• ¡Bienvenidos a los Foros de Uruguay Militaria!
  • Por favor registrese para comentar y participar.
  • .
¡Hola, Invitado! Iniciar sesión Regístrate


Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
La Guerra de la Triple Alianza
#40
Otro episodio de la guerra, el sitio de Uruguayana y su recuperación por los aliados después de nuestro triunfo en Yatay.

A 153 años de la rendición paraguaya de Uruguayana.

El Tte. Cnel. Antonio de la Cruz Estigarribia, comandante de la División de Operaciones sobre el Río Uruguay del Ejército Paraguayo había dividido sus fuerzas en dos columnas, la primera de 3.000 hombres al mando del Mayor Pedro Duarte marchó sobre la margen derecha del río Uruguay y la segunda de 9.000 hombres cruzó el río Uruguay y marchó a su margen izquierda. Estigarribia ocupó San Borja y una semana más tarde Itaky pese a tener órdenes terminantes de no ocupar las poblaciones.

[Imagen: S%C3%ADtio_da_Cidade_de_Uruguaiana..JPG]

Como no habían fuerzas argentinas considerables para hacer frente a la columna del Mayor Duarte que marchaba sobre lado argentino, el Gral. Venancio Flore cruzó el río Uruguay y se instaló en Concordia con 3.000 hombres, formados por unos 1.200 brasileños, 1.350 uruguayos y sólo 450 hombres de la caballería argentina. Tampoco los brasileños osaron en atacar a la columna de Estigarribia, las fuerzas del Gral. David Canabarro seguían de cerca a los paraguayos, salvo choques de avanzadas y patrullas ambas fuerzas no se enfrentaban.

El 2 de agosto de 1865 la columna del Mayor Pedro Duarte ocupaba Paso de los Libres y tres días mas tarde, al otro lado del río, Estigarribia entraba en la ciudad brasileña de Uruguayana pese a las órdenes del Mariscal López de no ocupar dicha población y seguir su marcha con toda celeridad hacía Alegrete. Mientras tanto las fuerzas argentinas del Gral. Wenceslao Paunero y Simeón Paiva marchaban para unirse a las fuerzas del Gral. Flores. El Mayor Duarte consideraba que podría destrozar a las fuerzas de Flores antes de la llegada de los argentinos, para el efecto solicitó refuerzos a su comandante, el Tte. Cnel. Estigarribia, quien se negó a enviarle más fuerzas. El 13 de agosto las fuerzas de Paunero y Paiva se incorporaron a las fuerzas de Flores, sumando un total de 12.000 hombres con 32 piezas de artillería.

El 17 de agosto de 1865 los 3.000 hombres del mayor Duarte y sin ninguna artillería, fueron atacados por 12.000 aliados al mando de Flores en Yatay, pese a la heroica resistencia de los paraguayos los aliados con abrumadora superioridad numérica destrozan a los paraguayos, Estigarribia quien observaba las acciones desde el otro lado del río no envió ninguna clase de auxilios al mayor Duarte.

[Imagen: 6.jpg]

Casi simultáneamente a la batalla de Yatay, al otro lado del río se unían a las fuerzas del Gral. David Canabarro la división brasileña del Gral. Manuel Marqués de Souza e iniciaban el cerco de la ciudad de Uruguayana. Tras la batalla las fuerzas aliadas cruzaron el río y se unieron al sitio. El 19 de agosto Flores envió la primera intimación de rendición a Estigarribia a lo que éste contestó; “…como militar, como paraguayo y como soldado que defiende la causa de las instituciones e independencia de su patria, rechazo la oferta de V. E. Los jefes, oficiales y soldados de ésta División son del mismo parecer, y están todos dispuestos a sucumbir antes que aceptar una proposición que deshonraría y llenaría de eterna infamia el nombre del soldado paraguayo”. A otra intimación brasileña Estigarribia contestó: “…si las fuerzas de que dispone V. E. son tan numerosas como asegura, venga y entonces sabrá lo que debe esperar el Emperio del Brasil y sus aliados del soldado paraguayo, que sabe morir gloriosamente cerca de su bandera, pero no rendirse.”

