seguir igual, después que ellos mismos con una saña represiva sin precedentes se han mofado de las mejores tradiciones del país, llegando incluso a matar al viejo Uruguay, que idealizándolo más allá de su realidad política, económica y social, lo presentaban como paradigma.
 
Y en esa corriente general que existe en la república, en esa conciencia ‘nacional que se ha ido formando en los últimos años, se inscribe el documento dado a conocer por los comandantes del ejército y la fuerza aérea, precisando los objetivos económicos y sociales a su juicio necesarios para transformar una realidad que con razón estiman como grave. Pensamos que es razonable que las Fuerzas Armadas, que no se consideran “una simple fuerza de represión o vigilancia”, quieran dar su opinión sobre la problemática del país y quienes tienen menos derecho que nadie a discutir esa actitud son los que les han dado determinadas funciones en los últimos tiempos. Y si hay una ‘realidad’ que debe ser cambiada y las Fuerzas Armadas no quieren ser el brazo armado de grupos económicos y políticos que pretendan apartar a las Fuerzas Armadas de sus fines; es imprescindible que se conozca su pensamiento. Y esto es tan indiscutible que incluso el senador Wáshington Beltrán que apoya al señor Bordaberry, tuvo que reconocer ayer en “El País” que “no cuenta más el viejo concepto de las Fuerzas Armadas en los cuarteles. Están presentes, deben estar presentes, como otros sectores, en la solución de la problemática nacional.”
 
Para quienes, como nosotros, consideramos que el dilema del país es oligarquía o pueblo, no puede haber otra opinión.
 
Nosotros hemos dicho que el problema no es el dilema entre poder civil y poder militar; que la divisoria es entre oligarquía y pueblo, y que dentro de éste caben indudablemente todos los militares patriotas que estén con la causa del pueblo, para terminar con el dominio de la rosca oligárquica.
 
¿Por qué nos parece, en general, positivo el documento de las Fuerzas Armadas (complementado por el comunicado 7/73) sin perjuicio de determinadas salvedades que, como siempre, expondremos con la máxima franqueza, con la misma con, que hemos señalado en diversas ocasiones actitudes no correctas de integrantes de las Fuerzas Armadas?
 
—Porque plantea la preservación de la soberanía, “no sólo la defensa territorial de la patria, sino también, y muy especialmente, la de su más absoluta libertad de decisión, tanto referido a los asuntos internos como a los problemas de las relaciones internacionales”.
 
—Porque expresa la necesidad de “atacar con la mayor decisión y energía los ilícitos de carácter económico y la corrupción donde se encuentre”.
 
—Porque plantea la “redistribución de la tierra buscando la máxima producción por hectárea, mediante regímenes impositivos justos y técnicos y una tenencia más racional, de manera de asegurar el acceso a la propiedad a quien la trabaje”.
 
—Porque se pronuncia “por disposiciones que permitan combatir eficazmente como sea posible los monopolios, instrumentando medidas que posibiliten la mayor dispersión de la propiedad y un mayor control público, de los medios de producción. Asegurar el interés obrero por impulsar y mejorar la producción, arbitrando soluciones que permitan la participación de los mismos en la dirección de las empresas, tanto en el sector público, como en el privado.”
 
—Porque se plantea en diversos puntos la elevación general del nivel de vida de los trabajadores y de las capas populares (fuentes de trabajo, aumento de la participación de los actuales sectores menos favorecidos en el ingreso nacional, adecuada política de salarios y precios, etc.).
 
—Porque afirma la necesidad de “eliminar la deuda externa opresiva” y orientarse por planes de desarrollo “con un mínimo de incidencia en la deuda externa”, si bien los medios que se proponen para esa reducción o eliminación los estimamos insuficientes.
 
—Porque expresa una opinión a favor de! cambio de la política crediticia, dando preferencia a las pequeñas y medianas empresas y a las cooperativas de producción.
 
—Porque plantea una serie de medidas de saneamiento en el servicio exterior y en los entes autónomos para los que deben designarse a los hombres más capaces sin criterio de cuota política además de plantear la participación de las Fuerzas Armadas en todos los organismos concernientes a la seguridad y soberanía nacional, y la participación de los obreros en las empresas del sector público.
 
Creemos haber agrupado, sin entrar en mayores detalles y sin minimizar otros puntos, los temas que nos parecen capitales en esta exposición de objetivos.
 
