• ¡Bienvenidos a los Foros de Uruguay Militaria!
  • Por favor registrese para comentar y participar.
  • .
¡Hola, Invitado! Iniciar sesión Regístrate


Calificación:
  • 1 voto(s) - 1 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
URUEXIT - Chau Mercosur
#51
(07-11-2021, 02:18 AM)Parca666 escribió:
(07-10-2021, 11:22 PM)Foxbat escribió: Bustillo: LA RELACIÓN CON ARGENTINA ES COMPLEJA

Fuente: subrayado en vivo recién

Tampoco se necesita ser Canciller para darse cuenta de eso.

Con gobiernos K no importa quien gobierne en Uruguay siempre es complicado.

No es novedad lo que dice el Sr Ministro, pero en su cartera si se dice algo por algo se dice, aunque parezca una boludes.

No hay porque enojarse, ya que hicimos lo que pidio el Sr Presidente de los Argentinos, nos tomamos otro buque. Ojo que al servirle también a Brasil tenemos un buen soporte, aunque no sea por mucho (por las elecciones en Brasil), pero con menos de un años ya estamos !!
 
Reply
#52
Photo 
EE.UU. tiene “mucho interés” en “fortalecer” el comercio bilateral, pero plantearlo en términos de TLC es un debate antiguo

“Pensar que Estados Unidos se ha retirado de la región es leer mal la situación”, dice el encargado de negocios de la embajada, Eric Geelan, y agrega que no se sienten “amenazados” por el crecimiento de la presencia china en el continente

[Imagen: 73293.JPG]Eric Geelan. Foto: Nicolás Garrido / Búsqueda
14 minutos Comentar





