• ¡Bienvenidos a los Foros de Uruguay Militaria!
  • Por favor registrese para comentar y participar.
  • .
¡Hola, Invitado! Iniciar sesión Regístrate


Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Noticias internacionales y de la region
Un gran paso no solo para la FAB sino para la industria aeronautica de Brasil, en un par de decadas veremos un avion de combate brasilero.

Big Grin Big Grin Big Grin
 
"Mas vale ser aguila un minuto que sapo la vida entera".
 
Reply
(04-06-2020, 01:31 AM)Terminus escribió: Un gran paso no solo para la FAB sino para la industria aeronautica de Brasil, en un par de decadas veremos un avion de combate brasilero.

Big Grin Big Grin Big Grin

Como siempre he creído y manifestado, Brasil es un país que tiene todo para estar al nivel de los países del  primer mundo y ser líder en Suramérica.
Este programa es la prueba de ello.
Espero, sigan por ese camino
 
Reply
La importancia de una Marina Militar con capcidad oceanica!

Hallazgo de una “estación de servicio” china en medio del Atlántico, a sólo 20 millas del Mar Argentino
Por Uruguay Visión Marítima -
noviembre 22, 2019
0
8307


[Imagen: estacion-china.png?resize=696%2C387&ssl=1]
[/url] [url=https://twitter.com/intent/tweet?text=Hallazgo+de+una+%E2%80%9Cestaci%C3%B3n+de+servicio%E2%80%9D+china+en+medio+del+Atl%C3%A1ntico%2C+a+s%C3%B3lo+20+millas+del+Mar+Argentino&url=https%3A%2F%2Fwww.visionmaritima.com.uy%2Fnoticias%2Fpesca-y-acuicultura%2Fhallazgo-una-estacion-servicio-china-medio-del-atlantico-solo-20-millas-del-mar-argentino%2F&via=Uruguay+Visi%26oacute%3Bn+Mar%26iacute%3Btima]
Compartir en Twitter

Hallazgo de una “estación de servicio” china en medio del Atlántico, a sólo 20 millas del Mar Argentino. Se trata de un buque tanque de origen chino que puede cargar hasta 17 millones de litros de gasoil. Pasa meses en alta mar para venderle combustible a los pesqueros de la zona que no quieren regresar a puerto. Para los expertos, es un engranaje fundamental en un sistema de explotación del océano que no tiene ni pausa ni piedad con el ecosistema marino. 
Pasan los días, los buques y las boyas flotando solas en el océano y se nos dibuja cada vez más completa la imagen de la industria pesquera. Lo primero y más obvio fue cruzarnos con barcos palangreros. Greenpeace relevó información de uno y realizó una acción de protesta sobre otro.  Después nos cruzamos con un famoso buque de transhipment: embarcaciones que hacen la función de frigoríficos o de almacén para los pesqueros. Son buques enormes de las mismas empresas de pesca que para evitar que sus barcos tengan que volver a puerto a dejar la carga, lo almacenan ellos a bordo y proveen a los barcos más chicos de alimentos o de las provisiones que requieran. Así, los tripulantes pueden pasar meses y meses en alta mar (usualmente tres o seis, pero quién sabe si algunos más tiempo aún). 

Para los barcos españoles -habitués de esta zona- no es tan necesario este tipo de técnicas porque vienen de más cerca, pero los de origen asiático requieren de otro tipo de operaciones. Para llegar hasta el Agujero Azul, a la zona lindante con el mar argentino, recorren hasta 11.200 millas náuticas (casi 21.000 kilómetros). Fernando, activista de Greenpeace, mira en la pantalla la gran cantidad de barcos que están por la zona. Por ley toda embarcación debe figurar en el satélite, pero se sabe que algunos pesqueros apagan su sistema cada tanto para que la competencia no descubra la zona en la que opera. Pero ahora desde el Esperanza vimos otra parte fundamental del engranaje: los tanker o buques tanque. Son, dicho de manera sencilla, estaciones de servicio en medio del océano. 

