• ¡Bienvenidos a los Foros de Uruguay Militaria!
  • Por favor registrese para comentar y participar.
  • .
¡Hola, Invitado! Iniciar sesión Regístrate


Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ISLAMISMO Y TERRORISMO ISLAMICO
Seguimos con el lavado de cerebro, ahora a las mujeres.


Qué paraíso aguarda a las mujeres de la yihad?

No recibirán 72 vírgenes como los varones que caigan en la «guerra santa», pero se verán adornadas con todas las perfecciones físicas, según los ulemas radicales

 - ABC
FRANCISCO DE ANDRÉS 30/08/2017 03:07h
 
Más de 200 españoles luchan aún en las filas de Daesh en su proclamado califato en Siria e Irak, según fuentes de la Inteligencia, que calcula que al menos 23 son españolas unidas a yihadistas. La captación de mujeres por parte de Daesh, al Qaida, y la pequeña galaxia de grupos radicales islamistas conoce desde 2004 un incremento sustancial en todo el mundo. Son no solo esposas, novias o madres de futuros yihadistas, sino también activistas para la logística y para internet -«son grandes poetisas a la hora de justificar la violencia», declaró hace poco a ABC la fiscal de la Audiencia Dolores Delgado- y, cada vez más, candidatas al terrorismo suicida. Ser mujer les otorga dos grandes ventajas frente al hombre: la capacidad de pasar inadvertidas, lo que relaja la vigilancia policial, y el impacto mediático que genera una islamista que se hace estallar causando víctimas.

El aparato de captación y adoctrinamiento para la yihad ofrece a las jóvenes musulmanas una «aventura romántica» junto a algún miliciano en el caso de Daesh, y los beneficios, sublimados, que corresponden a la muerte en una «guerra santa» tal como se establece en la corriente mayoritaria de la doctrina musulmana.

¿Qué ofrece el Corán a los «mártires de la yihad»? Según las colecciones más aceptadas de dichos de Mahoma, los hadices, los varones recibirán -entre otras señales o recompensas- hasta 72 mujeres vírgenes (huríes), así como la fuerza suficiente para «poder cohabitar con ellas desde el alba».

¿Qué espera a las mujeres en el paraíso? La doctrina común establece que recibirán un solo hombre: su marido en la tierra si estaban casadas, y el último con el que se desposaron si se casaron varias veces. En el caso de Daesh, la costumbre establece que la viuda de un militante caído se una inmediatamente con otro camarada.
El Corán dedica pocas referencias a las maravillas que aguardan en el cielo a las musulmanas, frente al detalle con que se describen los bienes -por lo general sensibles- que esperan a los varones. No obstante, las colecciones de hadices y la jurisprudencia contemporánea coinciden en que las musulmanas que entran en el paraíso «verán restaurada su juventud, su virginidad, y serán más hermosas que las huríes».

Las respuestas de los ulemas a las preguntas sobre el paraíso de las mujeres, en las consultas y sermones que inundan internet, suelen tener con frecuencia un toque marcadamente machista para el criterio occidental. Así, son habituales las referencias a las inclinaciones femeninas por la ropa o por la belleza, que se verán colmadas en el cielo. La musulmana disidente somalí Ayaan Hirsi Ali cita en uno de sus libros el sermón subido a YouTube por uno de los ulemas de moda en Estados Unidos, Nouman Ali Khan, uno de los 500 musulmanes más influyentes del mundo según el Royal Islamic Strategic Studies Centre de Amán. «No os deprimáis», dice en tono jocoso el clérigo, al referirse al momento en que un marido se encuentra por primera vez con su mujer en el paraíso y le dice: «¿Tú también por aquí? Creía que esto era...». Según Ali Khan «en el cielo desaparecen todos los atributos molestos de las mujeres».