Es indudable que estos puntos implican cambios de significación, y que ellos están en contradicción con la realidad imperante: abdicación de la soberanía nacional frente al imperialismo en múltiples problemas políticos y económicos (incluyendo las imposiciones del Fondo Monetario Internacional); negociados escandalosos de la rosca (banca, frigoríficos, grandes empresas laneras, etc.) y de los grandes terratenientes; corrupción en los organismos públicos; la mitad de la tierra en poder de 600 familias de latifundistas; “reestructura” de la banca y la industria frigorífica favoreciendo a empresas monopolistas dependientes de consorcios internacionales; drástica reducción del nivel de vida de las capas populares y particularmente descenso del salario real; una política crediticia en favor de los sectores privilegiados, del gran capital, en perjuicio de la industria nacional y de los sectores medios de la población; aumento de la deuda externa y “préstamos ligados” en favor de los intereses de los imperialistas prestamistas; robo dé los dineros del pueblo en escandalosos negociados (UTE, como el ejemplo más expresivo); reparto politiquero en los entes autónomos, como lo encara el “pacto chico”; corrupción y gastos excesivos en el servicio exterior (Pacheco, como ejemplo más gráfico), etc., etc.
 
Es natural que a la oligarquía le disgusten estos objetivos. ¡Hablan de la “defensa de las instituciones” que ellos han atacado y las han ido transformando en cáscara vacía, cuando en realidad lo que temían es perder sus inmensos ,privilegios! ¡El pueblo sí tiene derecho a hablar de democracia y no los rosqueros ni los ministros empresarios ni los políticos corruptos, que sólo han pensado en las Fuerzas Armadas como escudo de sus indecentes canonjías!
 
Sin duda hay problemas insuficientemente tratados o soslayados. Pero no consideramos que las Fuerzas Armadas se propusieran en estos documentos agotar el estudio de las soluciones a la actual realidad nacional, máxime que allí se expresa que “tomaron conciencia plena de la problemática que afecta al país, a través de su especial participación en el que hacer nacional ocurrida en el último año”, pero creemos, sin embargo, que casi todos estos puntos forman parte de la conciencia nacional de un cambio que, como dice el comunicado publicado, sólo puede posibilitarse con la participación honesta de todos los sectores del pueblo uruguayo, a fin de hacer realidad lo que el comunicado llama el reencuentro de los orientales, recuperando los grandes valores morales de aquellos que forjaron nuestra nacionalidad que, agregamos nosotros, han sido groseramente pisoteados en los últimos tiempos por los equipos gobernantes.
 
Es claro que así como se plantea con claridad el problema de la tierra, se podía precisar una definición antimperialista más acusada, para poder resolver transformaciones estructurales que necesita nuestra patria. O que en el problema de la deuda externa, podría plantearse la necesidad de ir al monopolio de las divisas por parte del estado, para evitar un vaciamiento de la riqueza nacional, que constituye una de las fuentes de dicha deuda, problema que se toca con el de la banca, cuyo sistema actual es un verdadero cáncer para el desarrollo nacional.
 
Asimismo, siendo la clase obrera una fuerza fundamental para lograr los cambios que necesita la patria, hubiera sido conveniente precisar claramente la preservación de los derechos sindicales, como, en general, el restablecimiento de las libertades democráticas —comprendiendo la libertad de los presos sin proceso— que tanto preocupa a los orientales, rudamente golpeados por la política instaurada el 13 de junio de 1968.
 
Es cierto, ya fuera de los objetivos, que se precisan determinados preceptos de actuación de las Fuerzas Armadas, entre ellos se establece positivamente el mantener a las Fuerzas Armadas “al margen de los problemas sindicales y estudiantiles”, aunque con una limitación injustificada. Es claro que si no hay cambios en la vida nacional, los trabajadores y el conjunto del pueblo lucharán con todas sus fuerzas. Y eso parece tan lógico como la propia determinación de las Fuerzas Armadas en no desmayar en los objetivos expuestos en Sus comunicados.
 
Entre estos preceptos se establece también desde el punto de vista ideológico: “Proceder en todo momento de manera tal, de consolidar los ideales democráticos republicanos en el seno de toda la población, como forma de evitar la infiltración y captación de adeptos a las doctrinas y filosofías marxistas-leninistas, incompatibles con nuestro tradicional estilo de vida”.
 
