• ¡Bienvenidos a los Foros de Uruguay Militaria!
  • Por favor registrese para comentar y participar.
  • .
¡Hola, Invitado! Iniciar sesión Regístrate


Calificación:
  • 1 voto(s) - 5 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Corea del Norte
#71
MUNDO "NO HABRÁ MÁS GUERRA EN LA PENÍNSULA"
Las dos Coreas acuerdan cooperar para alcanzar una "paz permanente"
Abril 27, 2018 07:24
TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS


[Imagen: 0025299033.jpg]


Kim destacó que "el mundo les observa", y afirmó que lo acordado hoy permitirá "evitar que se repitan los errores del pasado"

[Imagen: 0025299033.jpg]

AFP


La dos Coreas se comprometieron a cooperar para establecer una "paz permanente" en la península, y a abrir conversaciones con Estados Unidos para firmar un tratado de paz definitivo que sustituya al armisticio.

"El Norte y el Sur cooperarán activamente para establecer un sistema de paz permanente y estable en la península coreana", señala la declaración conjunta firmada por el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, al término de la histórica cumbre celebrada hoy en la frontera militarizada.

Las dos Coreas "declaran el final de los 65 años transcurridos desde el armisticio" y apuestan por sustituir éste por "un tratado de paz", reza el texto, en alusión a la situación de enfrentamiento técnico en la que permanecen el Norte con el Sur y EEUU desde el conflicto que afectó a la península.

Norte y Sur concluyeron la Guerra de Corea el 27 de julio de 1953 con un armisticio firmado por el Ejército norcoreano, China y Estados Unidos en representación del comando de las Naciones Unidas, y que nunca fue reemplazado por un tratado de paz definitivo.

"El Sur, el Norte y Estados Unidos avanzarán activamente con la organización de cumbres a tres o cuatro bandas con vistas a establecer un sistema de paz permanente y estable", añade la declaración conjunta.

"No habrá más guerra en la península. Con esta declaración abrimos una nueva era", dijo el presidente surcoreano en un discurso junto a Kim Jong-un al término de la cumbre.

"Trabajaremos juntos para lograr la paz permanente, y para eso hemos adoptado esta declaración", afirmó por su parte Kim, en la primera ocasión en que un líder norcoreano realiza una alocución junto a otro del Sur tras una cumbre intercoreana.

Kim destacó que "el mundo les observa", y afirmó que lo acordado hoy permitirá "evitar que se repitan los errores del pasado", además de destacar que Norte y Sur "son un mismo pueblo" y "no deben volver a enfrentarse" sino "avanzar juntos hacia la unificación".

Fuente: AFP
"Dormía y soñaba que la vida era alegria, desperté y vi que la vida era servicio, serví y vi que el servicio era alegria."
Rabindranath Tagore
 
Reply
#72
Dudo que haya una paz definitiva en la peninsula de Corea, para mi es otra estratajema del gordo Kim. Esperemos.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
#73
(04-29-2018, 04:17 PM)Artiguista escribió: Dudo que haya una paz definitiva en la peninsula de Corea, para mi es otra estratajema del gordo Kim. Esperemos.

Pienso igual, espero nos equivoquemos.
 
Reply
#74
(04-30-2018, 01:27 PM)Krody escribió:
(04-29-2018, 04:17 PM)Artiguista escribió: Dudo que haya una paz definitiva en la peninsula de Corea, para mi es otra estratajema del gordo Kim. Esperemos.

Pienso igual, espero nos equivoquemos.


Corea del Norte suspende la reunión con el Sur y amenaza con cancelar la cumbre con Trump
El régimen de Pyongyang no asiste al encuentro previsto en la frontera por las nuevas maniobras militares de EE.UU. con bombarderos nucleares
PABLO M. DÍEZ
Corresponsal en PekínActualizado:16/05/2018 20:26h24

NOTICIAS RELACIONADAS

En el último minuto, Corea del Norte ha suspendido la reunión que iba a mantener este miércoles con el Suren su frontera del Paralelo 38. Ambas partes iban a empezar a poner en marcha los acuerdos alcanzados el mes pasado en la histórica cumbre entre el joven dictador Kim Jong-un y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, plasmados en su Declaración de Panmunjom.
Para seguir con la distensión entre las dos Coreas y mejorar sus relaciones económicas con proyectos conjuntos, iban a acudir funcionarios de los ministerios de transportes, ferrocarriles, bosques y cultura. Pero el régimen comunista de Pyongyang ha decidido suspender a última hora la reunión por las nuevas maniobras militares entre Corea del Sur y Estados Unidos, que se denominan «Max Thunder» y durarán hasta el día 25.

