• ¡Bienvenidos a los Foros de Uruguay Militaria!
  • Por favor registrese para comentar y participar.
  • .
¡Hola, Invitado! Iniciar sesión Regístrate


Calificación:
  • 2 voto(s) - 3 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Batalla del Rio de la Plata, diciembre de 1939
#21
(06-01-2020, 08:46 PM)Jorge curbelo escribió: Disculpen la falta de comas etc... lo escribí haciendo otras cosas.  Saludos a todos

Tranquilo, aqui arreglamos las cosas.... Big Grin

Big Grin Big Grin Big Grin
 
"Mas vale ser aguila un minuto que sapo la vida entera".
 
Reply
#22
La efeméride de hoy:

Un día como hoy, pero de 1939, ocurrió la primera batalla naval de la Segunda Guerra Mundial (1939 -1945) entre alemanes y británicos en las costas de América del Sur. La “batalla del Río de la Plata”, enfrentó al acorazado de bolsillo alemán “Graf Spee” y los buques británicos “Exeter”, “Ajax” y  “Achilles”. Los daños que sufrió el “Graf Spee” llevaron a la decisión del Capitán alemán Langsdorff a entrar al puerto de Montevideo para hacer las reparaciones necesarias. 

[Imagen: cb9adcfa126e1bbcf76ca3264bb74a55.jpg]
.
Los sucesos del 13 de diciembre fueron ampliamente comentados por la prensa nacional en los días subsiguientes, cubriendo la noticia detalladamente con descripciones, fotografías y grabados. En esta oportunidad, compartimos dos noticias que salieron en el suplemento de “El Día” y en “El Pueblo”, ambos títulos periódicos conservados en nuestra hemeroteca. 
La crónica de “El Día” se  destaca por el material gráfico con el que acompañó la noticia titulada “El combate naval frente a nuestra costa”. En esta aparecieron varias tomas al “Graf Spee”, que mostraron el porte y el daño del acorazado. Dirigidas al público lector la  noticia enfatizó que: “estas fotografías ilustran de manera expresiva el resultado del intenso combate naval  entablado [...] en las costas de nuestro país. La poderosa nave alemana [...] luego de varias horas de cañoneo se vio obligada a buscar refugio [...]. Este sensacional episodio [...] conmovió intensamente a nuestra población.”

[Imagen: HMSO_Graf_Spee_map_of_River_Plate.jpg]
:
“El Pueblo” tituló su artículo “El Ajax y el Graf Spee, averiados. Están las naves en nuestro puerto”. La noticia describió el hecho a través de sus corresponsales de Punta del Este y Punta Ballena, acompañó la información del hecho y las consecuencias de los ocurrido, con una imagen del “Exeter”, otra del "Graf Spee” y un mapa de la costa del territorio y la zona marítima donde ocurrió la batalla. La noticia destacaba  que “Todas las noticias coinciden [que] el combate fué violentísimo y los pobladores de la costa Este pudieron asistir [...] a las alternativas del combate. A media noche recibimos la noticia de que llegaba a nuestro puerto un barco de guerra. [...] Poco después numeroso público se congregaba en el puerto para ver la llegada.” El acorazado impactó a los montevideanos pues “El gran barco aparecía como una masa oscura recortándose en la noche portuaria…” 
.
El fin del “Graf Spee” es por todos conocido, el 17 de diciembre frente a una multitud de 200.000 personas en las costas de Montevideo, el Capitán Langsdorff, un grupo de oficiales y tripulantes, voló y hundió el acorazado alemán. Fue la primera victoria naval de la marina británica en la Segunda Guerra.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
#23
El Crucero Uruguay y la Batalla del Río de la Plata.

[Imagen: image-5.png?resize=800%2C490]

El 13 de diciembre de 1939, mientras realizaba un viaje de instrucción con alumnos de la Escuela Naval, el Crucero torpedero “Uruguay” presencia el combate entre el acorazado Graff Spee y los cruceros de la comunidad Británica Ajax, Exeter y Achiles (Batalla del Río de la Plata). 
Su Comandante Capitán de Navío Fernando Fuentes, en base a estas observaciones, y de que parte del combate se desarrollaba en aguas jurisdiccionales uruguayas enfilo a interceptar a los beligerantes por lo que a las 19:00 mientras el Graf Spee se encontraba a 12 millas de Punta del Este, y el Ajax a 18 millas al sur de José Ignacio.

Esto hizo que sonaran nuevamente las alarma en el Graf Spee, ésta vez se trataba del crucero de guerra uruguayo "Uruguay" que salió al cruce del Graf Spee para impedirle que navegase entre la Isla de Lobos y la costa, además de ubicarse entre el Graf Spee y los cruceros británicos para que no se adentraran en la costa uruguaya en una acción muy temeraria casi suicida ya que cualquiera de los navíos superaba en poder de fuego al viejo Crucero de bandera nacional.

Esta acción, en la que más tarde el propio capitán alemán Langsdorff declararía su admiración por el Capitán Fuentes del crucero (Uruguay) que a pesar de ver el conflicto y el poderí­o de las naves implicadas , con valentía­ se interpuso para proteger los derechos uruguayos en un decidido acto de ejercicio de la soberanía nacional.

El “Uruguay” se mantuvo vigilante hasta ver que el Graf Spee ingresara a la Bahí­a de Montevideo y además se ordenó doble vigilancia para la búsqueda de posibles náufragos. Más tarde amarró cerca de Isla de Flores y partió al amanecer del dí­a siguiente rumbo hacia el Este nuevamente para controlar que los barcos que quedaron en la zona estuvieran fuera de aguas jurisdiccionales.

Días después cuando el acorazado alemán saliera de puerta a enfrentar su destino nuevamente el Crucero Uruguay estaba esperándolo para escoltarlo fuera de aguas jurisdiccionales acto que no fuera necesario ya que el capitán alemán ordenaría volar su propia nave al ser evacuado toda su tripulación...
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
#24
Una carta, una batalla y un acorazado 

[Imagen: image.raw?view=image&type=orig&id=1394]

... "Te escribo esta carta en el último día que soy comandante de este orgulloso barco. Los ingleses consiguieron rodearnos en un forma, que nuestra salida del puerto de Montevideo es imposible para combatir; tienen una fuerza de combate enormemente superior; el salir significaría para nosotros el hundimiento seguro, y es más, que el acorazado caiga en manos del enemigo debido a la poca profundidad del río, que impediría su seguro hundimiento. Y nosotros sin gran posibilidad de dañarlos seriamente.
Mi decisión comprenderás no fue fácil, pero dos pensamientos, que desde el principio de nuestra acción me había impuesto, me guiaron:
Primero la decisión de asumir toda la responsabilidad de disponer de mi tripulación mientras hubiera la más mínima posibilidad de dañar al enemigo; para servir a nuestra causa sagrada.
Por lo demás, el pensamiento frío de no mandar a mi gente inútilmente a la muerte, pero mantener el honor del barco y la bandera hasta lo último. 
Hans Langsdorff... , diciembre 1939..
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
  


Salto de foro:


Browsing: 1 invitado(s)