La información de su presencia en el Atlántico sur nos la indicó el radar la noche del miércoles. Si todo salía bien, hoy a la madrugada debíamos encontrarlo. A las cinco de la mañana Craig, el contramaestre del Esperanza (y mi compañero de camarote), salió disparado de la cama. No usa alarma: cada mañana sabe a la hora en que tiene que levantarse y lo hace sin siquiera vacilar un punto. Escuché sus movimientos y le pedí que me mantuviera al tanto. Volvió al camarote cerca de las siete de la mañana. El buque tanque había visto nuestra presencia y se había alejado repentinamente, como si quisiera evitarnos. Así lo hizo por unas horas. Hubo reunión en el puente de maniobra y el capitán, Sergei (de origen ucraniano), decidió ir en su búsqueda. Antes de lo esperado lo alcanzamos. 

Estaba solo 20 millas por fuera de la zona económica exclusiva argentina. Nos pusimos los trajes de protección (unos mamelucos de cinco kilos de peso), y salimos a los gomones.
El Afrikan Queen es uno de los tres gomones de asalto que lleva el barco Esperanza. En él fuimos hasta el buque tanque chino para constatar su existencia. Aunque tiene bandera de conveniencia panameña, toda su tripulación es china. Lo siguiente fue la fascinación y el horror combinados. A los pocos minutos de romper olas con el bote vimos la mole en medio del agua: 144 metros de eslora que desde lejos parecen una pequeña ciudad en construcción, como si en la cubierta estuvieran por levantar un edificio. Ya más de cerca se perciben mejor sus detalles: una pasarela enorme donde se opera y siete pisos para el trabajo de la tripulación. Una de las chimeneas se ve pintada con los colores de la bandera de Panamá. 


Es de hecho la nacionalidad que usa el barco. Se lo llama “bandera de conveniencia” porque le permite al barco gozar de los privilegios legales (sobre todo en los puertos) del país del que declaman ser, pero en realidad son de otra nacionalidad. Este barco por caso es de una empresa china y toda su tripulación es de allí. Su nombre debió ser reservado en esta nota como parte de un acuerdo con el buque para que nos permitiera registrar sus operaciones. Su función es tan insólita como lógica: vende combustible a los pesqueros de la zona. Sus clientes son casi exclusivamente barcos asiáticos, que gastan demasiado combustible para llegar desde su lugar de origen. Por la zona también operan muchos pesqueros españoles, pero al venir de Europa suelen recargar en el puerto de Montevideo, que les queda de paso. 

Por su itinerario, los asiáticos directamente cargan en el medio del mar: se pone un buque al lado del otro y a través de una manguera se traspasa el combustible. Desde el cielo, el drone muestra el buque tanque de 144 metros de eslora al frente, y el Esperanza detrás. ¿Cuánto puede almacenar esta misteriosa estación de servicio marítima? Nada menos que 17 millones de litros de gasoil. Su lugar de provisión sería la isla de Las Palmas, donde consigue el combustible más barato. De allí, al medio del mar, donde estará meses atendiendo pesqueros a quienes, a su vez, les permite pasar temporadas mucho más largas de las que originalmente aguantaría cualquier buque. Las especulaciones dentro del Esperanza (dado que el buque parecía recién pintado) es que llegó al área para pasar la temporada (que empieza en enero y termina en julio).  

Con la presencia de los tankers en aguas internacionales se multiplican los daños: por un lado el trabajo para los pesqueros se vuelve completamente inhumano al no tener contacto con tierra por meses, y por otro lado el ecosistema marino no tiene ni un día de descanso. Es que si bien la temporada alta en esta zona son los primeros siete meses del año, dadas las características de la industria hay pesca ininterrumpida los 365 días sin importar las consecuencias. Las principales especies que se buscan acá son la merluza negra y el abadejo, ambas especies consideradas frágiles (una instancia anterior al peligro de extinción). En el segundo gomón de Greenpeace, el Rino (por su forma de rinoceronte), fueron a bordo dos activistas. Uno de ellos levanta un mensaje para el drone, pidiendo por un tratado para proteger los océanos.

En el segundo gomón de Greenpeace, el Rino (por su forma de rinoceronte), fueron a bordo dos activistas. Uno de ellos levanta un mensaje para el drone, pidiendo por un tratado para proteger los océanos. Un buque pesquero consume en promedio 15 o 20 metros cúbicos de gasoil por día (entre 15 mil y 20 mil litos), dependiendo de la cantidad de arrastre que haya hecho (es decir, dependiendo de cuánta pesca haya levantado). El método de carga de combustible en alta mar es el siguiente: los dos buques se amarran, el tanker levanta una grúa con una manguera y la extiende hasta el barco que va a cargar, se engancha en las válvulas sobre la cubierta y se pasa el gasoil. 