Dado que la doctrina común los considera mártires, todos los que mueren en la yihad -varones y mujeres- tienen como recompensa inmediata el cielo por muchos que hayan sido sus pecados. El islamismo radical va más allá, y sitúa a los yihadistas muertos en el más alto de los siete niveles del paraíso. Los «mártires de la yihad» son enterrados mirando hacia la Meca, normalmente con la misma ropa que tenían al morir luchando, y algunos juristas consideran que ni siquiera necesitan las oraciones fúnebres.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
Abatieron a un hombre que apuñaló a dos mujeres en una estación de trenes de Marsella

Soldados franceses abatieron a tiros el domingo a un hombre después de que apuñaló y mató a dos mujeres en la principal estación de trenes de Marsella, dijo el Ministerio del Interior, en lo que fuentes policiales calificaron como un "probable acto terrorista".

http://www.elpais.com.uy/mundo/hombre-ab...sella.html

Big Grin Big Grin Big Grin
 
"Mas vale ser aguila un minuto que sapo la vida entera".
 
Reply
¿Por qué usan maquillaje las soldados kurdas para luchar contra Daesh?
Los yihadistas creen que perderán el paraíso si caen en la batalla a manos de una mujer


[Imagen: pes-kSSF--620x349@abc.jpg]
Milicianas kurdas en una sesión de entrenamiento en el norte de Irak - ABC

FRANCISCO DE ANDRÉS
20/10/2017 02:35h
No son las «novias de la yihad» sino, por el contrario, su mayor pesadilla. Centenares de mujeres combatientes, en su mayoría kurdas, fueron las primeras en avanzar a principios de esta semana con sus estandartes por el centro de Raqa, la capital simbólica del «califato terrorista» de Daesh, una ciudad de 300.000 habitantes convertida hoy en un campo de ruinas.

Son milicianas del movimiento kurdo YPG, que hace años creó batallones exclusivamente femeninos para luchar contra el «califa» Al Bagdadi, el líder yihadista que en los últimos tres años amenazó con ocupar las regiones kurdas del norte de Irak y Siria y reducir a su población al yugo salafista. Los kurdos -en su mayoría musulmanes- mantienen frente a la población árabe una actitud numantina respecto a su identidad cultural, y una tolerancia religiosa que les sitúa en las antípodas del resto de las comunidades mahometanas de su entorno.

Las combatientes kurdas del YPG acuden a la batalla con maquillaje para «morir hermosas si ese es el destino final», como han señalado estos días en sus declaraciones a las agencias internacionales. Saben que les rodea una reputación de ardor guerrero y de destreza en el uso de las armas, tras meses de entrenamiento a manos de monitores británicos y norteamericanos en Irak y en Siria.

Pero tienen en sus manos un arma psicológica aún mayor. Los yihadistas creen que si mueren en la batalla su recompensa serán las 72 vírgenes de los versos coránicos salvo que sean abatidos por las balas de una mujer. La convicción actúa como un maleficio cuando los batallones de Daesh creen tener frente a sí un comando femenino que puede robarles el paraíso.
Las posibilidades no son pequeñas. El movimiento kurdo-sirio YPG afirma tener en estos momentos 50.000 combatientes, un 20 por ciento de ellos mujeres.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
Que locura....en pleno siglo dieci....veint....iuno.  Smile
 
Reply
Orden de matar a yihadistas occidentales en el «califato» para que no regresen a la UE
Dirigentes británicos y franceses no ocultan que es mejor que «caigan en la batalla en Siria e Irak» y que no retornen a Europa como terroristas
MIKEL AYESTARAN
JERUSALÉN 29/10/2017 20:

El califato ha pasado de ser el sueño de miles de yihadistas –que acudieron a la llamada a la guerra santa que su líder, el autoproclamado califa Abu Baker Al Bagdadi, realizó en junio de 2014– a convertirse en su tumba. Se calcula que en su momento de mayor esplendor, la columna extranjera del grupo yihadista Daesh estuvo formada por entre 30.000 y 40.000 combatientes llegados de un centenar de países, entre ellos unos 5.000 europeos (con Alemania, Francia y Reino Unido como principales lugares de origen), según los datos recogidos por el centro de investigación The Soufan Group.