Se trata de un evidente error, que incluso se contradice con el resto del documento, y que podría llevar a confusión a una gran parte de los trabajadores, que se sentirán discriminados, en perjuicio de la mejor comprensión de los objetivos de las Fuerzas Armadas, restringiendo su repercusión en las masas. Si el proletariado tiene que integrar él proceso de cambios que hay que hacer en la república, no se puede, incluso sin compartir el marxismo-lenimismo, estirpar lo que se dice en el comunicado contra la doctrina de la clase obrera.
 
Las Fuerzas Armadas deben reflexionar sobre este hecho: los marxistas-leninistas, los comunistas, integrantes de la gran corriente del Frente Amplio, estamos de acuerdo en lo esencial con las medidas expuestas por las FF.AA. como salidas inmediatas para la situación que vive la república, y por cierto no incompatibles: con la ideología de la clase obrera y sin perjuicio de nuestros ideales finales de establecimiento de una sociedad socialista. Y quien más combate al marxismo-leninismo, la rosca oligárquica, se opone tenazmente al rumbo que se han fijado las FF.AA. El marxismo-leninismo no es incompatible con los ideales democráticos y republicanos ni con nuestro estilo de vida, si es el estilo de los patriotas de Artigas. Es incompatible con aquellos “ideales” a la manera que los entendía Pacheco y es incompatible con el estilo de vida de la oligarquía y de los rosqueros.
 
Este error, sin minimizarlo, no invalida el concepto general que tenemos del documento y estamos seguros que la conciencia de la clase obrera hará posible que por encima del error, avance la comprensión mutua entre los trabajadores y las Fuerzas Armadas, en la trascendente tarea de buscar los mejores caminos para salvar la patria en la grave encrucijada en que se encuentra.

Hoy, como siempre, creemos que para esta obra de auténtica recuperación nacional se necesita el esfuerzo de todos los orientales honestos, sin distinción de civiles y militares, con la única determinación de ser patriotas y creer en el PUEBLO”.
 
(*) El Popular, diario oficial del Partido Comunista del Uruguay (PCU)
  
FUENTE: 7 días que conmovieron al Uruguay, Cuadernos de Marcha, Nº 68, Montevideo, marzo de 1973
http://blogs.montevideo.com.uy/blognoticia_69751_1.html

Big Grin Big Grin Big Grin
De " Testimonio de una Nación Agredida "

CGE , Montevideo 1978 .

EL DESEMBARCO DE LOS AR 15

Una vez organizado totalmente . el «Ejército» del Partido Comunista ,
fue preocupación fundamental de sus dirigentes y aún de sus contactos internacionales , entre los cuales se encontraba el agregado cultural de la Embajada Soviética, llamado Dimitri, el mejorar su potencialidad de fuego.

Para ello se procuró armamento moderno.

Ruso no podía ser, como tampoco Checoslovaco, pues su procedencia indicaba un claro apoyo
del bloque socialista.

Entonces se decidió por fusiles norteamericanos creados para la guerra de Vietnam y capturados por las Fuerzas Comunistas a los Soldados Norteamericanos.

Es un arma ideal para lucha callejera e individual.

Pesa un kilo ochocientos cincuenta gramos y dos kilos trescientos listo para disparar.
Posee una alta cadencia de fuego y así, alimentado con cinta ( Cargador ) puede disparar hasta 750 balas por minuto.
Su proyectil posee alto «Stopping power», determinado principalmente por una alta velocidad inicial de 133 metros por segundo.
Su alcance teórico es de 4,500 metros y el real de 2,500.

A distancia media atraviesa el block de un motor o un árbol de cincuenta centímetros de diámetro y es por lo tanto casi imposible guarecerse de sus tiros.

Un supresor de fogonazo permite el disparo nocturno sin ser detectado y otra cualidad es su perfecto equilibrio en el guardamonte.

En las Naciones Unidas se planteó la condena de esa arma por inhumana, ya
que deja pocas alternativas de vida a los heridos a causa de que su proyectil, calibre .22( 5,56X45NATO ) , con núcleo de acero y jacket de bronce debido a su altísima velocidad de avance y rotación, provoca un jet o vacío tras si, que destroza los tejidos en una amplia zona luego de penetrar en el cuerpo humano.

Uno de los importantes engranajes del aparato armado clandestino, Néstor Manuel Leites de Souza, explicó así la entrada de estas armas que trajo el carguero ruso AKTAV, que no tocó el puerto de Montevideo pues siguió a Buenos Aires y que fueron desembarcados en Punta Piedras, en las inmediaciones de Punta del Este.