Nº 2131 - 15 al 21 de Julio de 2021

entrevista de Guillermo Draper

En marzo el canciller Francisco Bustillo aprovechó la actividad organizada por el Atlantic Council, un think tank norteamericano, para pasar un mensaje: “Hoy pareciera que el único que nos escucha es China”. Meses después fue el presidente Luis Lacalle Pou. “Ojalá me equivoque con lo que voy a decir: yo por ahora veo a un Estados Unidos, naturalmente, con otros intereses, y respecto a América Latina veo muy China-referente”, dijo el mandatario durante una entrevista que concedió al Atlas Network Center for Latin America.
Ante esta situación, uno de los objetivos centrales en política exterior es firmar un acuerdo de libre comercio con China, el principal receptor de las exportaciones uruguayas. El jueves 8 Búsqueda informó que Uruguay les había transmitido esa intención a las autoridades de Brasil.
Ese mismo jueves, desde la Embajada de Estados Unidos en Uruguay plantearon a Búsqueda una entrevista con su encargado de negocios, Eric Geelan.
El gobierno de Joe Biden considera que el análisis que se maneja en Uruguay no es correcto. “Pensar que Estados Unidos se ha retirado de la región es leer mal la situación, no lo hicimos físicamente, ni económicamente, ni políticamente”, dice el diplomático.
Geelan sostuvo que su país tiene interés en profundizar el intercambio comercial bilateral en el contexto del Acuerdo Marco sobre Comercio e Inversiones (TIFA, por sus siglas en inglés). Las posibilidades de negociar un tratado de libre comercio (TLC), un planteo de Lacalle Pou, no está sobre la mesa, añadió.
“A veces en Uruguay el debate se plantea en términos un poco antiguos, de cuando los tratados de libre comercio estaban saliendo a principios de los años 2000 y no creo que eso sea lo que se esté planteando ahora mismo en Estados Unidos”, según Geelan.
El diplomático sostuvo que Estados Unidos no se siente amenazado por el aumento de la presencia china en la región y reiteró la advertencia sobre los riesgos de usar tecnología procedente de ese país en las redes de 5G. Todo eso sin decir la palabra “china” en más de 40 minutos de entrevista.
—¿Cuáles son las prioridades de la agenda bilateral para el gobierno de Joe Biden?
—Las prioridades de la agenda en relación con Uruguay son reflejo de las prioridades globales. Las prioridades de la administración son el cambio climático, la lucha contra la pandemia, la reactivación económica después de la pandemia y la lucha por los derechos humanos de forma global. Obviamente, algunos de esos son más prioridad en Uruguay, como la lucha contra la pandemia. Acabamos de donar medio millón de dosis de Pfizer el 8 de julio y estamos muy contentos de poder ser parte de la solución de ese problema y de participar en el programa de vacunación de Uruguay, que ha sido muy exitoso. En el tema de la reactivación económica, la clave aquí es la relación comercial y también de inversión. La relación comercial está enmarcada en un acuerdo TIFA, entonces, estamos trabajando en la próxima reunión de ese mecanismo para hablar de varios temas de comercio. Hay mucho interés en Estados Unidos en fortalecer la relación bilateral comercial. Hemos tenido mucho éxito en los últimos años en desarrollar mercados que llamaría de nicho, particularmente, por ejemplo, el cordero con hueso, la industria cítrica, los cortes de carne de alta calidad, también los arándanos. Y el tema más importante en la relación bilateral son las exportaciones de servicios y tecnología de la información: Estados Unidos en 2019 recibió casi 75% de las exportaciones de IT de Uruguay. Recientemente hemos visto el IPO de dLocal en Wall Street, que ha sido un éxito rotundo. Además, el hecho de que Uruguay haya abierto un consulado en San Francisco permite fortalecer eso. En derechos humanos el tema no es particularmente en Uruguay, sino que Uruguay está visto como un aliado importante en Washington en la lucha por los derechos humanos en el hemisferio. Es un aliado en temas como Venezuela, Nicaragua, tiene una voz importante y estamos interesados en seguir trabajando con Uruguay.
—Uruguay tuvo la oportunidad de firmar un tratado de libre comercio con Estados Unidos, pero dejó pasar el tren. ¿Está en la agenda de Estados Unidos volver a discutir el tema?
—Ahora mismo no hay mucho movimiento en el tema de tratados de libre comercio en ninguna parte del mundo con Estados Unidos. El tema de los tratados de libre comercio se ha convertido en un tema político bastante controvertido dentro de Estados Unidos, entonces, ahora el enfoque del gobierno es asegurar que los temas de comercio internacional beneficien a las empresas americanas. Entonces, no hay una intención inmediata de negociar, que yo sepa, acuerdos en general. No creo que haya un tema de que no se quiera negociar un acuerdo con Uruguay, simplemente no estamos negociando acuerdos. Sí creo que hay interés, en el marco del TIFA, de hablar con Uruguay y de explorar cómo puede ser el marco de comercio internacional en el futuro. A veces en Uruguay el debate se plantea en términos un poco antiguos, de cuando los tratados de libre comercio estaban saliendo a principios de los años 2000 y no creo que eso sea lo que se esté planteando ahora mismo en Estados Unidos.
—¿Pero sin llegar a un TLC hay margen para negociar acuerdos específicos?
