• ¡Bienvenidos a los Foros de Uruguay Militaria!
  • Por favor registrese para comentar y participar.
  • .
¡Hola, Invitado! Iniciar sesión Regístrate


Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Aportes para la Historia Reciente por Danny
#1
Más de la excelente pluma de Mr. Danny que tuve la previsión de guardar, ahora lo comparto con todos ustedes.
Es el Tomo 2, lamentablemente no tengo el 1, quizás alguien también haya tenido la previsión de guardarlos y pueda completar esta publicación.
Esperemos en breve volver a contar con más de este autor y forista destacado.


Archivos adjuntos
.pdf   Aportes a la Historia Reciente del Uruguay_Tomo2.pdf (Tamaño: 4.64 MB / Descargas: 9)
 
Reply
#2
(09-21-2015, 03:53 AM)Cabo Viejo escribió: Más de la excelente pluma de Mr. Danny que tuve la previsión de guardar, ahora lo comparto con todos ustedes.
Es el Tomo 2, lamentablemente no tengo el 1, quizás alguien también haya tenido la previsión de guardarlos y pueda completar esta publicación.
Esperemos en breve volver a contar con más de este autor y forista destacado.

Aporto el Tomo I y comparto que es "autor y forista destacado".


Archivos adjuntos
.pdf   Aportes a la Historia Reciente del Uruguay.pdf (Tamaño: 4.2 MB / Descargas: 6)
 
Reply
#3
Familiares de los desaparecidos en contra de amnistía
Rechazan propuesta planteada por un nuevo jerarca militar.




PABLO S. FERNÁNDEZ
Lunes, 04 Febrero 2019 03:45
[Imagen: 5a43a11d0b6bd.jpeg]Foto: Bruno Scelza.
La Real Academia Española lo define como: “perdón de cierto tipo de delitos, que extingue la responsabilidad de sus autores”. Así explica lo que se entiende por “amnistía”. Y esto es lo que interpreta la organización de Familiares de desaparecidos durante la última dictadura militar en Uruguay. Por eso su postura es clara, quieren “verdad” para encontrar a sus familiares y “justicia” para que quienes cometieron los delitos paguen por ellos.
“Yo estoy en la máxima jerarquía de las Fuerzas Armadas y cuando sucedieron ciertos hechos yo era un niño, hoy tenemos ingresando a la Escuela Militar chiquilines que nacieron en el siglo XXI (…). Tenemos que tratar de buscarle una solución que le de paz, tranquilidad, y que reconforte a todos los que puedan estar, y que están seguramente, muy dolidos”, dijo el viernes el nuevo Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Esmade), Alfredo Erramún.

El jerarca militar declaró a los medios que se tiene que recurrir “a los que saben y hablar con ellos” pero al mismo tiempo “darles garantías para eso”. Este pacto no es aceptado por la organización “Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos”.Elena Zaffaroni, quien integra esa organización, dijo a El País que la postura es bien clara. “Verdad y justicia .Y las Fuerzas Armadas nunca colaboraron con la verdad y la justicia. En su seno cometieron estos delitos. No es posible que las autoridades hablen de que esperan que alguno quiera decir algo”, puntualizó. Zaffaroni sostuvo que los militares no revisaron ni aportaron, ni tampoco han trabajado para cortar con “el pacto de silencio”. “Ellos dicen que ese pacto no existe. Que lo llamen como sea pero han cerrado filas desde 1985 a la fecha”, aseguró. Para la organización de familiares lo que se ha podido avanzar fue por el esfuerzo de las víctimas. Sostuvo que si el Ejército desea colaborar, que lo haga. “Aportando información es la única forma que pueden mostrar su deseo de colaborar”, dijo. Por otro lado, puntualizó que el Estado tiene el deber y el compromiso de avanzar en la búsqueda. 

El presidente Tabaré Vázquez conformó una comisión para este tema . Familiares decidió abandonar esa comisión al entender que el actual comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, aportó información falsa. “El Estado tiene una obligación de hacer algo y de marcar institucionalidades que avancen y que aclaren estos delitos de lesa humanidad. No es un tema del gobierno frenteamplista, es un tema del Estado. Esté el gobierno que esté”, opinó Zaffaroni


https://www.elpais.com.uy/informacion/po...istia.html

Big Grin Big Grin Big Grin
 
"Mas vale ser aguila un minuto que sapo la vida entera".
 