«No recuerdo exactamente quien me dio la orden -dice Leites- de concurrir al departamento de Maldonado, pero creo que fue Aurelio Pérez o Loiroc.

Allí ocupamos la casa de mi suegro, Luis Raymundo Díaz y estaba conmigo un grupo selecto de hombres del Partido.
Con nosotros teníamos nuestra lancha ALDEBARAN, que era fundamental y tras algunos ensayos, llegó la fecha confirmada por el sector «comunicaciones».

Ese día tripulan la Aldebarán -era marzo de 1970- Rafael Ramírez,Gastón Ibarburo, Manuel Rodríguez Cubilo y Carlos Visca, Jefe del Operativo.
Piden permiso a la Prefectura de puerto para salir hacia La Paloma, pero en realidad, enfilan al canal de entrada al Río de la Plata.

Pescan hasta que llega la hora y entonces se acercan at punto de reunión establecido en coordenadas náuticas.
Con todas las luces apagadas y cuidando de que no hubiera otra embarcación en la zona,echan al agua una de las numerosas bengalas que tenía «comunicaciones» y se silencia la radio.

Se quiso evitar que los aviones o los buques de la Armada de patrulla o cualquier mercante o pescador
pudiera oírlos.

Al ver la señal, el carguero ruso también con las luces de navegación apagadas, enciende su telégrafo de luces y tabletea una consigna.
El Aldebarán responde con el Santo y Seña en clave y se aproxima al barco pero a no menos de 100 metros.
Apenas le pudimos ver el nombre, diría después Rodríguez Cubiló, porque estaba muy oscuro y la orden de no acercarnos la debíamos cumplir.

El carguero con grúa, hizo descender muy delicadamente sobre el mar calmo, un bote de
goma, que era rojo.

Venía bastante cargado y cubierto con una lona.

Lo tomamos a remolque y tras una señal con una linterna, el mercante ruso desapareció
hacia Buenos Aires.

La operación había demorado veinte minutos.

La ALDERABAN se dirigió a Punta Piedras donde estaban esperándola conmigo, dice Leites, Gastón Ibarburu, Rolando Maldonado, Tomás Israel, algo más lejos y haciendo de «campanas» o vigilancia quedaron Luis Cuba y Edison Ojeda.

Lentamente fue desembarcado el cargamento de armas, cada una de las cuales traía dos cargadores, estaba en un sobre de plástico y recubierta con grasa especial para poder almacenarlas durante mucho tiempo.

Y mientras un grupo cargaba las armas, otro hundía el bote de goma.
Se le hicieron múltiples tajos y se le cargó de piedras, arrastrándolo lejos de la costa.

La Aldebarán" volvió al puerto y denunció que no había ido a La Paloma por desperfectos en las máquinas, que había logrado subsanar, finalmente solo para regresar.
Las armas fueron transportadas en un Jeep hasta casa de mis suegros, donde previamente habíamos hecho un pozo.
El Jeep lo había traído Tomás Israel , allí se quedaron entre uno y dos meses, hasta que fueron transportadas por mi en tres oportunidades a Montevideo,en un auto.

Me acompañó Gastón Ibarburu y también Visca, por entonces, hizo otros tres viajes con ellas.
Las armas qué yo traje, termina diciendo Leites, se las entregué a una persona que no conozco en la zona del Paso del Molino (Piccardo Estevez).

Yo le entregaba el auto cargado y posteriormente el mismo me era restituido, desconociendo, por lo tanto, el lugar del depósito.
Pero este episodio de las armas no está terminado.

Aurelio Pérez González, el Jefe del Aparato Armado del Comunismo, tiene cosas muy importantes que agregar y así confiesa, que «a/ regreso de Néstor Leites de su viaje a la URSS me enteré, por intermedio de Jaime Jerschuni Pérez, por entonces Primer Secretario del Partido ante la expulsión del país de Rodney Arismendi, que traía un contacto mensual con éste, a la sazón en Moscú, por intermedio de un ruso que había conocido allá.

El contacto entre Leites (Luis) con la Dirección del Partido iba a ser yo.

Posteriormente Leites me pide le avise a Jerschuni que la señal para el contacto con el Ruso, para el caso de que él no pudiera ir, era una revista Siete Días doblada en forma triangular y sujeta con la mano izquierda.

El Ruso ya estaba instalado en Montevideo y yo hablé con él y con Leites sobre un pedido de munición para los fusiles AR 15 que se había hecho a Rusia.