El 11 de septiembre de 1865 el Tte. Cnel. Estigarribia solicitó a los sitiadores dejar salir a la población civil de la ciudad, ese mismo día llegaba al campamento aliado el Emperador Pedro II, las fuerzas aliadas sumaban entones un total de 17.346 hombres, de los cuales 12.393 eran brasileños, 3.802 argentinos y 1.150 uruguayos, con 54 piezas de artillería. La caballería argentina quedó al otro lado del río.

Mientras el Mariscal López se preparaba para asumir personalmente el mando de la División de Sur del Ejército Paraguayo en Corrientes y marchar en auxilio de los sitiados, en Uruguayana el Tte. Cnel. Estigarribia comenzó a recibir correspondencia de la “Legión Paraguaya” quienes pedían al comandante paraguayo deponer las armas. La respuesta de Estigarribia a la última de éstas cartas fue sorprendente: “…compañeros, yo les contestaré más tarde. Tengo que consultar a los míos, cuyas opiniones están divididas.” La actitud del jefe de la división paraguaya causó las primeras deserciones entre las fuerzas nacionales, pues la mayoría no quería la ignominia de la rendición, preferían estrellar la división contra las fuerzas aliadas y sucumbir en batalla, uno de ellos fue el Sto. Mayor. José del Rosario López quien después de una airada discusión con Estigarribia arrió la bandera de su Regimiento N° 27, lo envolvió a una bala de cañón y la arrojó al río para que no cayese en manos enemigas, en la noche del 17 de septiembre varios paraguayos consiguieron evadir el cerco.

El 18 de septiembre de 1865 las fuerzas aliadas se prepararon para el asalto a la ciudad, el Gral. Manuel Marqués de Souza envió una intimación a Estigarribia para que deponga las armas dentro del plazo de dos horas a lo que el comandante paraguayo respondió que “aceptaba rendir la división bajo su mando” poniendo como condición que “los mandos superiores puedan regresar al Paraguay o retirarse a donde quisieran” solicitaba además que los soldados y oficiales uruguayos que formaban parte de su división no fuesen entregados a Flores ya que temía que los ejecutara.
Aceptadas sus condiciones (que jamás serían respetadas), Estigarribia se rindió con todos los hombres bajo su mando, lo mejor del Ejército Paraguayo, sin disparar un solo tiro. En horas de la tarde los rendidos se enfilaron en un patético desfile sin sus armas y arrastrando las banderas paraguayas frente al emperador Pedro II, el presidente argentino Bartolomé Mitre y el Gral. Venancio Flores.

[Imagen: 350px-Guerre_de_la_Plata_-_Capitulation_..._Rubio.jpg]

Cuando el Mariscal López se enteró de“la vergonzosa noticia de la rendición de Uruguayana”, lanzó una proclama condenando la conducta de Estigarribia, quien “responderá ante Dios y la Patria del único acto que con vergüenza registramos en la historia”, señalando la desesperada lucha librada por las tropas en Yatay, “sin el menor auxilio del cuerpo principal del mando del Teniente Coronel Estigarribia, únicamente separadas or el ancho del río, con tiempo y medios de pasajes” (Orden del día del mariscal López. Cuartel General de Humaitá, 6 de octubre de 1865. “Partes oficiales”).
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
  


Mensajes en este tema
RE: La Guerra de la Triple Alianza - Tosk - 03-12-2018, 12:10 AM
RE: La Guerra de la Triple Alianza - Tosk - 03-14-2018, 12:27 PM
RE: La Guerra de la Triple Alianza - Krody - 03-16-2018, 12:57 PM
RE: La Guerra de la Triple Alianza - Tosk - 04-05-2018, 12:32 PM
RE: La Guerra de la Triple Alianza - Tosk - 04-07-2018, 10:29 PM
RE: La Guerra de la Triple Alianza - Tosk - 04-25-2018, 12:31 PM
RE: La Guerra de la Triple Alianza - Artiguista - 09-18-2018, 11:38 AM

Salto de foro:


Browsing: 1 invitado(s)