—Eso es precisamente lo que es el TIFA. El TIFA son conversaciones técnicas sobre el comercio que obviamente no tienen la capacidad de tocar temas como aranceles, que están establecidos en un nivel mucho más profundo de la arquitectura del comercio internacional. Uruguay ha sido bastante creativo en encontrar mercados pequeños como el del cordero con hueso, donde pueden, creativamente, buscar formas de incrementar el comercio bilateral.
[Imagen: 73318.JPG]
Eric Geelan. Foto: Nicolás Garrido / Búsqueda
—¿La agenda que tiene el gobierno de Biden de reconstruir la economía norteamericana no conspira un poco con la intención de salir a buscar socios comerciales?
—No creo. La idea es fortalecer esos lazos. La idea de fortalecer a la interna es que si Estados Unidos va a ser un motor del comercio internacional, tiene que mantener el motor dentro de Estados Unidos, ¿no? No puede llegar a un punto en que simplemente sea una casa de clearing donde se pide y entregan cosas a otro sitio. Es un país de 300 millones de personas, necesitamos tener trabajos para nuestra población, para mantener esa demanda que es la que trae las importaciones de otros países. Creo que es un reconocimiento de que el sistema es más complicado que lo que quizás se pensó en un momento dado; todo ese experimento del libre comercio es un poco nuevo y algunos de sus resultados no estaban previstos. No creo que se esté intentando desechar el comercio internacional, sino asegurar que esté planteado de una forma que mantengamos un motor fuerte de crecimiento económico interno y externo. La reactivación de la economía americana ahora, después de la pandemia, está exportando crecimiento económico a otros países. Esa es la idea, no hay un intento de subvertir el comercio internacional.
—¿Pero no va a ser un libre mercado “salvaje” como se impulsaba antes?
—Sí, creo que definitivamente eso es una reacción política interna de Estados Unidos, un poco como reacción contra la idea de un mercado salvaje. Es importante que fuera de Estados Unidos se entienda que no está construyendo murallas y manteniendo a la gente fuera. Washington está valorizando más que nunca la importancia de los aliados, la importancia de las redes de defensa, de seguridad, de comercio, de cultura. Sí creo que se puede decir que esta administración valora un poco más una intervención del gobierno sobre cómo esa competencia salvaje se lleva a cabo. Hay un papel importante para el Estado, esa es una posición histórica del Partido Demócrata. Creo que se puede decir que se está repensando lo que había llegado a ser un consenso dentro de Estados Unidos de que el papel del gobierno siempre tenía que ir bajando.
—En marzo, durante una actividad organizada por el Atlantic Council el canciller Francisco Bustillo dijo que “pareciera que el único” que “escucha” a la región es China y que Estados Unidos debería acercarse más al Mercosur. ¿Por qué cree que existe esa mirada?
—Estados Unidos ha estado en esta región desde hace mucho, tiene relaciones con Uruguay desde hace 150 años, y hemos tenido un papel importante en la región por décadas y décadas. Pero mucha de esa actividad casi no se nota, no se ve, porque es parte del fondo. Lo que sí se nota son cosas nuevas, es gente entrando al escenario. Poca gente en Uruguay pensaría que en el año 2019 la fuente de inversión extranjera número uno fue Estados Unidos con 1.300 millones de dólares y que Estados Unidos tiene un stock de inversión en Uruguay de 3.600 millones de dólares, que hay 120 empresas americanas trabajando aquí y que son responsables de 20.000 trabajos. Claro, eso no pasó en los últimos tres años, es obra de décadas, está ahí y nadie lo nota, lo que notan es lo que es nuevo. Y mira: Uruguay exporta soya y carne; Estados Unidos exporta soya y carne. Entonces, nosotros en lo que se llama las grandes exportaciones somos rivales, no hay una conexión natural en cuanto a que estas grandes exportaciones vayan a Estados Unidos. Tienen que ir donde hay mercado para ellas y eso se nota, en parte porque parece que estamos viendo un miniciclo de commodities, como se vio entre 2005 y 2015. Entonces, claro, en un ciclo en el que los precios están subiendo y la demanda está subiendo, es muy llamativo, hay números en los periódicos de crecimiento, obviamente eso llama mucho la atención, pero eso no quiere decir que Estados Unidos se haya ido a ningún sitio, no quiere decir que no estamos invirtiendo y comprando. Somos el mercado de exportaciones número tres de Uruguay, el número cuatro de importaciones y un inversor importante. Lo que es importante recordar también es que en Estados Unidos el sector privado y el gobierno están totalmente separados. Tenemos un pequeño papel avocando para nuestras empresas, asegurando que no están discriminando contra ellas, pero nosotros no les decimos a nuestras empresas dónde invertir ni qué contratos pedir. Ellas van donde ven posibilidad de ganar dinero. Lo que creo que es importante para la relación bilateral, francamente, son los pasos que está tomando este gobierno para hacer de Uruguay un lugar atractivo de inversión. Y estamos viendo los resultados: Google, Amazon ya están dando pasos importantes. Claro, en nuestro sistema no es que Google dice vamos a invertir X y se pone la bandera americana encima; es una decisión que toma Google según lo que es bueno para sus accionistas. Estados Unidos está muy enfocado en América Latina, nuestras empresas están aquí con grandes inversiones, pero no es un movimiento inmediato, sino que es un crecimiento que se dio en el tiempo. Entonces, creo que eso está creando la impresión de mucho movimiento y actividad de una parte y menos de otra, pero nosotros seguimos interesados en la región, interesados en Uruguay y estamos trabajando muy duro en la relación bilateral.