Reply
#4
Nunca podra haber verdad y justicia de esta forma. Lo que quieren es seguir el agite, venganza y los $$$ que da el tema.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
#5
Para los radicales que pretenden investigar el espionaje en democracia, podrian empezar por este marxista traidor.





Historia de una traición 


- Hebert Gatto 

En el año 1958 cuando la edad me lo permitió me deslumbré con el pensamiento de Vivián Trías. En mi visión, el líder del Partido Socialista era el político de izquierda que mejor representaba al país. Socialista, como todo intelectual que se preciara, antiimperialista decidido, fundador del enfoque revisionista de la historia uruguaya, era por lejos, uno de los intelectuales de mayor calado de la época. 

El hombre que junto a Carlos Quijano, Carlos Real de Azúa y Alberto Methol Ferré profetizó que sin integración latinoamericana, sin hacer realidad la Patria Grande, el continente carecía de futuro. Plasmando un pensamiento renovador, plagado de eruditas profecías que en el clima de estancamiento y desesperanza que vivía el país, sonaban como luminosos asertos. 

Verdades sagradas avaladas por la ciencia. Sin que nadie se preguntara, Trías incluido, como lograr que los renuentes orientales las compartieran. Es cierto que en sus desavenencia con Emilio Frugoni, los sucesos resultaron confusos y sin honor. Aún si el viejo gladiador, como yo creía entonces, era un sobreviviente de otra época. 
Además, y esto me resultaba decisivo, era imperioso diferenciarse de la otra parte de la izquierda, la comandada por el Partido Comunista. 

Ya por entonces el pasado estalinista era ampliamente reconocido y la URSS y su imperio una dictadura totalitaria irredimible. Razón que también hacía inaceptable a su filial uruguaya. Trías, que había descrito a la URSS como un imperio que explotaba a su pueblo aparecía, sin abandonar la izquierda, su mejor adversario. 

Su socialismo nacional, la idea de un modo de producción adaptado a cada nación, alejado de la generalidad mecanicista de los soviéticos, resultaba irresistible al tercerismo que "Marcha" nos había donado. 
Ni siquiera la irrupción cubana, pudo modificar esos parámetros. Era posible apoyar a Cuba, criticar a la URSS, proclamar el socialismo y adherir al pensamiento de Trías con independencia de su partido. 

Hoy conocemos su costo. Pasado más de medio siglo, sabemos que Trías no fue un demócrata, a lo menos durante 13 años fue un agente checoslovaco, vale decir un espía soviético. 
Es vano discutirlo, lo fue y lo fue plenamente. Le pagaron mensualmente y le ordenaron y financiaron los temas de muchos de sus libros. 
Le rentaron departamentos y le autorizaron más de cuarenta operaciones activas, una, rocambolesca, contra la embajada de los Estados Unidos. 
Se valió de Época, El Sol, Izquierda para promoverlas. Lo premiaron con whisky, viajes y cigarrillos americanos. Reclutó agentes usando a su partido o a su esposa. 

Poco importa eso, el Partido Socialista lo perdona. Arguye que espió por convicción, no por monedas. Lo hizo para destruir al imperialismo y apresurar la nueva sociedad. Nada que objetar por ende. ¡Arriba la URSS y sus valientes agentes! 

Solo alguna pregunta rezagada irrumpe, incómoda. ¿Lo perdonarán los muchos que en un tiempo lo admiramos y que ahora, pese a haber cambiado, seguíamos respetándolo? ¿Cómo se relaciona el espionaje con la democracia y la transparencia? ¿Qué pensar de la génesis del Frente Amplio, cuyos dos partidos fundadores aparecen liderados por agentes soviéticos abrazados a la URSS? 
¿Es válido, como hizo Trías, mentir a un país entero?. 

Big Grin Big Grin Big Grin
 
"Mas vale ser aguila un minuto que sapo la vida entera".
 