Greenpeace se comunicó con el buque tanque antes del relevamiento de los gomones y sus investigadores están constatando si tiene las medidas de seguridad en condiciones, aunque al ser aguas internacionales la verdad es que no hay nadie que le exija cumplir las reglas. Por supuesto, siempre ronda el miedo a un derrame o a un accidente, pero más allá de eso el problema que desnuda su presencia es el de la sobrepesca y las prácticas que arrasan con la vida marina. Y uno mayor: no hay una regulación que haya que seguir. Aunque insólita, su presencia técnicamente no es ilegal. Por eso uno de los carteles de los activistas de Greenpeace dice: Tratado Global por los océanos ya. 

En marzo del 2020 las Naciones Unidas debatirán en Nueva York sobre este tema. Para eso se realiza esta campaña, para llegar a esa reunión con la mayor cantidad de evidencia posible y así lograr que los países sancionen condiciones de protección para las empresas que quieran pescar en aguas internacionales. Llevamos seis días en alta mar y vimos dos ecosistemas. Parece una vez más una historia de Charles Dickens: era el más maravilloso de los ecosistemas, era el más horrendo de los ecosistemas. Era el más vital de los mundos, era el más decrépito de los mundos. Era el más natural de los océanos, era el más industrial de los océanos. Si la vida bajo el mar depende de la vida sobre ese mismo mar, las cosas no parecen ir hacia buen puerto. Y si no, tómese un bote y salga a navegar. 
No encontrará sirenas pero sí, tal vez, una estación de combustible donde parar a descansar. 

(Joaquín Sánchez Mariño – INFOBAE)
“Dulce et decorum est pro patria mori”
 
Reply
(04-11-2020, 11:57 PM)Artiguista escribió: La importancia de una Marina Militar con capcidad oceanica!

Hallazgo de una “estación de servicio” china en medio del Atlántico, a sólo 20 millas del Mar Argentino
Por Uruguay Visión Marítima -
noviembre 22, 2019
0
8307


[Imagen: estacion-china.png?resize=696%2C387&ssl=1]
[/url] [url=https://twitter.com/intent/tweet?text=Hallazgo+de+una+%E2%80%9Cestaci%C3%B3n+de+servicio%E2%80%9D+china+en+medio+del+Atl%C3%A1ntico%2C+a+s%C3%B3lo+20+millas+del+Mar+Argentino&url=https%3A%2F%2Fwww.visionmaritima.com.uy%2Fnoticias%2Fpesca-y-acuicultura%2Fhallazgo-una-estacion-servicio-china-medio-del-atlantico-solo-20-millas-del-mar-argentino%2F&via=Uruguay+Visi%26oacute%3Bn+Mar%26iacute%3Btima]
Compartir en Twitter

Hallazgo de una “estación de servicio” china en medio del Atlántico, a sólo 20 millas del Mar Argentino. Se trata de un buque tanque de origen chino que puede cargar hasta 17 millones de litros de gasoil. Pasa meses en alta mar para venderle combustible a los pesqueros de la zona que no quieren regresar a puerto. Para los expertos, es un engranaje fundamental en un sistema de explotación del océano que no tiene ni pausa ni piedad con el ecosistema marino. 
Pasan los días, los buques y las boyas flotando solas en el océano y se nos dibuja cada vez más completa la imagen de la industria pesquera. Lo primero y más obvio fue cruzarnos con barcos palangreros. Greenpeace relevó información de uno y realizó una acción de protesta sobre otro.  Después nos cruzamos con un famoso buque de transhipment: embarcaciones que hacen la función de frigoríficos o de almacén para los pesqueros. Son buques enormes de las mismas empresas de pesca que para evitar que sus barcos tengan que volver a puerto a dejar la carga, lo almacenan ellos a bordo y proveen a los barcos más chicos de alimentos o de las provisiones que requieran. Así, los tripulantes pueden pasar meses y meses en alta mar (usualmente tres o seis, pero quién sabe si algunos más tiempo aún). 

