• ¡Bienvenidos a los Foros de Uruguay Militaria!
  • Por favor registrese para comentar y participar.
  • .
¡Hola, Invitado! Iniciar sesión Regístrate


Calificación:
  • 3 voto(s) - 3.67 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Batallas y protagonistas de nuestro Ejercito.
(03-17-2019, 05:12 PM)Artiguista escribió:
17 de marzo de 1897

Batalla de Tres Arboles




En el amanecer del 97, patriotas blancos exiliados en Buenos Aires se organizaron para cruzar el río y sumarse a la Revolución del “vecino alzado” como le gustaba llamarse a Aparicio Saravia.
Se venía de una derrota fiera como había sido la batalla de Arbolito donde había caído nada menos que Chiquito, el heroico hermano del “Aguila del Cordobés”. Eran 22 hombres que partían en armas hacia la patria con el fin de ir sumando en cada pueblo o rancho a los gauchos que “engolillados” con la divisa “Defensores de las Leyes” engrosaban filas para librar su tierra del vasallaje infame. Se eligió como jefe al coronel Diego Lamas.
Militar de carrera en escuelas militares argentinas, ayudante de campo de la Comandancia General en la campaña del desierto, donde adquirió experiencia y prestigio por su coraje y dones de mando expuestos. Seguro que de proseguir en filas argentinas, tenía un muy próximo generalato. Prefirió en cambio pedir la “baja” para integrar en su patria la gesta libertadora.

Junto a Luis A. de Herrera, Duvimioso Terra, Luis Pastoriza, Juan Loaces, G. Funes y otros grandes pensaba cruzar el territorio en donde el grueso del ejército patrio nacionalista presumiblemente los esperaban. Nunca faltan traidores y un caudillito norteño Manuel Núñez, celoso de los mandos elegidos, presumiblemente los denunció al gobierno colorado. Batlle de inmediato mandó al general Villar y al coronel Segundo Flores (hijo del general Añamembuí) en su persecución y exterminio. Era una tropa profesionalmente entrenada y fuertemente armada.

Los inspiraba la más absoluta confianza de triunfo a sabiendas de las limitaciones de “medios” bélicos que los blancos tenían y hasta una marcha triunfal para festejos a la vuelta, con bombos y fanfarrias llevaban.
La que sería “Tres Arboles”. Esto, sin perjuicio del número mayor ostensible de hombres de “línea” sobre gente de campo cuya fuerza y experiencia sólo se basaba en el amor a la patria y a la libertad, como fueron los hombres con los que contaba Diego Lamas.

Es obvio que subestimaron a Lamas. Eligió el sitio apropiado, un “paso” por donde se cruzaba el arroyo Tres Arboles, en un lugar donde la espesura del monte facilitaba la ubicación correcta y eficaz del ejército nacionalista que, aunque mucho más limitado en número, lo suplía con la sorpresa. De soberbios presuntos triunfadores, el “savalaje” colorado se transformó en derrotados ignominiosos.

[Imagen: 022-la-batalla-de-tres-arboles.png]

El triunfo de Diego Lamas fue avasallante siendo famosa la carta del general Villar a Batlle, donde caballerosamente, justo es consignar, admite que de ir a buscar la gloria y el triunfo fue sorprendido por los blancos y hasta buscó la muerte a la que tampoco pudo acceder como era su deseo para evitar la vergüenza. Pero lo más significativo, sin perjuicio del éxito y gloria militar, en sí, Tres Arboles representó el coraje, sacrificio y entrega de los hombre de un Partido que basaron sus luchas y ambiciones en el logro de libertades, vigencia de la Ley y la moral administrativa acabando con los despojos y arbitrariedades electorales de uso común colorado de la época.

[Imagen: 88982564_59766947.jpg]

El vencedor de Tres Arboles, Cnel Andrés Lamas

Hijo del General Diego Eugenio Lamas nació en Salto el 4 de agosto de 1858. El 19 de junio de 1880 ingresó como soldado en el Batallón de Cazadores Nº 1, ascendiendo en diciembre a Sub-Teniente.
En junio de 1882 es baja absoluta del Ejército, continuando su carrera en el Ejército argentino, al ingresar, el 4 de enero de 1883, como Sub-Teniente de Infantería de Marina.
Fue Sargento Mayor en 1895 y designado en 1897 Asesor Militar de la Junta Revolucionaria del Partido Nacional en Buenos Aires.
Iniciada la Campaña Militar de 1897, ocupó el cargo de Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas del Partido Nacional que invade nuestro país obteniendo la victoria de Tres Arboles antes de reunirse con el General Aparicio Saravia bajo cuyas órdenes continuó su actividad siendo herido en un brazo en la batalla de Cerros Blancos.
Luego de la Campaña de 1897 su figura adquiere indiscutible prestigio por su capacidad profesional.
Falleció a causa de un accidente mientras montaba a caballo  el 20 de mayo de 1898.

[Imagen: Lamas_Diego_Luis.jpg]
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
DESEMBARCO DE LOS 33 ORIENTALES
19 de abril de 1825, todos los orientales debemos recordarlo siempre y recordar que la infamia marxista nos ha privado de su bandera.



“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
  


Salto de foro:


Browsing: 1 invitado(s)