Corea del Norte las considera un simulacro de ataque preventivo porque incluyen bombarderos nucleares B-52 y un centenar de cazas, entre ellos los «Raptor» invisibles al radar. «Las maniobras contra la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial del país) son un claro desafío a la Declaración de Panmunjom y una deliberada provocación militar a la mejora de la situación en la Península», criticó la agencia estatal KCNA en un comunicado.

Además, Pyongyang ha amenazado con cancelar la cumbre prevista para el 12 de junio en Singapur entre Kim Jong-un y el presidente Donald Trump. «EE.UU. tendrá que pensar dos veces sobre el destino de la cumbre, ahora en la prioridad de la agenda, ante este embrollo militar que ha montado junto a las autoridades surcoreanas», advirtió la KCNA.
Sorprendido por tan repentina decisión, el ministerio surcoreano para la Unificación, Cho Myoung-gyon, reaccionó con cautela. «Acabamos de empezar. En el camino hacia la desnuclearización y la paz, creo que podría haber varias situaciones», respondió a los periodistas que le preguntaron por la suspensión del encuentro, según informa la agencia surcoreana Yonhap.

Por su parte, EE.UU. sigue adelante con sus preparativos para la cumbre de Singapur con Kim Jong-un porque no tiene ninguna información sobre una posible cancelación, anunció una portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Esta suspensión del encuentro intercoreano enfría el acercamiento de los últimos meses entre ambos países, coronado por la reunión del 27 de abril entre Kim Jong-un y Moon Jae-in. En dicha cumbre, ambos se comprometieron a lograr la «completa desnuclearización» de la Península Coreana y a firmar un tratado de paz, ya que la guerra de hace más de seis décadas solo acabó con un armisticio. Además de impulsar sus relaciones bilaterales con proyectos de cooperación económica, turística y de transportes por tren y carretera, acordaron retomar en agosto las reuniones de familias separadas por la guerra.

Gracias a este deshielo, Pyongyang ha detenido sus ensayos nucleares y de misiles y ha empezado ya a desmantelar el silo subterráneo donde ha llevado a cabo seis pruebas atómicas desde 2006. Así lo muestran imágenes tomadas por satélite y, para probarlo, permitirá que diplomáticos y periodistas de EE.UU. y Corea del Sur inspeccionen la próxima semana el complejo de pruebas nucleares de Punggye-ri. Todo ello, claro, siempre y cuando Kim Jong-un no se eche atrás en el último momento argumentando las maniobras militares conjuntas de EE.UU. y Corea del Sur. A pesar de este revés, algunos expertos señalan que el comunicado oficial de la KCNA no cita ni a Kim Jong-un ni al Ejército. Más que una amenaza, parece una advertencia dentro del juego habitual de la negociación diplomática
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
#75
No entiendo las maniobras de EEUU con Corea del Sur en estos momentos.

Hasta parece que no quisieran quitar presión en el asunto.
 
Reply
#76
Kim Jong-un sigue el deshielo devolviendo a EE.UU. restos de militares muertos en la guerra de Corea
Donald Trump agradece el dictador norcoreano la devolucíon de los restos
PABLO M. DÍEZ/CARLOS PÉREZ CRUZ
CORRESPONSAL EN ASIA/

[Imagen: corea-soldados-eeuu-kEB--620x349@abc.jpg]