Reply
#6
Ojo que todos los partidos políticos pidieron investigar el espionaje en democracia, no nos confundamos. Esa investigación no fue impulsada por radicales y creo que la comparación no es del todo acertada. La realidad política de fines de los 50s y principios de los 60s era bastante agitada en TODO el mundo y nuestro país no pudo escapar de eso - lamentablemente- donde tanto la URSS como la CIA, tenía sus operadores en casi todos los países del continente.
 
Reply
#7
Las tareas de inteligencia existieron, existen y existirán como parte de las políticas de Estado. En todo el mundo, no importa si son democracias, dictaduras, de Izquierda, de Derecha, etc.
Es parte del aparato de defensa de un Estado.
En ese sentido, nadie se tendría que ofender por que en democracia se hace inteligencia sobre el MLN o el Partido Comunista. Sus antecedentes lo ameritan. Ambos tenían un aparato armado en democracia.
Será que tengo la imagen de los espías de la televisión que a Trías lo veo como un simple informante, un operador en la inteligencia del Pacto de Varsovia.
Creo que actuó por razones ideológicas y porque después le tomo el gusto a la cosa.
En realidad para mi gusto, lo baja del pedestal en que se lo tenía.
Coincido en que en la época - plena Guerra Fría - operaba la CIA también en Uruguay.
Además operaron antes - no seamos ingenuos - otros "espías" para servicio de sus naciones.
 
Reply
#8
(02-13-2019, 03:30 PM)Pablo 1983 escribió: Ojo que todos los partidos políticos pidieron investigar el espionaje en democracia, no nos confundamos. Esa investigación no fue impulsada por radicales y creo que la comparación no es del todo acertada. La realidad política de fines de los 50s y principios de los 60s era bastante agitada en TODO el mundo y nuestro país no pudo escapar de eso - lamentablemente- donde tanto la URSS como la CIA, tenía sus operadores en casi todos los países del continente.

De acuerdo, ahora decime un referente politico como tuvieron a Vivian Trias que haya espiado. Ademas hay que recordar que espiaba para una DICTADURA como lo era la URSS a traves de sus satelites.
"Dormía y soñaba que la vida era alegria, desperté y vi que la vida era servicio, serví y vi que el servicio era alegria."
Rabindranath Tagore
 
Reply
#9
LIBRO/EL DIRIGENTE SOCIALISTA VIVIAN TRÍAS LOGRÓ ESPIAR A LA EMBAJADA DE ESTADOS UNIDOS Y AL MINISTERIO DE DEFENSA
Escribe Sergio Israel
BUSQUEDA

Largas sobremesas en restaurantes, encuentros clandestinos en "casas de conspiración", caminatas por la calle Andes con señales previstas con antelación e incluso viajes de instrucción al exterior para aprender encriptación.
Además de operaciones políticas ordenadas desde Checoslovaquia, el dirigente socialista uruguayo Vivian Trías realizó actividades de inteligencia militar y contraespionaje que tuvieron como objetivo la Embajada de Estados Unidos en Montevideo y el Ministerio de Defensa, según un libro que saldrá a la venta la semana próxima editado por Debate.

La investigación Vivian Trías. El hombre que fue Ríos, de Fernando López D" Alesandro, a la que accedió Búsqueda, analiza el vínculo entre la agencia de inteligencia checoslovaca StB y el dirigente del Partido Socialista del Uruguay (PSU) en el contexto de la historia de la organización más antigua de la izquierda uruguaya.
El autor, a partir del estudio de los archivos disponibles en Praga, reconstruye la actividad de la red que funcionó entre 1965 y 1977 y que además de "operaciones activas" (AO) de carácter político, sobre todo la publicación de libros, realizó acciones de espionaje y contraespionaje.

Algunas de estas operaciones incluyeron la obtención de una lista de los miembros de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) que operaban en Uruguay y otras informaciones secretas de la Embajada de Estados Unidos en Montevideo y también del Ministerio de Defensa durante los gobiernos de Oscar Gestido y Jorge Pacheco Areco.