Se había pedido 400 o 500 kilos, que era la cantidad que se podía manejar con seguridad dadas las condiciones de funcionamiento del Partido».

Este interrogatorio a Aurelio Pérez ocurrió en enero de 1976 y para ese mismo mes los Comunistas esperaban la respuesta de Moscú sobre el pedido de munición.

Y si llegó, fue inútil, pues las 63 armas de ese tipo, desembarcadas en Punta Piedras, ya estaban en poder de las Fuerzas Conjuntas, que las fueron desenterrando de los «berretines» donde reposaban a la espera del «momento oportuno».


PODER DE FUEGO :

El poder de fuego del Aparato Armado clandestino del Partido Comunista comprendía 98 armas cortas de diversos calibres; 21 rifles calibre 22 cuyas cajas fueron quemadas; 2 carabinas M1 punto 30; 5 sub-ametralladoras M3 calibre 45; 2 sub-ametralladoras UZI 9 mm.; 62rifles calibre 22; 31 fusiles y escopetas de diversos calibres; 14winchester 44; 49 sub-ametralladoras de fabricación Argentina; 62 rifles 223 automáticos AR 15 M 16, capturados en Vietnam y enviados por la Unión Soviética al Uruguay (cuyo traslado merecerá un capítulo aparte); 700 granadas; 5 morteros calibre aproximado 60 mm. ; 6 lanzacohetes ; 30.000 proyectiles de diversos calibres y entre ellos 1500 balas para los AR 15.[/b]
[Imagen: YI466zr.jpg]

Ya nos lo advertia SS Pio XI en su enciclica "Divinis Redemptoris" sobre que el comunismo es "intrinsicamente perverso".
Aqui una perla mas...

En Uruguay asi le lavan el cerebro a los jovens en la educacion "laica" de Netto y Cia. con este libro para escolares de 6to.

"Quizá te ayude el siguiente ejemplo para acercarte a la idea de sociedad comunista. ¿Conoces a Los Pitufos? Son una comunidad que vive en una aldea. Todos tienen acceso a la vivienda. Nadie pasa hambre. El pozo de agua es para uso colectivo, no es de nadie y es de todos. Todos tienen obligaciones con la comunidad, por ejemplo el ocuparse de aquello que saben hacer, Pitufo cocinero cocinará, Pitufo carpintero arreglará lo que se rompa, y así cada uno de la comunidad aporta con su trabajo y recibe del trabajo de los demás. El comunismo podría ser una situación similar a esa".

[Imagen: pitufos-uruguay-portada-1920-1024x575.jpg?token=bar]
Yo creo que está muy interesante la comparación que hace la autora del libro -Silvana Pera- entre el régimen comunista y los Pitufos: un régimen imperialista, burocrático, ineficiente y agresivo que esclavizó, asesinó, encarceló y torturó en la Unión Soviética a más de 40 millones de personas (sin contar los cerca de 20 millones de muertos por las hambrunas, la brutalidad y el fanatismo de la Guardia Roja en China) debió ser un régimen que solamente existiera en el papel pintado de las caricaturas, nunca en la realidad, nunca un régimen bajo el que debieron vivir -¡y aún viven, no lo olvidemos!- millones de seres humanos.

Lamentablemente, Pera no debe haber vivido en ese régimen que negaba los mínimos derechos al ser humano -la libertad, la dignidad, la propiedad, por nombrar algunos- pues si no, hubiese descubierto que aquello no era una aldeíta de divertidos enanitos con gorrios frigios (el simbólico gorro de la libertad, desde la Revolución Francesa). Lo más probable es que le hubiese tocado ser como Mamá Pitufa -una ama de casa que se dedica a cocinar- o como Pitufina -una nulidad azul que subsiste gracias a sus encantos (?). Faltaría, eso sí, el Pitufo Miliciano: una suerte de correvedile de la aldea que fuese con la novedad a las autoridades de todos los Pitufos que piensen feo. Eso sí, habría un líder supremo, el Papá Pitufo de pantalones y gorrito rojos que siempre le diría que hacer, así no tiene necesidad de andar pensando. ¿Sociedad Machista Pitufa? ¡No, que va!  Smile   (1)

Es muy probable que la señora Pera, un tiempito después de vivir en la amorosa sociedad soviética, se terminara uniendo a las huestes de Gargamel para acabar con toda la pitufería, como ocurrió en 1989, cuando todo el podrido aparato comunista se vino abajo solo... 