Para los barcos españoles -habitués de esta zona- no es tan necesario este tipo de técnicas porque vienen de más cerca, pero los de origen asiático requieren de otro tipo de operaciones. Para llegar hasta el Agujero Azul, a la zona lindante con el mar argentino, recorren hasta 11.200 millas náuticas (casi 21.000 kilómetros). Fernando, activista de Greenpeace, mira en la pantalla la gran cantidad de barcos que están por la zona. Por ley toda embarcación debe figurar en el satélite, pero se sabe que algunos pesqueros apagan su sistema cada tanto para que la competencia no descubra la zona en la que opera. Pero ahora desde el Esperanza vimos otra parte fundamental del engranaje: los tanker o buques tanque. Son, dicho de manera sencilla, estaciones de servicio en medio del océano. 

La información de su presencia en el Atlántico sur nos la indicó el radar la noche del miércoles. Si todo salía bien, hoy a la madrugada debíamos encontrarlo. A las cinco de la mañana Craig, el contramaestre del Esperanza (y mi compañero de camarote), salió disparado de la cama. No usa alarma: cada mañana sabe a la hora en que tiene que levantarse y lo hace sin siquiera vacilar un punto. Escuché sus movimientos y le pedí que me mantuviera al tanto. Volvió al camarote cerca de las siete de la mañana. El buque tanque había visto nuestra presencia y se había alejado repentinamente, como si quisiera evitarnos. Así lo hizo por unas horas. Hubo reunión en el puente de maniobra y el capitán, Sergei (de origen ucraniano), decidió ir en su búsqueda. Antes de lo esperado lo alcanzamos. 

Estaba solo 20 millas por fuera de la zona económica exclusiva argentina. Nos pusimos los trajes de protección (unos mamelucos de cinco kilos de peso), y salimos a los gomones.
El Afrikan Queen es uno de los tres gomones de asalto que lleva el barco Esperanza. En él fuimos hasta el buque tanque chino para constatar su existencia. Aunque tiene bandera de conveniencia panameña, toda su tripulación es china. Lo siguiente fue la fascinación y el horror combinados. A los pocos minutos de romper olas con el bote vimos la mole en medio del agua: 144 metros de eslora que desde lejos parecen una pequeña ciudad en construcción, como si en la cubierta estuvieran por levantar un edificio. Ya más de cerca se perciben mejor sus detalles: una pasarela enorme donde se opera y siete pisos para el trabajo de la tripulación. Una de las chimeneas se ve pintada con los colores de la bandera de Panamá. 


Es de hecho la nacionalidad que usa el barco. Se lo llama “bandera de conveniencia” porque le permite al barco gozar de los privilegios legales (sobre todo en los puertos) del país del que declaman ser, pero en realidad son de otra nacionalidad. Este barco por caso es de una empresa china y toda su tripulación es de allí. Su nombre debió ser reservado en esta nota como parte de un acuerdo con el buque para que nos permitiera registrar sus operaciones. Su función es tan insólita como lógica: vende combustible a los pesqueros de la zona. Sus clientes son casi exclusivamente barcos asiáticos, que gastan demasiado combustible para llegar desde su lugar de origen. Por la zona también operan muchos pesqueros españoles, pero al venir de Europa suelen recargar en el puerto de Montevideo, que les queda de paso. 

Por su itinerario, los asiáticos directamente cargan en el medio del mar: se pone un buque al lado del otro y a través de una manguera se traspasa el combustible. Desde el cielo, el drone muestra el buque tanque de 144 metros de eslora al frente, y el Esperanza detrás. ¿Cuánto puede almacenar esta misteriosa estación de servicio marítima? Nada menos que 17 millones de litros de gasoil. Su lugar de provisión sería la isla de Las Palmas, donde consigue el combustible más barato. De allí, al medio del mar, donde estará meses atendiendo pesqueros a quienes, a su vez, les permite pasar temporadas mucho más largas de las que originalmente aguantaría cualquier buque. Las especulaciones dentro del Esperanza (dado que el buque parecía recién pintado) es que llegó al área para pasar la temporada (que empieza en enero y termina en julio).  

Con la presencia de los tankers en aguas internacionales se multiplican los daños: por un lado el trabajo para los pesqueros se vuelve completamente inhumano al no tener contacto con tierra por meses, y por otro lado el ecosistema marino no tiene ni un día de descanso. Es que si bien la temporada alta en esta zona son los primeros siete meses del año, dadas las características de la industria hay pesca ininterrumpida los 365 días sin importar las consecuencias. Las principales especies que se buscan acá son la merluza negra y el abadejo, ambas especies consideradas frágiles (una instancia anterior al peligro de extinción). En el segundo gomón de Greenpeace, el Rino (por su forma de rinoceronte), fueron a bordo dos activistas. Uno de ellos levanta un mensaje para el drone, pidiendo por un tratado para proteger los océanos.