—La sensación que se tiene es que Estados Unidos se retiró un poco de la región y China ocupó ese espacio.
—Creo que hay una conexión económica obvia. América Latina exporta bienes agrícolas y minerales muy importantes y hay países que necesitan esos bienes y que los quieren importar. Estados Unidos no necesariamente ha sido el país que ha necesitado esos bienes. Nosotros no tenemos un concepto de que esta región es nuestra y que sus bienes tienen que venir a nosotros, lo que queremos son socios libres y fuertes. Nosotros no estamos amenazados porque nuestros aliados están buscando el mejor precio por los bienes que quieren exportar. Ahora, si los países de la región quieren más contactos con Estados Unidos y que estemos más presentes en su economía de lo que estamos, nosotros estamos dispuestos. Pensar que Estados Unidos se ha retirado de la región es leer mal la situación, no lo hicimos físicamente, ni económicamente, ni políticamente. No nos hemos ido a ningún sitio, no ha habido desinversión en la región, nuestros embajadores están aquí y los programas de apoyo siguen existiendo.
—El gobierno norteamericano advirtió a Uruguay y a otros países sobre los riesgos de habilitar a empresas chinas a proveer servicios de tecnología 5G. Las autoridades uruguayas anunciaron que no prohibirán su uso. ¿Es una derrota diplomática para Estados Unidos?
—La posición de Estados Unidos es que las redes de 5G van a ser como la espina dorsal de los sistemas económicos del futuro y nosotros creemos que es riesgoso depender de proveedores de países que son gobernados por gobiernos autoritarios, que no tienen sistemas legales independientes. Básicamente, la preocupación es que si los proveedores vienen de países donde esas empresas no pueden mantener cierta independencia del gobierno, hay una amenaza a la privacidad de las redes y la información. Creemos que es un tema importante, que todos deben tener en cuenta, lo hablamos con todos los gobiernos y estamos trabajando con muchos aliados sobre ese tema. Al fin y al cabo es una decisión soberana que cada uno debe tener que decidir. A la vez, también estamos trabajando con empresas tecnológicas para conseguir soluciones tecnológicas que puedan aminorar el riesgo. No es un tema en el cual estamos intentando obligar al mundo a tomar decisiones y ponerse en un campo o el otro, sino que hay un problema real que estamos buscando solucionar. No lo vemos en términos de que ganamos o nos vencen, sino de que los aliados y los amigos hablan de los problemas. No todas las conversaciones van a ser fáciles, a veces hay que tener las conversaciones difíciles también, las hemos tenido con Uruguay y seguiremos teniéndolas. Uruguay es un país soberano y tomará las decisiones que considere adecuadas.
[Imagen: 73317.JPG]
Eric Geelan. Foto: Nicolás Garrido / Búsqueda
—El presidente Joe Biden ha dicho en varias ocasiones que se llegó a un “punto de inflexión” que determinará si la democracia seguirá siendo dominante o será una era de autócratas. ¿No es eso contraponer a Estados Unidos con China? ¿No le parece que sí se termina planteando elegir por un campo o el otro?
—Estados Unidos no se piensa a sí misma como una entidad sola, somos nosotros y nuestros aliados. Hay un polo de países que están preocupados por eso, por la democracia y por las libertades, y hay otros países que no tanto. Entonces, nosotros creemos que es importante hablar claro de ciertos temas, porque quizás había un período de tiempo en que no se hablaban las cosas claras, no se miraba a ciertas cosas que estaban pasando. El análisis en Estados Unidos y en otros países es que eso no sirvió; si no se miran las cosas claras, si no están conscientes de los peligros, no desaparecen por no mirarlos, sino que se agrandan. Hay un consenso entre muchos de los aliados de Estados Unidos de que esos son temas que tenemos que mirar claramente. Seguimos teniendo relaciones con todos los países del mundo, se tienen áreas donde se puede colaborar y hemos dicho claramente que queremos colaborar con todos los países del mundo sobre, por ejemplo, el cambio climático. Pero eso no quiere decir que en temas en los que hay desacuerdo y no tenemos valores compartidos, no lo vayamos a hablar claramente.
—Estados Unidos considera que Uruguay es un aliado. ¿Le preocupa que firme un acuerdo de libre comercio con China?
—Uruguay tiene el derecho de negociar los acuerdos de libre comercio que quiera y le parezcan oportunos. Nosotros no vamos a comentar eso. Uruguay tiene que pensar lo que convenga en un acuerdo de libre comercio y cualquier riesgo que puede tener, y en ese sentido refiero a la entrevista que publicó con el señor Rozman (presidente de la Cámara de Comercio Uruguay-China) que habló de la sobredependencia, pero esos son temas que tiene que considerar Uruguay. Ese es un tema que no vamos a comentarlo ni públicamente ni en privado con el gobierno de Uruguay.
 