Cuando se cumplen justo 65 años del armisticio que puso fin a la guerra de Corea, el régimen de Kim Jong-un dio ayer un nuevo paso en su deshielo con Estados Unidos devolviéndole los restos de 55 de sus soldados caídos en dicha contienda. Con este gesto cargado de simbolismo, el dictador norcoreano empieza a cumplir uno de los cuatro compromisos alcanzados en la histórica cumbre que celebró con el presidente Trump el mes pasado en Singapur.
En pequeñas cajas envueltas en banderas de la ONU, que lideró la coalición internacional contra el régimen estalinista de Pyongyang y sus aliados chinos y rusos, los restos llegaron desde Wonsan en un avión de transporte estadounidense hasta la base de Osan, en Corea del Sur. Allí fueron recibidos por sus compañeros de armas, quienes, ataviados con sus uniformes de gala, los sacaron del avión con ceremonialidad marcial. Tras una primera comprobación de estos huesos por parte de los forenses, el miércoles de la próxima semana se celebrará un acto en su honor y luego serán trasladados al laboratorio del Pentágono en Hawái para tratar de identificarlos mediante el ADN u otras pruebas.
En teoría, estos restos pertenecen a 55 de los 5.300 soldados estadounidenses que jamás volvieron de la Guerra de Corea, librada entre 1950 y 1953. Desaparecidos en combate, cayeron al otro lado de las filas enemigas o perecieron en campos de prisioneros durante el conflicto. Pero, como de la mayoría solo quedan sus huesos, también podrían ser de los 33.000 soldados desaparecidos de la alianza de 21 países que se enfrentó a Corea del Norte. Para determinar sus identidades y dar un poco de consuelo a sus familias después de tanto tiempo, los restos serán analizados con las técnicas más avanzadas en el sofisticado laboratorio antropológico de Hawai por donde han pasado todos los desaparecidos en combate de EE.UU., desde la II Guerra Mundial hasta la de Vietnam.

Distensión estancada

Frente a la falta de acuerdos concretos sobre la renuncia de Kim Jong-un a sus armas nucleares, esta simbólica repatriación de restos le vuelve a reconciliar con Trump. A pesar del encuentro en Singapur, la distensión con Corea del Norte se había estancado durante las últimas semanas por la falta de pasos concretos hacia su desnuclearización. A finales del mes pasado, la visita a Pyongyang del secretario de Estado, Mike Pompeo, para fijar la agenda del proceso acabó en un rotundo fracaso. Dando buena cuenta de sus distintos puntos de vista, Pompeo se marchó sin ser recibido por Kim Jong-un y la propaganda norcoreana hasta lo acusó de haber ejercido una «presión mafiosa». Una crítica feroz que volvió a despertar serias dudas sobre el compromiso real de Corea del Norte de renunciar a su arsenal atómico, como ya ocurrió con acuerdos anteriores que finalmente se quedaron en papel mojado.
A pesar de estas discrepancias, Kim Jong-un ha seguido adelante con su palabra, escogiendo además una fecha tan especial como el 65º aniversario del armisticio para cumplirla. De igual modo, y según ha detectado con imágenes por satélite el portal especializado 38 North, parece que también ha empezado a desmantelar la base de lanzamientos de misiles de Sohae, desde donde ha llevado a cabo algunos de sus ensayos balísticos.
Dichos gestos devuelven la esperanza al acercamiento entre Trump y Kim Jong-un escenificado en Singapur, sobre todo tras los últimos informes de la Inteligencia estadounidense alertando de que Corea del Norte no había detenido su programa atómico. A tenor también de imágenes captadas por satélite, el régimen de Kim Jong-un habría mejorado sus instalaciones nucleares de Yongbyon y estaría perfeccionando su enriquecimiento de uranio. Algo imposible de confirmar, como todo en la secreta Corea del Norte.

[Imagen: cuerpos-guerra-corea-kDmC--620x349@abc.jpg]

Esto pone en cuestión si la devolución de restos de soldados americanos es un paso más hacia la normalización de las relaciones entre ambos países, o si, por el contrario, es solo un caramelo de seducción para que la administración Trump levante las sanciones que ahogan la economía de Corea del Norte. Sea como fuere, y después de llevar semanas presumiendo de la inexistente devolución de hasta 200 cuerpos de soldados, ahora sí que el presidente Donald Trump tiene los primeros restos a punto de regresar a casa.

Herramienta de negociación
De momento permanecerán en la base militar de Osan, Corea del Sur, donde el próximo 1 de agosto está prevista una ceremonia por la repatriación a la que acudirá el vicepresidente de Estados Unidos. En un comunicado, Mike Pence agradeció al régimen de Pyongyang y subrayó «el inquebrantable compromiso del presidente [Trump] con los valientes hombres y mujeres que vistieron el uniforme de los Estados Unidos». Más adelante, Pence añadió que «como hijo de un veterano combatiente de la Guerra de Corea, es un gran honor formar parte de este momento histórico».