En el segundo gomón de Greenpeace, el Rino (por su forma de rinoceronte), fueron a bordo dos activistas. Uno de ellos levanta un mensaje para el drone, pidiendo por un tratado para proteger los océanos. Un buque pesquero consume en promedio 15 o 20 metros cúbicos de gasoil por día (entre 15 mil y 20 mil litos), dependiendo de la cantidad de arrastre que haya hecho (es decir, dependiendo de cuánta pesca haya levantado). El método de carga de combustible en alta mar es el siguiente: los dos buques se amarran, el tanker levanta una grúa con una manguera y la extiende hasta el barco que va a cargar, se engancha en las válvulas sobre la cubierta y se pasa el gasoil. 


Greenpeace se comunicó con el buque tanque antes del relevamiento de los gomones y sus investigadores están constatando si tiene las medidas de seguridad en condiciones, aunque al ser aguas internacionales la verdad es que no hay nadie que le exija cumplir las reglas. Por supuesto, siempre ronda el miedo a un derrame o a un accidente, pero más allá de eso el problema que desnuda su presencia es el de la sobrepesca y las prácticas que arrasan con la vida marina. Y uno mayor: no hay una regulación que haya que seguir. Aunque insólita, su presencia técnicamente no es ilegal. Por eso uno de los carteles de los activistas de Greenpeace dice: Tratado Global por los océanos ya. 

En marzo del 2020 las Naciones Unidas debatirán en Nueva York sobre este tema. Para eso se realiza esta campaña, para llegar a esa reunión con la mayor cantidad de evidencia posible y así lograr que los países sancionen condiciones de protección para las empresas que quieran pescar en aguas internacionales. Llevamos seis días en alta mar y vimos dos ecosistemas. Parece una vez más una historia de Charles Dickens: era el más maravilloso de los ecosistemas, era el más horrendo de los ecosistemas. Era el más vital de los mundos, era el más decrépito de los mundos. Era el más natural de los océanos, era el más industrial de los océanos. Si la vida bajo el mar depende de la vida sobre ese mismo mar, las cosas no parecen ir hacia buen puerto. Y si no, tómese un bote y salga a navegar. 
No encontrará sirenas pero sí, tal vez, una estación de combustible donde parar a descansar. 

(Joaquín Sánchez Mariño – INFOBAE)
Como he dicho en otras oportunidades, vivimos de espaldas del mar. Si esto pasa en aguas internacionales, frente a la jurisdicción Argentina, que tiene más patrullaje que nosotros, que no pasará en nuestras 350 millas jurisdiccionales.
Recuerdos que nos dejarían muy buenos dividendos, se los están llevando otros  pero no veo una política acorde para cambiar esta situación
 
Reply
Incendio a bordo del porta helicóptero tipo 075 de China

11 de abril de 2020 

 

El buque de guerra se encontraba en las etapas finales de terminar la construcción en las instalaciones de construcción naval de Hudong-Zhonghua (HDZH) en Shanghai, donde se lanzó el 25 de septiembre del año pasado.
El incendio se extinguió rápidamente, pero se desconoce el daño causado al buque de guerra y tampoco se sabe si el incidente afectará el cronograma. El próximo hito importante para el barco es la prueba en el mar.
El Tipo 075 es una nueva generación de naves de asalto anfibio y mucho más grandes que barcos similares construidos anteriormente para la Armada del PLA, como los barcos Tipo 071 Landing Dock de 25,000 toneladas (LPD).
El helicóptero de 35,000 toneladas le dará a la Armada china la capacidad de desplegar helicópteros, lanchas de desembarco y tropas para proyectar poder sobre tierra, así como operaciones antibuque y antisubmarinas. Los buques también podrán realizar operaciones de control marítimo.
Según los últimos informes, el lanzamiento del segundo barco de la clase es inminente.
[Imagen: Type-075-visto-pela-popa-ap%C3%B3s-o-inc...24x769.jpg]
Escriba 075 como se ve desde la popa después del incendio a bordo
[Imagen: Porta-helic%C3%B3pteros-Type-075-na-%C3%...24x646.jpg]
Porta helicóptero tipo 075 el día del lanzamiento
 
Reply
[Imagen: FTC-2000G-2.jpg]
Con su primer contrato de exportación para la entrega del avión de combate multifunción FTC-2000G a un país no revelado en el sudeste asiático, Guizhou Aviation Industry Corp puede esperar un aumento de clientes interesados, predijeron expertos de aviación el domingo.