Reply
#53
La sobre dependencia que estamos teniendo con China concordamos creo que todos, que no nos beneficia.

Indirectamente nos quita independencia.

https://www.montevideo.com.uy/Noticias/E...0-uc792574
 
Reply
#54
(07-19-2021, 07:41 PM)Krody2 escribió: La sobre dependencia que estamos teniendo con China concordamos creo que todos, que no nos beneficia.

Indirectamente nos quita independencia.

https://www.montevideo.com.uy/Noticias/E...0-uc792574

Exacto, en el final de la nota el encargado de negocios la "tira por elevación"...
Esta perfecto que le vendamos más a los chinos, pero también deben abrir la cancha.
No se puede depender tanto de un solo cliente, y menos de China... 
No nos pueden tener agarrado de los 000... 
Me parece nomas.
 
Reply
#55
(07-19-2021, 08:02 PM)ThePresidentoftheUSA escribió:
(07-19-2021, 07:41 PM)Krody2 escribió: La sobre dependencia que estamos teniendo con China concordamos creo que todos, que no nos beneficia.

Indirectamente nos quita independencia.

https://www.montevideo.com.uy/Noticias/E...0-uc792574

Exacto, en el final de la nota el encargado de negocios la "tira por elevación"...
Esta perfecto que le vendamos más a los chinos, pero también deben abrir la cancha.
No se puede depender tanto de un solo cliente, y menos de China... 
No nos pueden tener agarrado de los 000... 
Me parece nomas.

Parte de ese aumento se explica con el aumento grande que tuvieron las commodities en estos meses. Hay que ver como es ese mix de % de exportaciones por país en los países vecinos.

Igualmente estamos muy dependientes, China es muy voraz pero muy ambiciosa...hay que andar "con pies de plomo" con ellos. Ya ha complicado a países como Australia por no seguirle el juego.

Igual hay que abrirse al resto del mundo y hacer acuerdos, eso nos va a traer diversificación.
-- Invencibles combatieron el 8 de febrero de 1846 --
 
Reply
  


Salto de foro:


Browsing: 1 invitado(s)