Donald Trump, que en varias ocasiones aseguró haber recibido en campaña peticiones de padres de soldados para que recuperara los restos de sus hijos (serían padres centenarios), agradeció a Kim Jong-un vía Twitter la devolución: «Un gran momento para muchas familias». Rick Downes, director ejecutivo de uno de los grupos que representan a familias de combatientes, señaló a «The Washington Post» que estos soldados «son fichas del póquer» y «todavía están de servicio. La guerra sigue y se les está utilizando como una herramienta de negociación». Y es cierto que, aunque la entrega se produce justo 65 años después de la firma del armisticio, la guerra nunca acabó formalmente con un tratado de paz, y Corea del Norte y Estados Unidos carecen de lazos diplomáticos.

Más de 36.000 soldados estadounidenses fallecieron en la Guerra de Corea, y más de 7.700 desaparecieron, incluidos los 5.300 que se considera lo hicieron en el norte de la península. Entre 1996 y 2005, equipos de trabajo de Estados Unidos y Corea del Norte localizaron 229 cuerpos. La última entrega se había producido en 2007, cuando Bill Richardson, antiguo embajador del país ante la ONU, recuperó seis.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
#77
Las dos Coreas y EE.UU. verifican el desarme de la zona de seguridad conjunta
Las tres partes han supervisado la retirada del armamento y los puestos de guardia de la zona, el único área fronteriza donde tropas de los tres países se ven las caras, considerado «el último escenario de la Guerra Fría»
EFE
Actualizado:28/10/2018 11:00h2

NOTICIAS RELACIONADAS


Las dos Coreas y el Comando de la ONU (UNC), que lidera Estados Unidos, han verificado el desarme de la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), el único área fronteriza donde tropas de los tres países se ven las caras, ha informado el Gobierno de Seúl.
Las tres partes verificaron entre viernes y sábado la retirada del armamento y los puestos de guardia de la zona y confirmaron «que los pasos de desarme se llevaron a cabo con éxito por primera vez desde que se creó la JSA en 1953», dijo el Ministerio de Defensa de Seúl en un comunicado recogido por la agencia de noticias Yonhap.
Corea del Sur y Corea del Norte, que permanecen técnicamente en guerra, decidieron desarmar el área con base en el acuerdo militar que suscribieron en septiembre en Pyongyang durante su última cumbre para rebajar la tensión en la JSA y en otras zonas fronterizas.

La UNC está incluida en las actuales negociaciones porque administra la franja sur de la zona desmilitarizada que divide las dos Coreas y en cuyo corazón se sitúa la JSA. En línea con el acuerdo, Corea del Norte eliminó cinco puestos militares dentro del área, mientras que Corea del Sur retiró cuatro.



Las dos Coreas y la UNC mantendrán a partir ahora conversaciones adicionales para la apertura de nuevos puestos para gestionar la JSA desarmada y reajustar el equipo de vigilancia, dijo el citado medio. Sur y Norte planean desplegar en la zona 35 soldados desarmados cada uno, añadió.
Una vez completado el desarme y los procedimientos relaciones este año, se contempla la posibilidad de que los turistas que visiten la JSA puedan cruzar la libremente la línea de demarcación militar que la divide en dos en un horario preestablecido.
La JSA, a la que se ha llamado «el último escenario de la Guerra Fría», era originalmente un área neutral en la que soldados de las tres partes podían moverse libremente hasta que también fue partida en dos tras un suceso que culminó en el asesinato de dos oficiales estadounidenses a manos de tropas norcoreanas en 1976.
La zona también ha sido escenario de otros encontronazos armados y deserciones, como la espectacular huida que protagonizó un soldado norteño en noviembre de 2017 cuando logró cruzar al Sur tras ser alcanzado varias veces por balas de sus compañeros de filas.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
#78
Un mexicano lideró el asalto a la embajada de Corea del Norte y avisó al FBI


Los diez asaltantes se dividieron en cuatro grupos y se dirigieron a Portugal, por lo que estarían todos ya fuera de España

EFE@abcespanaMadridActualizado:26/03/2019 15:57h8
Un ciudadano mexicano residente en Estados Unidos, Adrián Hong Chang, lideró el grupo de diez personas que asaltó la embajada de Corea del Norte en Madrid el 22 de febrero pasado y avisó de su acción al FBI en Nueva York con el objeto de facilitar el material audiovisual que supuestamente había obtenido.