Los informes de los medios locales pasaron el sábado a la cuenta de WeChat del desarrollador en la provincia de Guizhou, afiliada a la Corporación de la Industria de Aviación de China (AVIC), dijo que el acuerdo se firmó a fines de enero, aproximadamente 15 meses después del primer vuelo desde prueba del avión desarrollado localmente.
El proceso comercial se completó y el primer lote se entregará a principios de 2021, y se espera que la entrega finalice en dos años, según los informes.
Los informes no revelaron más detalles importantes sobre el acuerdo, como el costo o la cantidad de aviones.
"Le tomó a FTC-2000G menos de dos años obtener su primer contrato de exportación con un país particular del sudeste asiático, una velocidad sin precedentes en la historia del desarrollo de aviones de combate AVIC hechos para la exportación", dijo Wang Wenfei, presidente de la Guizhou Aviation Industry Corp, como dije.
El acuerdo muestra que el avión chino ha convencido al cliente con su rendimiento, versatilidad y eficiencia de costos en comparación con competidores como el T-50 de Corea del Sur, dijo un experto militar chino que solicitó el anonimato el domingo.
Vale la pena mencionar que COVID-19 no impidió el acuerdo, dijo al Global Times .
Oficiales militares de 16 países asiáticos y africanos visitaron la compañía Guizhou para evaluar el FTC-2000G desde su primer vuelo el 28 de septiembre de 2018 y su debut público en el Airshow China 2018 en Zhuhai, provincia de Guangdong, sur de China, en 6 de noviembre.
Si el primer contrato se desarrolla sin problemas y satisface al comprador, la reputación del producto en el mercado internacional aumentará y es probable que atraiga más oportunidades comerciales, dijo el experto.
Como un avión multiusos desarrollado independientemente, el FTC-2000G puede servir como un avión de ataque con un gran radio de combate, una fuerte capacidad de penetración y realizar misiones de combate aire-tierra como apoyo cercano, interdicción aérea y ataque profundo.
Cuando se usa como avión de combate
[Imagen: FTC-2000G-10.jpg]
 
Reply
[Imagen: FGpd.jpg]
"Dormía y soñaba que la vida era alegria, desperté y vi que la vida era servicio, serví y vi que el servicio era alegria."
Rabindranath Tagore
 
Reply
Modificaciones en los fusiles de asalto G3 del Ejército turco por los altos índices de suicidios  

[Imagen: EXZmhObXQAAxW2N?format=jpg&name=small]

Un dispositivo que impide que el soldado alcance el disparador asumiendo la postura tipica de quien se suicida con un fusil permitiendo a su vez el empleo normal del mismo.
La nota completa aqui:

https://www.defensa.com/otan-y-europa/mo...os-indices





Big Grin Big Grin Big Grin
 
"Mas vale ser aguila un minuto que sapo la vida entera".
 
Reply
SpaceX lista para enviar astronautas al espacio por primera vez
Al principio, el escepticismo campeaba. Pero SpaceX, de Elon Musk, desafió las expectativas y el miércoles espera hacer historia transportando a dos astronautas de la NASA al espacio, el primer vuelo tripulado desde suelo estadounidense en nueve largos años.

El presidente Donald Trump estará entre los espectadores en el Centro Espacial Kennedy en Florida para presenciar el lanzamiento, que recibió luz verde a pesar de meses de confinamiento debido a la pandemia de coronavirus.
Al público en general, en un guiño a las restricciones impuestas por la pandemia de la COVID-19, se le ha invitado a seguir la transmisión en vivo del lanzamiento de Crew Dragon por un cohete Falcon 9 hacia la Estación Espacial Internacional (ISS).
El programa de tripulación comercial de la NASA, destinado a desarrollar naves espaciales privadas para transportar astronautas estadounidenses al espacio, comenzó bajo Barack Obama.