Estados Unidos lidera una coalición internacional para derrotar a Daesh y que tiene además el objetivo de «asegurar que cualquier yihadista extranjero que viajó para combatir aquí, muera aquí», declaró Brett McGurk, enviado especial de Washington a la coalición anti Daesh, en una entrevista concedida a la cadena árabe Al-Aan pocas horas antes del final de la operación para liberar Raqqa. Una estrategia que comparten otros países de la coalición como Francia y Reino Unido.

Raqqa, la capital del «califato» en Siria, cayó después de cuatro meses de ofensiva y de una negociación final en la que Daesh accedió a rendirse, pero los milicianos extranjeros quedaron fuera del pacto y combatieron hasta la muerte. Unos 300 hombres se atrincheraron en el estadio de la ciudad y resistieron 48 horas tras la evacuación en autobuses de sus compañeros sirios.

Los mandos kurdos de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), la alianza de milicias kurdas y árabes que combaten con el apoyo de EE.UU., disponían de una lista con nombres y fotografías de combatientes extranjeros. Tenían la orden de «eliminarlos» porque en caso de detenerlos «sus países de origen no los querían de vuelta», aseguraron fuentes kurdas a la agencia AP.

La existencia de estas listas no es nueva y durante el pasado año se reveló que fuerzas francesas y británicas las usaban. The Wall Street Journal informó del inicio de la caza de yihadistas de origen francés por parte del Ejército de Irak y fuerzas especiales francesas, que habrían identificado a 30 hombres como «objetivos muy valiosos». Poco después, Sunday Times reveló que las fuerzas especiales británicas (SAS, por sus siglas en inglés) disponían de una relación elaborada por los servicios de inteligencia con 200 nombres a los que debían matar para evitar su retorno al Reino Unido.

Fuentes de Defensa consultadas por el diario londinense anunciaron que «se trata de una lista con personas muy malas que hay que eliminar. La caza de los islamistas británicos está en marcha».
Los británicos han empleado también aviones no tripulados para matar a compatriotas enrolados en la yihad y esta estrategia ha sido cuestionada por la oposición que critica «la falta de una base legal ya que es una guerra sin la aprobación del Parlamento, incluso la Cámara de los Comunes la rechazó en septiembre de 2013», según palabras del líder laborista, Jeremy Corbyn.


«Objetivo legítimo»

Dirigentes políticos británicos y franceses no ocultan esta estrategia encaminada a evitar el retorno de los ciudadanos de sus países que forman parte de Daesh como ha salido a la luz en la reciente ofensiva de Raqqa. El ministro de Defensa de Francia, Florence Parly, confesó a la cadena de radio Europe 1 que «si los yihadistas mueren en combate, sería lo mejor para nosotros». El secretario de Estado de Desarrollo Internacional del Reino Unido, Rory Stewart, se expresó en términos similares en la cadena BBC Radio 5 Live y declaró que los británicos que combaten con Daesh «representan un grave peligro para nosotros y, desafortunadamente, la única manera de hacerles frente será, en casi cada caso, matarlos».

Las palabras de Stewart coinciden con las de su ministro de Defensa, Michael Fallon, quien etiquetó a los ciudadanos de su país que fueran a luchar bajo las órdenes del califa como «un objetivo legítimo».
Consultado por este medio sobre esta caza de yihadistas, Ali Soufan, ex agente del FBI y director de The Soufan Group, señala que «una política dirigida a matar a todos los combatientes extranjeros tiene implicaciones en la marcha de la lucha contra el autoproclamado califato ya que cuando les arrincones, sin escapatoria, combatirán hasta la muerte».

Los servicios de inteligencia de EE.UU. elevan a más de 60.000 los yihadistas muertos desde junio de 2014, entre ellos la mayor parte de altos cargos, pero es una incógnita el número de seguidores del califa que se han reagrupado en el valle del Éufrates, en la zona desértica que une Irak y Siria, los que se han colado entre población civil para formar en células durmientes, los que han emigrado a Idlib para pasarse a las filas de Al Qaida o los que han podido regresar a sus países de origen.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
  


Salto de foro:


Browsing: 1 invitado(s)