Este es el relato de los hechos que recoge la causa abierta por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que hoy martes ha acordado levantar el secreto de la investigación y apunta a la comisión de delitos de allanamiento de morada, detenciones ilegales, lesiones, falsificación documental, amenazas y robo, cometidos por organización criminal.

Tras el asalto, en el que también han sido identificados como responsables el ciudadano estadounidense Sam Ryu y el surcoreano Woo Ran Lee, Hong Chang se desplazó a Lisboa, donde cogió un vuelo que llegó a New Jersey el 23 de febrero, y cuatro días después se trasladó a Nueva York y contactó con el FBI.

Según el relato del juez, el presunto líder del asalto se presentó en la embajada a las 16.34 horas del 22 de febrero y pidió ver al encargado de negocios, al que ya conocía de una visita previa en la que se hizo pasar por empresario.

Aprovechando un descuido, dejó pasar al resto del grupo que se encontraba en el exterior y portando machetes, cuchillos, barras de hierro y armas cortas simuladas, «comenzaron a golpear violentamente a sus ocupantes, hasta que consiguieron reducirlos y colocarles grilletes y bridas para inmovilizarlos».

Una de las personas retenidas pudo saltar desde el primer piso y escapar por una de las salidas, donde fue vista por un ciudadano que solicitó asistencia sanitaria y policial.

Contacto con el FBI
Al llegar la Policía y tras establecer un perímetro de seguridad, los agentes llamaron a la puerta y les abrió el propio Hong Chang, que se había colocado un pin con la cara del presidente de la República Popular de Corea Kim Jong Un.

Tras presentarse como un alto representante, les indicó que no había ningún problema y que, si había alguien herido, debían comunicarlo oficialmente al Consulado.
Tras 60 minutos en la sala de reuniones, tres de los asaltantes se llevaron al encargado de Negocios al sótano y allí le incitaron a abandonar Corea del Norte, «identificándose como miembros de una asociación o movimiento de derechos humanos para la liberación de Corea del Norte».

Cuando éste les aseguró que no traicionaría a su país y no desertaría, fue de nuevo maniatado y le volvieron a cubrir la cabeza con una bolsa negra.
Mientras retenían a las personas que se encontraban en la Embajada, los asaltantes se apoderaron de un par de «pendrives», dos ordenadores, dos discos duros (uno de ellos de almacenamiento de imágenes de seguridad) y un teléfono móvil.

También cogieron tres vehículos propiedad de la Embajada, y el grupo asaltante emprendió la huida a las 21.40 horas, tras dejar a «las personas que habían detenido inmovilizadas con bridas y grilletes».
Posteriormente, Hong Chang y otro de los asaltantes salieron de la Embajada por la parte trasera y tomaron otro vehículo. Tras el asalto, Hong Chang consiguió llegar a Estados Unidos al día siguiente y se puso en contacto con el FBI de los Estados Unidos.

Cuatro grupos
En ese encuentro, manifestó que, bajo su propia voluntad, llevó a cabo el asalto junto a otras personas, «dando superficiales detalles de cómo se llevó a cabo el asalto y el aseguramiento del edificio» y que tras el asalto se dividieron en cuatro grupos y se dirigieron a Portugal, por lo que estarían todos ya fuera de España.
También indicó que el grupo asaltante portaba cuchillos y pistolas de «airsoft». Al parecer, previo al asalto, indica el auto, Hong Chang habría contactado con alguien no identificado de la Embajada que sería susceptible de «desertar».

De la Mata detalla también todos los preparativos del asalto, como cuando Hong Chang compró en una tienda de Madrid material táctico y de combate consistente en 5 fundas de pistola de extracción rápida, 4 cuchillos de combate, 6 pistolas simuladas HK, 1 sobaquera, 4 gafas de tiro, 5 linternas tácticas o 5 grilletes de tipos diferentes.
Los días previos, otros cuatro miembros del grupo, entre ellos Ram Lee y Sam Ryu, compraron también diverso material en una ferretería que incluía 1 cizalla, varios desencofradores, 33 rollos de cinta de doble cara, cinta americana, alicates o una escalera telescópica, entre otros útiles.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
  


Salto de foro:


Browsing: 1 invitado(s)