Pero su sucesor lo ve como un símbolo de su estrategia para reafirmar el dominio estadounidense del espacio, tanto militar, con su creación de la Fuerza Espacial, como civil.
Trump ha ordenado a la NASA que regrese a la Luna en 2024, un calendario de difícil cumplimiento pero que le ha dado un impulso a la famosa agencia espacial.
En los 22 años transcurridos desde que se lanzaron los primeros componentes de la ISS, solo las naves espaciales desarrolladas por la NASA y por la agencia espacial rusa han llevado tripulaciones hacia esa estación.

La NASA utilizó el famoso programa de transbordadores: enormes y extremadamente complejas naves aladas que llevaron a decenas de astronautas al espacio durante tres décadas.
Pero su asombroso costo -200.000 millones de dólares por 135 vuelos- y dos accidentes fatales finalmente pusieron fin al programa.
El último transbordador, Atlantis, llegó el 21 de julio de 2011.

Después, los astronautas de la NASA aprendieron ruso y viajaron a la ISS en el cohete ruso Soyuz desde Kazajstán, en una asociación que sobrevivió a las tensiones políticas entre Washington y Moscú.
Estados Unidos pretendía no obstante que se tratara de un acuerdo temporal.
La NASA había confiado a dos compañías privadas, el gigante de la aviación Boeing y la nueva empresa SpaceX, la tarea de diseñar y construir cápsulas que reemplazarían a los transbordadores.
Nueve años después, SpaceX, fundada por Musk, el empresario sudafricano que también creó PayPal y Tesla, está lista para su lanzamiento.
- "Una historia exitosa" -
A las 16H33 locales del miércoles, un cohete SpaceX Falcon 9 despegará de la plataforma de lanzamiento 39A con la cápsula Crew Dragon en su parte superior.


La NASA otorgó a SpaceX más de 3.000 millones de dólares en contratos desde 2011 para construir la nave espacial.
La cápsula estará tripulada por Robert Behnken, de 49 años, y Douglas Hurley, de 53, ambos con una larga trayectoria de viajes espaciales: Hurley pilotó Atlantis en su último viaje.
Unas 19 horas después atracarán en la ISS, donde los esperan dos rusos y un estadounidense.
El pronóstico del tiempo sigue siendo desfavorable, con una probabilidad del 60% de condiciones adversas, según los pronosticadores de Cabo Cañaveral.
La próxima ventana de lanzamiento es el sábado 30 de mayo.
La operación ha tomado cinco años más de lo planeado, pero incluso con los retrasos SpaceX ha derrotado a Boeing.
El vuelo de prueba de Boeing de su Starliner fracasó debido a serios problemas de software, y tendrá que rehacerse.
"Ha sido una verdadera historia de éxito", dijo a la AFP Scott Hubbard, exdirector del Centro Ames de la NASA en Silicon Valley, que ahora enseña en Stanford.
"Hubo un gran escepticismo", recordó Hubbard, quien conoció a Musk antes de la creación de SpaceX y también preside un panel asesor de seguridad de SpaceX.

"Los dirigentes de Lockheed, de Boeing, me podían decir en una conferencia que estos tipos de SpaceX no saben lo que hacen", dijo a la AFP.
SpaceX finalmente llegó a la cima con su cohete Falcon 9.
Desde 2012, la compañía reabastece a la ISS para la NASA, gracias a la versión de carga de la cápsula Dragon.
La misión tripulada, llamada Demo-2, es de fundamental importancia para Washington por dos razones.
La primera es romper la dependencia de la NASA respecto a Rusia. Y la segunda catalizar un mercado privado de "órbita terrestre baja" abierto a turistas y empresas.
"Visualizamos un día en el futuro en el que tengamos una docena de estaciones espaciales en órbita terrestre baja. Todas operadas por la industria comercial", dijo el jefe de la NASA, Jim Bridenstine.
Musk apunta más alto: está construyendo un enorme cohete, Starship, para circunnavegar la Luna, o incluso viajar a Marte y, en última instancia, hacer de la humanidad una "especie que habite varios planetas"


AFP
 
Reply
Sierra Nevada / Embraer, presentó el primer A-29 adquirido por Nigeria.  Cool


No me canso de ver éste avión, precioso!









[Imagen: 101220335-3495931710422059-8744147587491168256-o.jpg]
 
Reply
  


Salto de foro:


Browsing: Krody2, 2 invitado(s)