En el caso de la Secretaría de Estado, Trías se valió de la colaboración directa de Juan Enrique el Gordo Balla, quien según la investigación de López, fue "el primero en ser coptado para tareas de inteligencia".
El Gordo Balla era un "admirador y amigo de Trías" que trabajó en el Ministerio de Hacienda y luego en Defensa. Balla, además de dirigente de la Confederación de Trabajadores del Estado (Cofe), aparece desde 1967 en los archivos de la Seguridad Estatal checoslovaca (Státní bezpecnost, StB) con el nombre clave de Rosiko.
López afirma que probablemente Balla nunca supo que trabajaba para la StB, porque Trías lo hizo actuar "bajo bandera" (falsa), ya que en general hizo creer a sus colaboradores que eran parte de un supuesto aparato de inteligencia del PSU que él mismo dirigía y para el cual contaba realmente con la aprobación del comité ejecutivo de la organización.

Rosiko era útil para la StB porque tenía buenos contactos con oficiales de las Fuerzas Armadas, en especial de la Marina, y proporcionó a través de Ríos "protocolos de reuniones y listado de integrantes" de la fuerza.
Además de operaciones políticas ordenadas desde Checoslovaquia, el dirigente socialista uruguayo Vivian Trías realizó actividades de inteligencia militar y contraespionaje que tuvieron como objetivo la Embajada de Estados Unidos en Montevideo y el Ministerio de Defensa.
Los agentes de Checoslovaquia quedaron asombrados del desorden y la vulnerabilidad del Ministerio de Defensa uruguayo, aunque estaban más interesados en objetivos con mayor valor estratégico.

En 1968, Praga decidió que las operaciones se concentraran en la embajada del "enemigo principal", los Estados Unidos, y luego aceptó incluir a Rosiko en su nómina.
Según el libro, para su exitoso trabajo Rosiko contó con el apoyo de dos oficiales de la Armada de ideas de izquierda: Wilfredo Campos y Mario Arballo. Este último tenía "un vínculo especial" con una funcionaria de la embajada y gracias a esa relación visitaba la oficina y aprovechaba cada descuido para robar información.

Arballo habría conseguido copiar una nómina de los funcionarios civiles de la representación diplomática y de los uruguayos que trabajaban para la CIA. Los checoslovacos, que entonces eran aliados del KGB soviético, también se enteraron por esta vía de que "la CIA había sido la organizadora de un atentado contra la Embajada de la URSS durante el año en que Alberto Heber fue presidente del Consejo Nacional de Gobierno" (1966).

Big Grin Big Grin Big Grin
 
"Mas vale ser aguila un minuto que sapo la vida entera".
 
Reply
#10
La aparición de los restos del Bleir en el batallón 13 son un recordatorio de la crueldad de las guerras revolucionarias.
Seguramente es polémico lo que voy a comentar y a muchos ni siquiera estarán de acuerdo conmigo pero es mi visión de lo que sucedió en aquellos años, aunque la verdad solo la tienen los que lo vivieron.
En esa guerra sucia, clandestina no hubo muchas victimas inocentes como se pretende decir ahora. Si hay casos dificiles de entender como los del profesor Julio Castro.

Desde mi puento de vista hubieron grupos de represion que operaron absolutamente por fuera de las fuerzas, con total independencia lo que seguramente era propiciado por los generales que no querian saber como se hacian las cosas.

La represión seguía una lógica de combatir a determinados grupos que estaban organizados o se estaban organizando para la lucha armada como el PVP o el caso del que hablamos del Partido Comunista.

Bleier no era un simple afiliado al PCU. ya en el año 1969 había sido detenido por atentado y lesiones al haber atacado con otros de sus camaradas a ciudadanos que se  manifestaban a favor del gobierno.
Era un cuadro importante del partido, habia recibido formación en Cuba (se presume que incluía formación militar) y estaba a cargo de las finanzas del PCU, donde se blanqueaba el dinero que le llegaba de la URSS para financiarse y financiar la estructura clandestina, la que incluía su aparato armado.

Con esto no justifico ni su muerte ni su desaparición, solo quiero dar mi opinión sobre los actores de aquellos tiempos de ambos bandos y los hechos que nos siguen anclando en el pasado.

Me alegro que hayan aparecido sus restos y que su familia halle un poco de paz con ello.
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
  


Salto de foro:


Browsing: 1 invitado(s)