Un adulto se reiría a carcajadas de semejantes asociaciones. Realizar tales asociaciones a niños en edad escolar puede parecer una suerte de metáfora divertida, pero suena más a militancia inescrupulosa y antidemocrática.

_________________
(1) Cito un comenatrio de la Wikipedia acerca de los Pitufos:

"La obra de Peyo [autor de los Pitufos] ha suscitado interpretaciones ideológicas dispares, más o menos fundamentadas.
"Les Schtroumpfs noirs (1959), por ejemplo, ha sido tachada de racista.
"Se ha llegado a afirmar incluso que la misma sociedad pitufa, con su elogio del comunitarismo y el líder supremo, constituye una apología del totalitarismo, tanto comunista como nazi. Según esta interpretación, Gargamel y Azrael serían una clara caricatura del judío y del capitalismo.
"En 2011 el francés Antoine Buéno publicó El pequeño libro azul: análisis crítico y político de la sociedad de los pitufos, donde recoge estas ideas".

https://es.wikipedia.org/wiki/Los_Pitufos
No es la primera vez que estos paralelismos caricatura- política son empleados por la izquierda.
Seguramente, algunos ideólogos marxistas aún se deben acordar de un famoso libro: "Para leer al Pato Donald. Comunicación de masas y colonialismo" (Chile; 1971), del argentino- chileno Ariel Dorfman y el belga Armando Mattelart.

Se trata de un ensayo marxista o "manual de descolonización" (sic) que analiza las historietas de Walt Disney como cómplices activos y conscientes para la educación de las masas en la ideología capitalista.
Vale la pena citar aquí los capítulos de este librillo:
  • Pró-logo para pató-logo (prólogo de los autores)
  • Introducción: «Instrucciones para llegar a general del club Disneylandia»
  • Capítulo I: «Tío, comprame un profiláctico»
  • Capítulo II: «Del niño al buen salvaje»
  • Capítulo III: «Del buen salvaje al subdesarrollado»
  • Capítulo IV: «El gran paracaidista»
  • Capítulo V: «La máquina de las ideas»
  • Capítulo VI: «El tiempo de las estatuas muertas»
  • Conclusión: «¿El Pato Donald al poder?»
  • Anexo: Números de las revistas analizadas
Lo bueno es que Dorfman estudió en la Universidad de Berkeley (California) entre 1966 y 1968, para regresar a Chile y convertirse en asesor cultural de Salvador Allende. Después del golpe de Pinochet, Dorfman huyó a París y Washington D.C., enseñando desde 1985 en la Universidad de Duke (EEUU), donde hoy es Profesor de Literatura y de Estudios Latinoamericanos. Desde 2004 es ciudadano estadounidense (1).

Mattelart estudió en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica), para luego viajar a la Universidad Católica de Chile en 1962. A través de los Cuadernos de la realidad Nacional, Mattelart se transformó en uno de los principales ideólogos del gobierno de Allende. En 1971 colaboró con Dorfman en su "denuncia de la penetración mediática yanqui", a través del sucio agente norteamericano Pato Donald y su familia palmípeda... Y el libro se transformó en un best seller de la izquierda latinoamericana.
Después del golpe de 1973, Mattelart regresó a París, donde siguió su carrera universitaria (2). 

Ninguno de ellos eligió ninguna "aldea de los Pitufos" -léase Unión Soviética, Cuba, China- para su carrera.

Pueden leer una parte del libro de Dorfman y Mattelart -en castellano- aquí:
http://www.sigloxxieditores.com.ar/pdfs/...donald.pdf 

O la obra completa, aquí:
http://mastor.cl/blog/wp-content/uploads...Donald.pdf
_______________________

Citas

(1) https://en.wikipedia.org/wiki/Ariel_Dorfman

(2) https://en.wikipedia.org/wiki/Armand_Mattelart
Explicar el comunismo por la utopía de la sociedad armónica y equitativa no es solo una falsificación de la Historia; es una forma de banalizar el mal.
Presentar como idílica una utopía en cuyo nombre se construyeron únicamente regímenes expoliadores y tiránicos, responsables de exterminar a cien millones de personas (entre ellas, miles de comunistas) equivale a definir al nazismo como la utopía de unos alegres mozalbetes alemanes, amantes de las tradiciones y seguidores de un austríaco que pintaba postales."
Páginas: 1 2 3